sábado, 6 de diciembre de 2008

Comunicarse

Estamos demasiado acostumbrados al ruido y a las palabras; nos parece que es necesario hablar para comunicarnos.
No creo que esté muy de acuerdo con esta idea, más bien todo lo contrario, los mejores mensajes nos llegan sin palabras y comunican más los gestos y ¡hasta los sonidos! que ese resonar continuo de frases sin sentido que nos empeñamos en repetir constantemente.
Este TANGO, donde nuestro protagonista ni ve ni habla, a mi me dice muchas cosas.
¿O no?

No hay comentarios: