miércoles, 3 de diciembre de 2008

Frío, mucho frío

Hace frío, mucho frío.
Esta es la frase que más se oye estos días.
No sé si es porque no se nos ocurre nada mejor que decir y tenemos la esperanza de que esta sensación, por otro lado nada original en el mes de Diciembre, nos ayude a romper los silencios que nuestra falta de ¿imaginación? nos produce.
Echo de menos conversaciones más interesantes, me resigno a creer que no tenemos nada que decirnos, nada que compartir con los demás, solo frío mucho frío...
Voto por retomar temas trasnochados:culturales, sí culturales; personales,sí de la persona;opinables,sí existe la opinión...
Para empezar voy a hacer un esfuerzo yo misma y a ver si algun loco me sigue.
Os dejo un buen ejemplo de conversación.¡Que os guste!

1 comentario:

maria Herrero dijo...

Me ocurre lo mismo... creo que respecto a hablar de uno mismo, de la persona, se debe a que no queremos que nadie conozca nuestro talón de aquiles, no vaya a ser que nos puedan hacer daño.. pero me pregunto.. los que nos quieren van hacernos daño?.. en mi caso prefiero pensar que no.. los que nos lo hagan con intención aprenderemos en quien no volver a confiar y sin intención a perdonar.. yo apuesto por confiar a priori..por opinar...por la comunicación