domingo, 27 de diciembre de 2009

Problemas

Buen propósito...bueno.
Porque esto de los problemas es muy subjetivo.
No creo que haya dos personas que reaccionen igual ante una misma situación y eso tiene más importancia de la que parece porque mientras unos se ahogan en vasos de agua, otros son capaces de correr hacia la montaña sin esperar a que ella se mueva de donde está.
Y es que, como mínimo, este año que se nos presenta nos traerá uno por día, es decir 365, y eso tirando por lo bajo, o sea que más nos vale buscar los medios para no caer hundidos antes de que vuelvan a tocar las campanadas.
¿Y eso cómo se hace? Pues no sé ¡ya me gustaría! pero supongo que el que está vigilante por lo menos conseguirá que no le pillen desprevenido.
Aprender a esquivarlos, a reconocerlos antes de que lleguen,a conformarse con los que tenemos sin crear ninguno más, a echárselos a la espalda sin que pesen demasiado , a ponerlos en su sitio y a darles la importancia que verdaderamente tienen.
Eso ayuda, seguro, y aunque también pienso dejar de fumar, adelgazar, desayunar mejor y cenar menos etc..mi propósito estrella del 2010 va a ser uno que me facilitará la vida si consigo que supere la cuesta de enero.
¿Que cual es? Si te lo cuento pierde el misterio y...no quiero tener problemas

jueves, 24 de diciembre de 2009

Villancicos

A mí me gustan algunos de toda la vida y otro, la verdad, nunca me dijeron gran cosa.
Que si los peces, que si dame la bota María, que si los ratones haciendo de las suyas, que si los pastores subiendo y bajando caminos ...en fín, nada que ver con el Dios que nos nace hoy, supongo.
Pero no importa demasiado, la idea es cantar, cantar y si es posible a pleno pulmón y en grupo, con familia o en familia , con pandereta o con carajillos de nuez...da igual.
Porque mientras le cantamos ayudamos al alma y nos metemos, con más fuerza, en la piel de esto que vivimos entre demasiados excesos, demasiados preparativos y demasiadas botellas de licor.
Por eso los defiendo y quiero que hoy se canten en donde nunca debieron dejar de cantarse.
Los de siempre, mejor que siempre y si se puede, alguno más.
Para el de siempre , como siempre, aunque hoy puede que con alguna alegría o pena más.
Con los de siempre,  para el de siempre o para el que nunca estuvo demasiado presente.
En mi casa, en la tuya, en la de los suegros o en la de aquel que no contaba con ellos.
Con guitarras, a capela o a ritmo de pandereta y botella de anis.
Como sea, con quien sea y donde sea pero...para Él...que le va a gustar.

martes, 22 de diciembre de 2009

Deseos

Ya sé que a veces no parecen muy sinceros...ya lo sé.
Otras uno sabe que existen, aunque ni los reciba, ni haya oportunidad de adivinarlos.
Pero están, están ahí donde nos los suponemos y quizás donde ni siquiera podemos imaginar.
Y es que puede ser que se hayan convertido en demasiado vulgares, demasiado habituales en estas fechas...puede ser.
Por eso me gusta más descubrirlos en una sonrisa, que verlos escritos en una tarjeta poco personal.
Por eso me siento más cerca de los que no hacen ruido, de los que no reclaman nuestra atención.
Por eso los encuentro en un gesto, en una mirada, en un apretón de manos.
Por eso colecciono algunos muy antiguos y recuerdo otros que ya no se repetirán.
Por eso huyo del ruido de palabras y me refugio en los pequeños detalles, en las esquinas sin luz, en los rincones oscuros.
En esos momentos donde el corazón suena más que los tambores.
En esos días, con sus noches, donde no se pronuncian palabras, donde basta con un abrazo, con saber que estamos donde y con quien vale la pena.
Porque los deseos, los buenos deseos...no tienen por qué tener palabras.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Temperatura

Miro el termómetro y me quedo igual...
Igual de fría o igual de caliente, porque estoy más pendiente de otro tipo de temperatura.
La exterior me afecta lo justo como para ponerme una capa más en mi indumentaria o para añadir nuevos troncos a la chimenea familiar pero la interior...no sé muy bien como templarla.
Hay cosas que me disparan el termostato y luego me cuesta horrores alcanzar el equilibrio ambiental.
Otras me dejan helada, me bloquean la caldera y volver a arrancarla me supone dosis extras de energía que no siempre tengo.
Las que me mantienen templada  huyen en los momentos más necesarios y a medida que pasan los años puede que sienta, al mismo tiempo, la cabeza fría y el corazón ardiendo o viceversa, que en la práctica suponen el mismo problema.
Vamos que estas olas de frío me llegan hasta en Agosto y en pleno Diciembre los sofocos me brotan  espontaneos cuando oigo y veo, depende de qué cosas y a qué personas.
Por eso necesito algún tipo de predicción metereológica para dominar estas borrascas y estas calmas que me llegan de improviso.
Para poder controlar la temperatura...cuando nadie me ve.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Felicidad y alegría

Me ha gustado hoy D Carlos...y es que lo que ha dicho, tiene mucha miga.
Todos queremos ser felices, poder decir que estamos alegres;algunos ponen algo de su parte y otros esperan que les caiga la gracia del cielo...sin esfuerzo.
Y parece que no debe ser así, que ni una cosa ni la otra, que es más bien un poco de lo último y un mucho de lo primero.
Buscarla; no pensar que simplemente nos la merecemos por nuestra cara bonita y seguir la senda acertada sin perdernos en caminillos prometedores, fáciles, que a la larga terminan alejándonos del final feliz al que todos somos llamados.
Teniendo claro que se consigue más queriendo que dejándose querer.
Disfrutando de los que tenemos, antes de tener que echarlos de menos.
Quedándonos con lo bueno que nos ocurre cada día y borrando del disco duro lo que nos haya hecho sufrir.
Pensando que no somos ni mejores ni más importantes que nadie, para poder agradecer el cariño que recibimos de los que nos quieren.
No alargando innecesariamente la lista de nuestros problemas y buscando soluciones más que culpables.
Dejando de recurrir a lo que pudo ser y confiando en aquello que será si somos capaces de dar oportunidades al mañana.
Hablando menos de la gente y más con la gente.
Poniendo Fé, con mayúsculas, en que el bien siempre vence, en que Dios no pierde batallas.
Y si estamos tristes, buscar el motivo...para poder arrancarlo del corazón.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Algo más

Pues haz algo más...
Mira tú que fácil, como si yo pudiese hacer algo más.
Algo más que llevarme las manos a la cabeza, algo más que hacerme cruces de la que nos viene encima, algo más que suspirar y tragar saliva, algo más...
No si ya me gustaría, si estoy deseándolo, si tengo las venas del cuello a punto de explotar y los ojos fuera de sus órbitas, si estoy todo el día enfadada ...
Pero en realidad mientras a mi no me pille cerca, mientras se metan con los curas, mientras mis niños estén debajo de mis alas, mientras la cosa no vaya a más, mientras...
Y es que ellos son más fuertes, ellos lo hacen mejor, ellos tienen más medios, ellos...
Y yo bastante tengo con llegar a final de mes, bastante tengo con los míos, con la familia, con los vecinos, con los compañeros , bastante tengo...
Porque en el fondo me conformo con criticar entre amigos, con echar el sapo cuando nadie me oye, con ir del brazo de los que opinan como yo, con fabricarme mi burbuja y mirar mal a los que no entran en ella.
¿Algo más?...bueno para eso están otros.

 

martes, 8 de diciembre de 2009

Olé

Por tu Sí y porque sí.
Porque no se me ocurre nada nuevo que decirte, ni nada original que no te hayan dicho.
Porque estás, has estado y estarás.
Porque sigues atenta, vigilante y presente allí donde te llaman.
Porque unes, comprendes, ayudas, apoyas y serenas.
Porque supiste asumir, entender, recoger y guardar en tu corazón.
Porque aunas en mil caras un mismo sentimiento.
Porque no fallas, no acusas, no juzgas, solo miras.
Porque eres mi madre y la suya.
Por todo ...te mereces  este gran OLÉ.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Gente SS

Gente SS.
No de la SS ¿o sí? que más da.
Gente que sonría y salude, que lo haga sin esforzarse demasiado, sin pedir demasiado a cambio y sin guardarse en los bolsillos otras intenciones.
Gente que reparta sus sonrisas y sus saludos aunque no siempre reciba la respuesta que merece.
Gente de sonrisa fácil y saludo tranquilo, sereno, de los que esperan respuesta.
Gente que se equivoca,  pero es capaz de volver a sonreir y a saludar mirando a los ojos, esperando la alegría del perdón.
Gente que sonría y salude sin que sus palabras les traicionen, sin tener que recomponer el gesto cuando ya nadie les ve, sin necesidad  de calcular la rentabilidad de su saludo, ni la importancia del que lo recibe.
Gente que saluda siempre antes y sonrie siempre a la vez.
Gente capaz de saludar a quien le ha hecho daño y de sonreir aunque no siempre esté en condiciones.
Gente así...es lo que necesitamos.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Me duele y me cuesta

¿Cómo es posible que a alguien le moleste?...
No entiendo cómo un hombre crucificado, con los brazos abiertos en señal de acogida y  al que las últimas palabras que se le escucharon fueron de perdón, levante los odios que levanta.
He tenido la suerte de que no se me impusiese nada que yo no haya querido asumir como propio, por eso me duele, y me cuesta entender, la reacción que provoca en otros la presencia de Jesús en nuestras aulas.
Me suena a rencores pasados, a posibles malas experiencias personales, a oscuros episodios no olvidados, a buenos y a malos...me suena a sucio y a rancio, a demasiado viejo y a demasiado triste.
¿Por qué nos empeñamos en juzgar continuamente  a los demás y cargar en nuestros hijos nuestra propia rabia?
¿De qué manera les damos la oportunidad de conocer, para elegir, si queremos borrar cualquier  vestigio de creencia en nuestro país?
¿Por qué destruimos nuestras raices, cómo si nos avergonzásemos de ser lo que somos?
¿Qué nos ha hecho ese Dios desde su madero?
En su nombre puede que se hayan hecho  cosas malas pero también se hicieron, se hacen y se harán otras, que han cambiado nuestras vidas para bien.
En todo caso lo que se hizo imponiendo ya se ve que no dió el resultado deseado pero ese no es el estilo del Dios de la Cruz, el suyo es el de sugerir
El crucifijo nos recuerda precisamente aquello que a veces olvidamos: que es el hombre el que ofende, que es el hombre el que se equivoca , que es el hombre el culpable del mal, que es el hombre el que hace daño, que es el hombre el que almacena rencores, que Él vino y murió para eso, para enseñarnos que Él no es así...aunque nosostros nos empeñemos en echarle la culpa de todo lo malo que nos ocurre.
Por eso me duele que lo arranquen de nuestros colegios y me cuesta reconocer que, los que creemos, no hayamos sido capaces de transmitir... nada bueno de nuestra Fé a los que nos rodean.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Y

¿Y eso qué es?...
Lo oigo por todos lados y en todos los ambientes.
Lo oigo siempre en tercera persona.En primera, refiriéndose a uno mismo...todavía no lo he oído.
Lo aplico más facilmente a las peras que a las personas y, por más vueltas que le doy, no encuentro la manera de expresar, con palabras, lo que pienso es una mera opinión personal.
Necesito ayuda porque ultimamente me enuentro con que es la respuesta fácil a cientos de problemas.
Y si un niño no aprende...es que lo es.
Y si un matrimonio se rompe...es que alguno de los cóyuges, o los dos... lo son.
Y si un amigo falla...habrá que pensar que lo es.
Y si un chaval no se esfuerza...él mismo te dirá que lo es.
Y si otro no cumple con sus obligaciones u olvida frecuentemente sus compromisos...lo es, seguro que lo es.
Y yo  sin saber si es que soy inmadura o ...me lo hago, para que me perdonen...como Luis Miguel.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Tal como eres

¿De dónde nos viene ese empeño?...no sé, sólo sé que existe.
Puede que la necesidad aparezca en la adolescencia  y que luego, no queramos o no sepamos ,prescindir de su amparo.
Quizás también sea una manera de no crece, de no tener que dar explicaciones de nuestras decisiones y de delegar en otros aquello que, de alguna manera, nos puede comprometer.
Huir del juicio propio, apoyarse en una forma de ser común a un colectivo, imitar como propias las actitudes que nos vienen marcadas,sentirnos protegidos y hasta físicamente menos vulnerables; eso es lo que proporciona el grupo.
Por eso es cada vez más dificil encontrar a personas que manifiesten sus opiniones libremente, que no se sientan obligadas a rendir cuentas a nadie ni a nada, que disientan sin miedo a ser excluidas, que sean capaces de gritar lo que otros muchos callan, que no digan digo donde ayer dijeron Diego, que simplemente hablen en primera persona y que sean capaces de dar un paso al frente, aunque no les siga nadie.
Hace falta ser muy valiente ...para vivir tal como eres.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Miénteme

Me tiene enganchada...
Creo que cambiaría alguna de mis capacidades por esa que posee él o está aprendiendo a desarrollar ella.
Es como la posibilidad de hacerse invisible o la oportunidad de oir una conversación en voz baja.
Debe resolver muchas de nuestras preguntas, algunas de nuestras intuiciones y la mayoría de nuestras dudas.
Nos ahorraría disgustos, desengaños, falsas espectativas y algún que otro quebradero de cabeza.
Por otro lado nos haría menos susceptibles, más confiados y, sobre todo, mucho más felices.
Y es que eso de que la cara es el espejo del alma sólo se lo cree nuestro amigo el Dr Cal Lightman
y cuatro más que trabajan con él, porque yo llevo más de un chasco en lo que llevo de vida.
De verdad que me lo voy a tomar como una necesidad y voy a estudiar con interés todo el manual que se despliega en esta serie.Por una vez me va a servir de algo la americanada de temporada.
Y es que no me direis que ...no es de lo más práctico.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Terrible

Me parece terrible...
Me parece terrible que haya quien piense que es superior a otro, simplemente porque es de diferente sexo o porque tiene más fuerza.
Me parece terrible que exista quien imponga su voluntad a golpe de gritos y bofetadas.
Me parece terrible que  se vigile, se coharte y hasta se esclavice a quien comparte cama y plato.
Me parece terrible el insulto, la amenaza, el miedo, la mentira, la falta de libertad y el sentimiento constante de culpa.
Me parece terrible que se oculte, que se consienta, que se pueda destruir hasta la capacidad de respuesta.
Me parece terrible...eso y otras cosas que no aparecen en ninguna campaña publicitaria.
Porque también me parece terrible el no poder educar a nuestros hijos como nosotros queremos, el tener que asumir leyes que van contra nuestros principios, el que nos obliguen a respetar sus ideas mientras ridiculizan las nuestras, el tener que pagar con nuestros impuestos los excesos de nuestros gobernantes, el soportar que nos impongan un modelo de familia, de valores y de principios  que no coinciden ,para nada, con los que fundamentan nuestras vidas.
Eso también es violencia...aunque no sea de género.

martes, 24 de noviembre de 2009

Tiempo al tiempo

Se me atraganta...no lo puedo remediar.
Esto de empezar la Navidad en Noviembre me suena más a gran almacen que a verdadera devoción cristiana.
Las bolas, el espumillón, los platos dorados y las cajas de mazapanes  deberían estar prohibidos, por lo menos, hasta que hayamos hecho la digestión de los buñuelos y hayamos cumplido con el deber filial de rezar por nuestros difuntos...me parece.
Se me atraganta esa obsesión por adelantar por vender lo que sea, aunque el tiempo no acompañe, por acumular poniendo como escusa que luego nos costará más...no estoy de acuerdo.
Nos pasamos la vida poniendo la cabeza y el bolsillo en acontecimientos a largo plazo olvidando, demasiadas veces, que el presente es lo que debería ocuparnos.
Hoy, ahora, el día que se nos va de las manos, los momentos que nunca volverán a pasar, esos instantes que no dejan huella porque nadie se ha parado a mirarlos.
Otra vez, sin dejar tiempo para respirar, otra vez ese afán por llenar la nevera, por acumular juguetes en las estanterias, por renovar las figuras del Belén, por cambiar de mantel , de vasos y hasta de bajoplatos...otra vez.
Y digo yo. ¿Para qué? ¿Para quitarnos de la cabeza que algún día no lo viviremos?...puede ser.
Por eso yo me niego a pensar en Navidad hasta que no pase la Inmaculada, o hasta que llegue Santa Lucía, que también tiene derecho a que nos fijemos en ella.
Pues eso, que para disfrutar de las Fiestas tengo que llegar sin haberme empachado y cada vez me lo ponen más dificil.
Tiempo al tiempo... y cada cosa en su momento.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Planta 33

En la planta 33 o entre las casa de un pequeño pueblo de montaña, da igual, lo importante es que siga estando.
Que siga estando o que le hayan buscado un hueco nuevo, no importa, lo esencial es que esté ahí.
Me parece una buena idea, sobre todo una idea, porque a veces parece que lo más evidente no se le ocurre a nadie, y que andamos todos como locos buscando nuevos caminos cuando tenemos tan cerca el más sencillo de todos.
Sacarle a la calle, colocarle a la vista en nuestros lugares de trabajo, en casa, en los comercios, en la playa, en todos esos sitios que componen nuestro paisaje diario; como se ha hecho siempre, como se hizo desde que a los cristianos nos permitieron salir de las catacumbas hace ya muchos siglos.
Si nuestras torres son altas, nuestro Dios también lo es y si hay sitio para alimentar el cuerpo en las plantas nobles de los edificios, es lógico que a alguien se le haya ocurrido que el alma también necesita de un lugar donde recobrar fuerzas.
Pues eso, que cunda el ejemplo, que dejemos de colgarnos un sombrero piadoso, solo los domingos a las 12 o en las procesiones de semana santa o cuando toca ocupar los primeros bancos, abandonándolo en el perchero el resto de los días.
Que forme parte de nuestro futuro para exhibirlo con orgullo allí donde nos encontremos.
Que no nos dé verguenza entrar, saludar, rezar, pedir, agradecer y hasta llorar para luchar luego con más fuerza en la batalla.
Y sobre todo, que nos dejen y ...que nos respeten...que no queremos olvidarnos de Él.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Piratas

Las comprendo, yo habría hecho lo mismo y hasta alguna cosa más.
Lo que no entiendo es que no hubiera otra solución.
Que en pleno siglo XXI siga habiendo piratas, me suena a broma de mal gusto.
Somos capaces de ir a la luna, tenemos el cielo infectado de satélites que nos vigilan, filtramos conversaciones, grabamos hasta lo ingrabable, desmenuzamos fotografías de hace un siglo y hasta somos capaces de descifrar mensajes que hizo Tutancamon hace miles de años pero...atrapar y controlar a un grupo de bucaneros...eso no.
Son como el fantasma de Bin Laden...
Eso sí, si a mí se me ocurre ir a 75Km/h donde marca 70, se enteran seguro, no se les olvida, me encuentran y me machacan subiéndome la multa cada 12 meses hasta que al final consiguen quitármelo de mi sueldo mileurista.
Pues sigo sin entenderlo;tanto ejército y tanta fragata para que los tios se paseen ante sus narices metralleta el hombro y con la sonrisa de oreja a oreja...
Que me expliquen cómo es posible que nos tengan, como nos tienen, en sus manos.
En fín, que yo también les habría pagado para que dejasen volver a los nuestros...pero que se hayan salido con la suya...eso sí que me suena a película.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Lobbies

Estoy bastante asustada, la verdad.
El caso es que hace algunos días una amiga sacó a relucir el tema de la influencia de los lobbies en el mundo en que vivimos y no me lo puedo quitar de la cabeza.
Ya me da bastante rabia el que alguien maneje mis hilos y me diga lo que debo o no hacer ,pero si agrandamos el objetivo y llegamos a la conclusión de que en realidad ni siquiera somos dueños de nuestras decisiones, pues ya...el pánico me cala los huesos.
Y yo creyendo que el panorama que me rodea se debe a cuatro tontos y un despistado pero no...parece que la cosa es mucho más complicada de entender y que, o me uno a un lobby o no tengo nada que hacer.
Vamos, que influimos sólo lo que nos dejan, muy poco en realidad, y que aunque gritemos hasta quedarnos afónicos o nos apoyamos en otros cuantos o nos quedamos más colgados que una percha.
En realidad ya lo intuía yo, pero me he dado cuenta de que ciertos lobbies son más potentes que otros y que justamente, ni me identifico con los que consiguen sus propósitos, ni me parece a mí que pueda integrarme en ninguno de los que conozco.
Y aún así no me he quedado tranquila; será porque pienso que también tiene que haber lobbies positivos, buenos, optimistas, que apoyen los valores humanos y el desarrollo integral de la persona.
Lobbies que ilusionen a la juventud, que arranquen la sonrisa a los mayores, que influyan en la moda, los espectáculos, la literatura, las leyes, hasta en lo que comemos...
Seguro que los hay pero, desgraciadamente, brillan más los que destruyen que los que construyen.
Y es que los malos deberían ser buenos y los buenos...divertidos.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Noches

No pensé que llegase nunca a ser eje de mi conversación pero, definitivamente, el cambio horario...es una puñeta.
Dudo mucho de que el motivo de tenerme desde las 6 de la tarde con la luz encendida sea, como dicen, rebajar el recibo de la luz.
No sé, me huele mal.
Más bien podría ser que así consigan introducirme en la apatía y la desgana más absoluta y caiga en el habitual letargo invernal que me impide moverme, más allá de lo estrictamente necesario.
Cuanto más pronto anochece más nos encerramos en nosotros mismos, menos pisamos la calle y con mayor seguridad dejamos de comentar nuestros males; creando así un clima de calma chicha que favorece la acción de los que manejan nuestros dineros y nuestras vidas.
En la oscuridad nos dejamos manipular más facilmente, no manifestamos nuestro descontento con tanto ruido y tendemos a refugiarnos al abrigo de los cuatro o cinco que nos resultan cercanos, en una palabra, damos menos guerra.
Mesa camilla, café calentito, mantita sobre las piernas, noches de bohemia desde bien prontito.
Y es que ya más pacíficos no podemos ser, si somos corderillos. La gente aguanta y aguanta sin asomar los dientes fuera de su guarida y los escándalos de todo tipo caducan sin llegar a enterarnos de quien va a explicar lo que ha pasado en realidad.
Que no, que no es por el gasto; que lo del cambio de hora es para que nos vayamos pronto a casa, para que salgamos lo menos posible y para que sigamos dejándoles hacer... sin hacer demasiadas preguntas.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Malas compañias

Es pegajosa, contagiosa y cada vez más común.,
Es una mala compañía, con mala prensa, pero con grandes beneficios en los tiempos que corremos.
Ni las campañas ,que desde hace siglos, se vienen haciendo contra ella; ni Moises con su decálogo, ni el refranero más antiguo, alejan de su compañía a los que han probado su poder.
Es mala amiga, pero ha rebajado su precio, por lo que los que se apuntan a usar sus artimañas tienen la seguridad de que,si les pillan, les pasará poco o nada.
Es que donde dije digo, digo Diego y todo de muy buen talante, eso sí, fundamental el buen humor, que si no, cuela menos la mentira.
Y es que de toda la vida se ha llamado así a lo que no es verdad, a lo que me invento porque no sé que decir,a todo eso que me gustaría y no pudo ser y hasta aquello que he creído oir aunque en realidad nadie lo dijo.
Y también, de toda la vida, cuando a uno lo descubren entrompado, se rectifica, se aclara, se ponen las cosas y las gentes en su sitio y se pide perdón, porque daño siempre se ha hecho.
Y eso es lo que más me indigna de todo...que ni se reconoce ningún fallo,ni se admite ninguna culpa, ni aquí nadie se arrepiente de nada, ni se devuelve la honra a nadie, ni la verdad vuelve a brillar donde la mentira puso su zarpa.
Nos hemos acostumbrado, nos parece de lo más normal y eso no puede ser porque, se pongan como se pongan...la mentira es mala compañía.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Ella es mi amiga

A ella no creo que le importe...seguro que no.
Llevamos mucho hablado y mucho también discutido...aunque también es cierto que menos de lo que a las dos nos gustaría.
No he contado los años, para qué, lo que sí sé es que, desde el día que nos conocimos hasta ahora, han pasado muchas cosas y otras muchas han cambiado, algunas a mejor y otras, por lo menos, a distinto .
Y es que hemos llevado vidas muy parecidas, hasta que los caminos han empezado a distanciarse, dando la impresión de que el suyo es muy diferente al mío; pero no creo que sea así.
Está claro que lo que nos rodea tiene diferente paisaje pero, ella y yo, nos parecemos mucho, mucho más de lo que las dos somos capaces de alcanzar a comprender.
Queremos lo mismo y hasta luchamos por idénticas ilusiones.
Lo hacemos de modos distintos, con fuerzas muy parecidas y con metas prácticamente iguales.
La diferencia está en que donde una corta y decide, la otra se mantiene, aunque sea dando tumbos; y donde parece que una ha fracasado, la otra simplemente mantiene el equilibrio como Dios le da a entender.
A una nos pesa la razón, a la otra la ilusión y, mientras hablamos de lo mismo, una tiene los sentimientos agarrotados, mientras la otra pasea sueños más allá de lo que la realidad le permite.
Ella sabe que me tendrá siempre; aunque muchas veces sólo escuche y no consiga arreglar nada.
Y yo necesito sentirme de su lado; aunque no sepa explicárselo con palabras.
Porque, a pesar de todo lo que ha llovido,...ella es mi amiga.



domingo, 8 de noviembre de 2009

Perdonadme

Me han dicho que tengo que seguir intentándolo...
No creo que sea demasiado fácil y, por otro lado, sólo espero que sea la solución.
Sería presuntuoso creer que este pequeño blog tiene interés, más allá del que a su autora le produce, pero he comprobado que hay quien me lee, aunque no me comente en la red, y empiezo a sentirme demasiado responsable de mis entradas.
Algunos días son blancas, otros algo más oscuras, muchas veces fruto de un impulso, otros de largas y no muy cuidadas reflexiones y casi siempre poco acertadas; pero no reflejan nada más que lo que soy... y eso hay que aceptarlo, aunque no se entienda ni comparta muchas veces.
Por eso no quiero que nadie me juzgue por lo que escribo, ni por lo que digo pensar, ni por lo que he contado haber hecho, principalmente porque estos post sólo muestran parte de una realidad, la mía.
Esa realidad que el teclado deja huérfana de gestos y entonaciones, dando una imagen que casi nunca se corresponde con la verdadera intención de quien escribe.
Y hay otras partes, con otros protagonistas y otras formas de ver las cosas, que no deberían molestarse cuando no coinciden con mi modo de interpretarlas, simplemente somos diferentes, lo vemos diferente y entra dentro de lo normal que sea así.
Por eso voy a seguir arriesgándome a que no se me interprete como a mí me gustaría, nunca he sido demasiado sensata, y si alguno se molesta, se enfada o hasta se lleva las manos a la cabeza...que me perdone...y luego que me lo diga...algo arreglaremos.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

El regalo más grande

Y no encuentro la manera...
Llevo días intentando explicar esta sensación que llevo dentro y no encuentro las palabras.
Ni las palabras ni los sentidos, que casi es peor, y aunque haya dado mil vueltas a los sentimientos, parece que no me enseñaron a expresarlos demasiado bien.
Sé lo que diría, hasta puede que sea capaz de decírmelo a mí misma pero cuando transformo en texto las ideas no me reconozco y me doy cuenta de que no he encontrado ni la palabra justa ni la expresión acertada.
He borrado varias veces lo que ya había publicado, he retrocedido, he avanzado para volver a retroceder, he ido y he venido sobre la misma idea y ...no he conseguido pasar de la primera línea...no encuentro la manera.
Por eso he decidido lanzarlo sin más revueltas; me da igual que suene poco a mí.
Y es que esto de que me llame maestra una niña de 8 años...es el regalo más grande que me habían hecho nunca.

lunes, 2 de noviembre de 2009

No me gusta

¿Sabes qué te digo?...que no me gusta.
Sería lógico que yo también lo hiciese, argumentos los tengo desde hace meses.
Ganas tampoco me faltan y las razones las he repasado en demasiadas ocasiones como para olvidarlas; pero no me gusta...no me parece justo.
No tienes intención de escuchar lo que te llega en demasiadas ocasiones.
Sólo respetas a quienes te dan la razón y caen al vacío aquellas opiniones que no coinciden con la tuya.
No creo que busques la igualdad, ni la verdad ; en realidad sólo persigues conseguir lo que te han dicho que debes hacer.
Pero siento que sólo eres el bufón obediente de demasiadas cabezas mal pensantes y muy bien orquestadas.
No te encuentro responsable de lo que pretendes hacer ; no eres tú la que ha ideado esta campaña cruel del hombre contra el hombre.
Te están utilizando, aunque tú te sientas protagonista, y si en algún momento llegases a dudar, piensa que se terminarán esos abrazos y esas sonrisas que ahora te rodean.
Por eso no me gusta que hayan puesto tu nombre a un feto de 12 semanas.
Porque para poder culpar a alguien es necesario pensar que es consciente de lo que está haciendo y, en tu caso, eres una pobre muñeca en manos de otros... mucho peores que tú.

viernes, 30 de octubre de 2009

No fue un error

Nunca se me habría ocurrido pensarlo de esa manera.
Es cierto que, en demasiadas ocasiones, la consecuencia de un error es inevitablemente un castigo.
También es cierto que castigos los hay de muchos tipos; incluso puede que la mayoría de ellos sean excesivos o poco acertados.
De la misma manera podríamos alegar que hay edades en las que el castigo pierde su efecto o que se convierte en un reforzador indeseado de malas conductas.
Muchas cosas se han dicho sobre el valor real de imponer o no una pena al que ha cometido un error, pero nunca había leído que alguien osara llamar castigo a un ser humano.
No he comprobado la cita ni he contrastado la noticia...me faltan ganas.
Por eso me limito a señalar la frase poco acertada, y no al personaje que ha lanzado al viento ,que si sus hijas cometen un error, no deberían recibir el castigo de tener un hijo.
Puede que quiera usted decir que el valor de una vida depende del modo y momento en que empezó su andadura ...y ahí se equivoca; aunque sea usted un personaje mundialmente aplaudido.
Ni un hijo es un castigo, ni el ser deseado o planificado añade cualidades a un ser humano, ni uno debe cargar las culpas de un error en quien no ha cometido falta alguna.
Porque lo que se ha gestado es una persona con derecho a vivir su vida...como usted y sus hijas están viviendo la suya.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Sentimientos

Nos atacan...uno nota su presencia aunque no pueda reconocerlos.
Los hay de muchos tipos y es probable que nos pase como siempre; que nos paramos en los malos y los buenos nos pasan desapercibidos.
Deberían tener el mismo grado de importancia, los unos y los otros, pero no es así, no suele ser así.
Los malos son pegajosos, engullen con voracidad, nos afilan la lengua y nos paran las meninges, abren la caja de los truenos y brillan como luces de neón.
Los buenos apenas se dejan ver, hablan bajito, son tímidos y pudorosos, huyen de exhibicionismos, tienen pánico escénico y visten colores suaves.
Podría, debería ser al contrario; tendríamos que cambiar esa tendencia que tenemos los humanos a sentir con más rapidez lo malo que lo bueno.
Puede que sea una buena terapia personal, y hasta colectiva, porque como sigamos acumulando sentimientos negativos...terminaremos cayendo enfermos.

domingo, 25 de octubre de 2009

Horas

Y tienen 60 minutos...y tienen 360 segundos.
A veces pasan rápidas, a veces no tanto.
En demasiadas ocasiones podríamos haber prescindido de ellas, mientras que en otras, han sido el eje sobre el que ha girado el resto de nuestra existencia.
Nos las dan y nos las quitan como si no tuvieran importancia, y me niego a aceptar que solo sean un avanzar o retrasar de manecillas, sin otro sentido que el de controlar el recibo de la luz.
Por eso pienso que rectificar es de sabios y ayudar es decir las cosas a la cara.
Por eso creo que es mejor equivocarse que esperar una nueva oportunidad.
Por eso me gusta que me digan lo que debo corregir sin esperar a que lo tenga que averiguar por mí misma.
Por eso prefiero preguntar las intenciones ajenas antes de hacer montañas de granos de arena.
Por eso intento controlar la gota que va a colmar el vaso y vaciar la ira sin provocar más daño que aquel que ya se ha podido hacer.
Porque me da miedo no saber aprovechar esas horas que me regalan... cuando llega el otoño.

sábado, 17 de octubre de 2009

Es una persona

Nunca he creido en la razón de la mayoría.
Tampoco pienso que la verdad tenga necesidad de ser respaldada por ningún número concreto de personas.
No es cuestión de cantidad, ni siquiera debería ser importante si éramos muchos o pocos los que hoy nos hemos echado a la calle.
Porque en este tema, aunque fuera la única, seguiría convencida de que no me equivoco.
Porque para frenar lo que estamos viviendo, sería capaz de unirme hasta con los que menos me gustan.
Porque necesito sentir que no es una cuestión opinable, ni un avance de nada, ni un derecho de nadie, ni siquiera una mala solución para un grave problema.
Porque hay cosas que solo producen más dolor y más tristeza de la que dicen aliviar.
Porque no me gusta cerrar los ojos ni esconder la cabeza debajo del ala mientras, a mi lado, se mata y se cuestiona la vida más inocente de todas.
Porque me pesa en la cabeza tanta mentira, tanta falsa igualdad, tanta soldaridad mal entendida y tanta demagogia barata.
Por eso...me da igual cuantos éramos.
No gasto mis energías en contar personas...las guardo para gritar QUE ES UNA PERSONA.

miércoles, 14 de octubre de 2009

A mi manera

No creo que sea capaz y, además, ...me encuentro cansada de soportar semejante peso.
Es verdad que se han gastado muchas horas y muchas neuronas en elaborar tan estupendas guías prácticas; pero esos manuales sobre educación de los hijos han chocado definitivamente con mis experiencias personales en este tema y he llegado a la conclusión de que me voy a encerrar conmigomisma para buscar el sentido común que he debido perder entre tanto experto y tanto estudioso de la educación.
Es posible que no haya sabido asimilar correctamente la información que me ha ido llegando; supongo que tampoco he acertado en su puesta en práctica y me habré saltado muchos pasos indispensables y muchas fórmulas magistrales que me habrían llevado al éxito seguro; es posible eso y más.
Supongo también que me he cansado de palabras como motivación, autoestima, proyecto de vida, periodo sensitivo, hábitos, conciliación...¡yo que sé! supongo.
Por eso voy a hacer caso a mis antepasados en estos lares y me limitaré a tres palabras muy poco innovadoras: esfuerzo, exigencia y presencia, estar, estar y estar...sobre todo estar.
Y es que no me siento a gusto con otras teorías y me voy dando cuenta de que algunas fallan más que una escopeta de feria; con lo cual no me atrevo a probar no vaya a ser que destroce más de lo que arregle.
¿Que me equivoco?... como siempre, pero por lo menos ahora ...decidiré a mi manera.

sábado, 10 de octubre de 2009

Nada de nada

Vale que él es presidente de la primera potencia del mundo, vale que es el negro más famoso de entre los famosos, vale que además es guapo y simpático, vale.
Pero,digo yo, ¿ no podría centrarse un poco, dejar de poner primeras piedras, solucionar una o dos cosas concretas, poner en orden a su gente y ...dejarse de grandes campañas mediáticas ?
Demasiadas fotos para tan poco resultado, mucho viaje para tan pocos acuerdos, excesivas recepciones para tan escasos avances...muchas sonrisas y demasiadas palmaditas en la espalda.
Muy buenas intenciones, unos deseos inmensos de contentar a todos, enormes dosis de marketing, toda una lista de ideales biensonantes y toda una colección de asesores de todas las etnias y colores ¿y?
Pues que se ande con cuidado que lo de "Chicago" fue solo un aviso, que las cosas no se solucionan solo con buen talante ...que torres más altas han caido y leyendas más cortas nos ha dado la historia.
A trabajar, a hacer cuentas, a poner en orden las cosas, a cambiar lo que haya que cambiar y a poner en su sitio a quien haya que poner...que se nos va pasando el tiempo sin hacer nada concreto y no solo de deseos vive el hombre.
Claro que si le han dado un Nobel por adelantado...¿quien soy yo para decirle que...todavía no ha demostrado nada de nada?

martes, 6 de octubre de 2009

El Santo de lo ordinario

Pues a mí me gusta lo ordinario, y el santo de lo ordinario.
Me cuesta, me suena a rutina, no siempre logro sacar del día a día la mejor cara pero, a pesar de todo,... encuentro más encanto en lo habitual que en lo extraordinario.
Puede que por eso valore ,cada vez más,su mensaje y todo lo que rodea sus enseñanzas.
No se trata de hacer cosas nuevas, ni de añadir más obligaciones que las que ya tenemos, ni de cambiar de costumbres, ni de retirarnos de nada ni de nadie, ni mucho menos de inventarnos otra vida ni otra identidad.
Lo mismo, lo de siempre; con los mismos y con los de siempre; en el mismo sitio y con las mismas necesidades; pero , eso sí, de otra manera.
Contando con Él de forma real, haciéndole partícipe de lo que nos rodea, cogiéndose de su mano y mirándole a los ojos, compartiendo penas y alegrías, caídas y remontadas, aciertos, errores, virtudes y defectos...pero con Él.
Eso es lo que me atrae de su forma de entender a Dios como amigo, como Aquel que pasa, como Camino bien orientado, como Forja que moldea y como Surco que araña la tierra para sacar de ella el mejor fruto.
Entiendo poco de lo que otros hacen o deberían hacer,bastante tengo con intentar hacer bien lo mío.
A mí este mensaje me ayuda, me exige y me conforta...me hace mucho bien.

domingo, 4 de octubre de 2009

Una pena

Soy la sombra de una pena, soy el eco de un dolor....¿soy la pura decepción?
Da como verguenza sonreir cuando hemos estado a punto de conseguirlo...y nos hemos quedado como estábamos...compuestos y sin juegos...una pena.
Una pena ...aunque no era yo de las que tenía la corazonada...pero es verdad que ha sido una pena.
Lo que habríamos disfrutado de aquí al 2016 entre zanjas, impuestos especiales y venga de celebraciones por las calles.
Lo bien que nos habríamos sentido trabajando como voluntarios, aportando nuestras sonrisas al paisaje y creyéndonos el centro del universo de aquí al 2016.
Hubiera sido estupendo poder enseñar al mundo que somos felices, que las cosas nos van de miedo y que aquí el que está triste es porque quiere.
Me habría encantado coleccionar fotos de nuestros políticos sonriendo, dando la mano a diestros y siniestros (algunos son verdaderamente de susto) y colgándose medallas, no deportivas,pero sí personales.
Todo habría sido precioso...pero no pudo ser...
Y ahora tengo que esperar al 2020 para sentirme otra vez tan contenta de haberme conocido...como ellos.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

No parar

Me han dicho que debo animar a muchos para que acudan a la marcha del día 17...y yo animo.
La verdad es que no soy demasiado amiga de montar saraos colectivos de ningún tipo y me cuesta horrores adherirme a cualquier masa o grupo público, más allá de las que sea imprescindible.
De echo no creo en la eficacia de estas movidas pero si me quedo en casa...me encuentro fatal.
Me da rabia ver en la tv que nos cuentan como borregos y que calculan la asistencia por el espacio físico que ocupamos...me da rabia.
También me indigna el baile de números que se produce entre los convocantes y los que están deseando que vayan cuatro...es surrealista.
Me divierte el ambiente festivo de los manifestantes, la entrega de los que inventan los slogans, las familias enteras unidas en una buena causa, la sensación de que se puede hacer algo y el aire fresco de tanta gente que apuesta por la vida...sin poner peros a nadie.
Ya ni me paro a pensar si van a tener la decencia de mirarnos a la cara ¡me da igual!.
Tampoco pienso darles la satisfacción de rendirme y resignarme a aceptar lo que me imponen ¡eso ni loca!
Puede que tenga que quitarme de encima el pesimismo y lucir mi mejor sonrisa ¡se la dedico a quienes no me escuchan!
También me tragaré las ganas de gritar que tienen las manos manchadas¡es mejor cantar un sí a la vida! y sobre todo, iré, animaré a ir y mantendré viva la idea de que no podemos parar ...

martes, 29 de septiembre de 2009

Quizás

Hay cosas que no es necesario explicar...no vale la pena.
Estoy segura de que todo el mundo las entiende, pero no se trata tanto de lo que es, como de lo que pueda complicarnos la vida.
Me explico; no hay mucha gente que piense que un feto de 12 semanas no es un ser humano; pero si ese feto está creciendo en el vientre de una niña de 16 años, si es fruto de una violación, si cuenta con varios hermanos en este mundo, si a la madre le corta su carrera profesional, si tiene más cromosomas de los debidos o su espina dorsal no se ha formado correctamente, entonces sí son muchos los que cierran los ojos a la evidencia y respaldan la decisión de terminar con su desarrollo antes de que siga provocando más problemas.
Puede que nos equivoquemos cuando nos empeñamos en mostrar cómo es el feto en cada una de sus etapas evolutivas...puede; porque son muchos los que retiran la mirada, los que no quieren ver.
Deberíamos explicar y demostrar con nuestro ejemplo, que el valor de una vida es indendiente del deseo de quien la ha concebido, que no se mide en grados de perfección, que no pertenece a ningún otro ser humano y que es en sí misma independiente.
Entiendo los miedos, las incertidumbres, hasta el pánico a traer al mundo un nuevo ser; lo entiendo todo.
Por eso pido que se cuente la verdad, que estemos dispuestos a arrimar todos el hombro, a dejar de juzgar para arremangarnos y echar una mano, para gritar que debemos ser responsables de nuestros actos, para poner de moda valores como renuncia, exigencia, esfuerzo, valentía, comprensión, solidaridad...
Y luego...cuando intenten rompernos el corazón con historias complicadas...saber dar la respuesta acertada...quizás sea ese el camino a seguir.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Un poquito

Es posible que llegue a convertirse en una adicción...es posible.
Posiblemente también es necesario gastarse en el día a día para valorar en su totalidad sus beneficios.
Tampoco creo que sea indispensable gozar de sus efectos para sobrellevar las cargas de la vida que nos ha tocado llevar.
Pero ayudan, ayudan a despejar no solo los músculos, también las neuronas.
Ayudan a asentar prioridades, a valorar lo extraordinario, a admirar las posibilidades que la vida nos da para sentirnos felices, a conocer la capacidad que tiene el hombre de disfrutar de lo que le rodea...a gozar y almacenar buenos momentos.
Cierto que el cuerpo lo agradece pero pienso que el verdadero masaje es el que coloca en su sitio los sentimientos, estira el nudo que se había formado en algunas relaciones, suaviza la piel de nuestra sensibilidad y ensancha el horizonte de lo que tenemos más cercano.
Pues sí, he pasado dos días entre burbujas y chorros de agua, me han dado un masaje dicen que para eliminar líquidos, he tomado un poco el sol, he dormido a pierna suelta y he disfrutado del silencio...del auténtico silencio...¿se puede pedir más?
Pues sí, que lo pueda volver a repetir y que el efecto me dure un poquito...solo un poquito.

martes, 22 de septiembre de 2009

Un recuerdo

Mira que es una tontería y mira que me cuesta aceptarlo.
Ya sé que ni son mías ni debería encariñarme demasiado.
Ya sé que soy un accidente en sus vidas y que muchas de ellas se olvidarán de mí dentro de muy poco.
Pero han ocupado demasiadas horas y demasiados momentos de estos dos últimos años.
Probablemente han aprendido más de lo que yo les he sabido enseñar y probablemente lo habrían hecho sin mi ayuda.
También es posible que otros lo hubieran hecho mejor y hasta admito que, en muchas ocasiones, no lo hice todo lo bien que debería.
Pero las he visto crecer, no solo por fuera,también por dentro.
He sido testigo de muchos días importantes para ellas y otros que nos han enseñado más que los que parecen señalados.
He recogido sus miedos, sus dudas, sus esfuerzos y sus decepciones...sus alegrías y su penas.
Hemos trabajado juntas, nos hemos aguantado y perdonado muchas veces...lo mejor que hemos podido.
Y ahora ...algunas ni me saludan; otras sí lo hacen ...pero no es lo mismo.
Que he pasado a ser un recuerdo de su infancia...eso seguro.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Que les vaya bonito

Me encuentro con algunos...y no me gustan.
Cierto que hay quienes escriben muy bien y argumentan sus ideas de forma brillante.
Cierto también que enganchan y se leen con interés aunque pocas veces ellos se dignan a leer lo que otros escriben...no tienen tiempo.
También creo que con su valentía al exponer ciertos temas nos abren la posibilidad de cuestionarnos nuestro modo de ver la vida y hasta nuestra forma de enfrentarnos a ella aunque muchas veces les falta tener en cuenta otros puntos de vista que no se preocupan en comprender.
Les admiro, de verdad, pero de ahí a que alimenten su ego sintiéndose imprescindibles, poseedores de la verdad absoluta o últimos abanderados de la moral verdadera...ahí sí que no.
Me parece que algunos han caído en la trampa del contador de visitantes, de la lista de seguidores, del número de comentarios de sus post etc, etc...y en ese juego no me encuentro a gusto.
No me parece sano escribir con la soberbia de que te lean, y menos aún leer con la sensación de que, el que cuelga su historia, lo hace para sentirse importante.
No me gusta esa sensación, por eso, a algunos,... les dejaré de leer...,y que les vaya bonito.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Mañana mejor

Pues sí, hay cosas que se hacen esperar pero que terminan por llegar.
¿Que si el recorrido ha sido costoso? Supongo que sí, pero tampoco vamos a exagerar, que también ha tenido su lado positivo.
Hay cosas que no se valoran hasta que no se pierden y hay algunas que nos empeñamos en pensar que dependen de nosotros, cuando en realidad no dependen de nadie.
Es necesario pasar por ellas para entender muchas cosas o simplemente para llegar a la conclusión de que tampoco es posible comprender todo lo que nos pasa.
Lo llaman abandono, yo prefiero que la palabra sea confianza...me gusta más, pero en realidad no es más que llegar a la conclusión de que se está mejor de la mano que por libre.
¿Que nos ha venido bien a todos? Sí, estoy convencida, y ahora... a no olvidar lo aprendido, que estas lecciones son duras pero siempre hay un...mañana mejor.

domingo, 13 de septiembre de 2009

De justicia

Me parece de justicia.
No es la primera vez que me emociona la letra y hasta los compases...supongo que va todo unido.
Tampoco sé cuando la oí por primera vez y por qué la he relacionado siempre con ceremonias militares; he comprobado que a muchos les pasa lo mismo.
Y acabo de descubrir que es una canción cristiana, escrita por un sacerdote muy cercano y que, como muchas otras, he entonado innumerables veces sin pensar en el autor y, lo que es peor, sin agradecerle lo mucho que me ayudan.
La muerte no es el final tiene una historia y un alma detrás de cada una de sus estrofas, Cesareo Gabaráin, y estoy decidida a dar a conocer a este hombre que nos ha dejado un legado tan importante que hasta las Fuerzas Armadas lo han incorporada a una de sus ceremonias más sentidas, haciendo de ella todo un himno de reconocimiento y admiración al héroe caído.
Gracias, D Cesareo, por decir en esta canción muchas de las cosas que siento en este momento y que ahora me doy el gustazo de cantar varias veces al día.
Le prometo que cuando entone sus melodías me acordaré de usted y...si me vuelven a decir que este hermoso himno es una marcha militar ¡saldré en su defensa!...solo faltaba.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Gritar

Estoy de la gripe A...hasta el mismísimo moño.
Ahora resulta que los niños y yo deberemos lavarnos las manos cinco veces al día durante nuestro horario escolar; si estornudan, nuestros infantes tendrán que protegerse la boca con la comisura del antebrazo, y si no lo hacen, será mi responsabilidad por no haberles explicado bien como deben comportarse ante esta pandemia mundial.Tendremos que desinfectar todo lo que se halle en su radio de acción en el caso de que tosan cara a la galería y sin un pañuelo, que también tendrá que proporcionarles la que les escribe.Si tienen fiebre se les aislará en una sala que también vigilará servidora y en clase será necesario que el profesor esterilice con alcohol al que ose tocarse la nariz y sus alrededores sin tomar las debidas precauciones....y por si fuera poco, nuestras queridas señoras de la limpieza deberán restregar pomos, mesas y demás mobiliario escolar dos veces al día.
¡Vamos anda! que no habrá cosas más importantes de las que ocuparse...
Para mí que no saben por dónde les viene el aire y han decidido mantenernos entretenidos con este tema para que no prestemos atención a otros que, esos sí, nos están matando a diario.
Pues ya os digo, que no sé yo si pasaré o no la gripe A pero de lo que estoy segura es de que todo este jaleo me está provocando una enfermedad de la que me debo limpiar en el confesionario cada vez más a menudo.
Y esque todas estas cosas.....me producen ataques de ira y me dan ganas de gritar.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Ideología de género

Pues me he quedado con mal cuerpo.
Estos días he metido cabeza en la llamada ideología de género y...todavía no me he recuperado del susto.
Parece ser que todo este tiempo me he dejado llevar de una corriente muy bien orquestada que maneja los hilos de nuestras vidas más allá de lo que nos podemos imaginar.
Ya intuía yo que no eran fruto de la casualidad este empeño de algunos de cambiar a las cosas de nombre cuando suenan demasiado fuertes y lograr de esta manera que al asesinato de niños lo llamemos interrupción voluntaria del embarazo o que apliquemos una muerte digna a quien simplemente nos estorba en nuestra sociedad de bienestar.
Tampoco atribuía mayor responsabilidad social a quienes utilizan úteros variados y probetas diferentes para procrearse o darse el gusto de tener lo que la naturaleza no les ha concedido.
El tema de las distintos modelos de familia pensaba que eran fruto de la locura de nuestro modo de relacionarnos pero de eso nada...está todo muy bien planeado.
Todo esto es consecuencia del desarrollo de esta ideología que se extiende como una mancha de aceite por todo el mundo y que ha llegado a penetrar de tal modo en nuestro día a día que ya solo hablamos de parejas, relaciones de hecho, orientación afectivo-sexual....y todo ello sin que se nos mueva un músculo de la cara.
Y todo bien organizado desde el año 1996 donde en Pekin algunas consiguieron poner los cimientos de esta guerra...y yo como una idiota sin enterarme.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Huérfanos

Un colegio de huérfanos...
Tengo una amiga que en su otra vida quiere trabajar en un colegio de huérfanos y cada día que pasa la entiendo más.
Me lo dijo hace tiempo y al principio hasta me escandalizó, pero a medida que pasan los años me voy apuntando a la idea de que los padres muchas veces estorbamos más que facilitamos.
No digo yo que no tengamos que estar pendientes de nuestros hijos, pero cada vez me encuentro más el modelo de niño al que se le disculpa todo, se le consiente todo y hasta se le anima a ser el centro de su propio reino, o un tirano de tomo y lomo, que para el caso es lo mismo.
Cuesta y mucho hacer ver a los padres que sus princesas no lo son tanto, o que la disciplina no es una asignatura del colegio, o que en casa también se debe educar, o que si se les castiga es porque no se han comportado correctamente, o que el respeto sigue formando parte de nuestro vocabulario, o que nuestros hijos suspenden no les suspenden, o que hay normas que se deben cumplir coincidan, o no tanto, con sus opiniones.
Nos hemos convertidos en sus mejores aliados contra la autoridad de los profesores y así es dificil que saquemos de ellos nada bueno.
Que los hijos duelen lo sabemos todos, pero esta generación "blandiblú" lo va a pasar muy mal como no les enseñemos a ceder, a reconocer sus errores, a admitir que no son el ombligo de ningún hemisferio y a que hay que obedecer y respetar al profesor más allá de que nos guste, o nos guste menos, lo que venga de ellos.
Pues eso...que a veces me gustaría trabajar en un colegio de huérfanos.

lunes, 31 de agosto de 2009

Me cuesta

Ya sabía yo que me iba a costar.
Puede que más que nunca, puede que más que otras veces, puede que sea por algún motivo, puede que lo haya pensado demasiado o puede que no, pero...ya sabía yo que me iba a costar.
Que el día tenía que llegar, eso es un hecho.
Que puede que aún valorando la suerte de tenerlo me cueste regresar a su encuentro; a veces ocurre.
Que podría haber sido de otra manera; pues también.
Que no siempre son los lugares, ni las cosas,ni los trabajos las que dan pereza; probablemente.
Que plantearse las preocupaciones como ocupaciones no es buen camino; eso me han dicho.
Que ahí, con ellas, en eso, está mi hoy y ahora;completamente cierto.
Que mañana empieza un nuevo curso, sí...
Uff ...me va a costar un poco.

viernes, 28 de agosto de 2009

Post

Dicen que existe,no lo sé.
Puede que yo lo llame de otra manera y puede también que lo de menos sea el nombre, puede...
Lo que sí noto es que hay algo diferente en estas vueltas y estos inicios.
¿Novedades? algunas.
¿Rutinas? también algunas.
¿Más de lo mismo? Espero que no, deseo que no e intentaré que tampoco.
Ni síndromes ni nada, lo más fácil es que sea pereza, pereza y falta de ganas, pero eso tiene remedio, supongo...
Habrá que echarle imaginación, nuevas energías, ideas novedosas, un horizonte más lejano o más cercano, depende, ilusión y optimismo.
Vale, vale...pero voy a tener que coger papel y lápiz para apuntar estos deseos y que no se me olviden pronto...que luego no me acuerdo de haberlos tenido.
¿Síndrome?No me gusta la palabra.
¿Postvacacional? No , no es eso.
Yo diría postsinhorarios, postsindiscusiones, postconquientequiere,postsinquienteincordia,postconquienmástegustaestar...posttanfeliz.
Pues eso...que quedan cuatro dias.....a disfrutarlos.
¿La canción? Para evitar el síndrome post...a ver si lo consigo.

domingo, 23 de agosto de 2009

Only

Hay momentos, lugares, horas, hasta minutos, que no se pueden explicar con palabras.
Instantes de encefalograma plano, segundos sin color y sin sonido, largas horas que parecen pequeños flashes en el tiempo, ...paz, calma, nada.
Cuesta mucho encontrarlos, algo más saborearlos, pero se recuerdan, permanecen en la memoria como si hubieran durado mucho más de lo que en realidad han permanecido.
Dejan su poso, su huella, su sombra y gracias a la cicatriz que nos producen, podremos sobrevivir a la vulgaridad que habitualmente nos rodea.
Son esas tres cabañas en ese lugar solitario al que volvemos cuando las fuerzas no dan más de sí.
Supongo que cada uno tiene su lugar, que cada edad tiene también el suyo propio y que incluso todo eso va cambiando a medida que la vida nos va dando la oportunidad de descubrir nuevos paisajes y nuevas sensaciones.
Calma, paz, sosiego...solo eso...solo eso. ¡Pero como se agradece!

martes, 11 de agosto de 2009

Para siempre


Da igual como estaba, da igual los años que tenía, da igual si había disfrutado ya de muchos y de mucho, da igual...
La vida siempre dura menos de lo que nos gustaría y las pérdidas nunca vienen bien a nadie.
Puede que el dolor lo atenúe la conciencia real de que no ha dejado de existir, de que está donde mejor le pueden cuidar y de que estos años han sido el envoltorio del verdadero regalo, que recibiremos todos,cuando se nos abra el portalón del cielo y descubramos lo que nos han preparado para siempre, para siempre...
No es un engañabobos, ni un burdo calmante espiritual, no, es lo que es , el sentido de todo esto, la razón de esforzarse durante esta mala noche en una mala posada y el motivo de la paz que sentimos los que tenemos la suerte de creer firmemente que dentro de esa caja solo queda polvo y de que lo que nos aguarda después será definitivamente mucho mejor.
Solo nos quedan, para volver a vernos, los años que tú, papá, ya conoces y aún son un misterio en mi día a día.
Por eso necesito de tu ayuda para rectificar pronto de los errores, para aprender de tus virtudes, para colocar en su sitio lo necesario y quitar importancia a lo accesorio, para conservar tus valores y preparar el camino que nos lleve a encontrarnos de nuevo en ese lugar del que dicen está hecho a nuestra medida.
Sé que ya no te cansas, ni te enfadas, ni te impacientas; por eso te pido que estés muy pendiente ¡en primera fila! y que me eches un capote cuando meta la pata, cuando equivoque el camino.
Tú sabes que somos lo que somos, tú y yo,...todo corazón, y que, a veces, el caracter nos traiciona.
Pero también sabemos perdonar, y si en algún momento no hemos estado a la altura, tú y yo, ya sé que no me lo tienes en cuenta, yo tampoco.
Pues eso, que a trabajar desde el cielo que allí no te cansas y aquí te necesitamos todos a pleno rendimiento.
Y prepara un buen lugar para mamá, tus hijos y tus nietos ¡que nos queda mucho por celebrar! y ahora sí que para...siempre.

sábado, 1 de agosto de 2009

Madrid

Me ha despedido de la mejor manera ...a lo grande.
Mira que me gusta, mira que disfruto viendo descargar las iras de la naturaleza sobre los tejados y los cristales de mi ciudad.
Sabía que la iba a dejar de lado durante unos días y ha reventado su enfado con la fuerza de quien sabe que no hay nada que opinar.
Solo unas semanas al año, poco más de unos días, los suficientes como para echarnos de menos, para añorarnos mutuamente y sentir que por más que digamos odiarnos, en el fondo, puede que muy en el fondo, existe una dependencia dificil de explicar.
Ella de mí y yo de ella, mutua, que perdura con los años y que a medida que transcurre la vida encuentra su razón en unas calles concretas, un paisaje familiar, un olor característico y unas gentes familiares.
Algunos lo notamos, y otros lo ignoran, pero sus garras atrapan, a veces con demasiada fuerza, y cuando nos preparamos para huir, aunque sea solo por un tiempo, sentimos que dejamos un lugar al que tendremos que volver, al que quizá necesitemos regresar y al que con seguridad abrazaremos con alegría cuando hayamos repuesto fuerzas.
Pues eso, que me he sentido recriminada en tus truenos y tu lluvia; y que ,aunque a veces me mates,...sin embargo te quiero.

miércoles, 29 de julio de 2009

Me ha gustado

Me ha encantado, me parece un detallazo y encuentro que tampoco cuesta tanto.
A eso lo llamo yo buen talante, buen rollito ¡que dirían los que se expresan de otra manera! y amabilidad, que aunque se nos haya olvidado, también es una palabra castellana.
Y es que parece que desayunamos leche agria y tener diferentes modos de ver las cosas no quiere decir que tengamos que perder los buenos modales.
Que lo ha hecho para hacerse la graciosa ¡no creo!.
Que su intención era sumar votos ¡hay otras maneras!
Que ya es mayorcita para esos numeritos ¡envidia!.
Que...que...que no, que simplemente se ha marcado un puntazo y que a quien le haya molestado...pues que se fastidie y aprenda...digo yo.
Porque si hay que protestar se protesta y si hay que cantar se canta.
Porque ha hecho sonreir ¡y hasta reir! a un ministro que parecía indignado.
Porque hasta los que no opinan igual tienen derecho a sentirse queridos por el contrincante.
Porque la educación y las buenas maneras son garantía de convivencia.
Porque ha sido oportuna,natural y divertida.
Y porque antes ha sabido disculparse con quien no tiene ni la mitad de gracia ni de categoría...por eso, me ha gustado.

lunes, 27 de julio de 2009

Madurar

Supongo que serán los tiempos o el ambiente o ¡yo que sé! pero cargan o cargamos sobre nuestras espaldas el peso de todo lo que acontece dentro de las repúblicas independientes de nuestras casas y...es verdad, pero...también hay otros que tienen asignado su rol en esta función y no hay manera de que, como mínimo, se aprendan su papel.
Madurar lo hacen las peras; los humanos crecemos y para conseguirlo necesitamos algo más que un buen plato de macarrones...necesitamos que nos dejen, que nos den opción de elegir y sobre todo que hagamos las cosas porque nos da la gana.
Pero...ahora los padres o nos retiramos o ¡y puede que sea peor! nos sentimos tan imprescindibles que ahogamos demasiadas iniciativas y colocamos excesivas señales en la vida de nuestros hijos.
Creemos que entre nuestras responsabilidades está la de conocer con exactitud lo que deben hacer y sentir, lo que necesariamente necesitan probar y lo que , por supuesto,en ningún momento deberían decidir.
Habrá que dejarles que hagan las cosas porque sí, porque ellos lo ven de ese modo, sin más explicación.
Cuando son pequeños que aprendan a decidir si hace frío o si les sobra el jersey, que sepan peinarse aunque no sea con raya, que escojan entre lazo o diadema y que carguen con la responsabilidad de hacerse el bocadillo que tomarán a media mañana.
Después ya llegarán opciones más arriesgadas, pero si ha habido entrenamiento en las cosas pequeñas, probablemente la libertad habrá dado sus primeros pasos y sabrán calibrar las consecuencias de sus actos sin que mamá y papá tengan que dar su visto bueno .
Porque madurar, las peras; nuestros hijos...crecen.

domingo, 26 de julio de 2009

Nacho


Hoy volvemos a soplar velas.
Nuestro chico que crece y crece y que ...por fín empieza a aparentar los años que tiene.
Hay edades que se hacen esperar y otras que se adelantan a la fecha del calendario y el protagonista cumple, o le parece que ha cumplido, mucho antes de lo que le corresponde.
Da igual, hay que vivirlos y hay que hacerlo de la manera más digna posible.
Lleva con orgullo ser de otra comunidad y es , supongo que por llevar la contraria, forofo de es equipo que ha levantado pasiones en la liga 2008-2009 pero...no te fíes Nacho, a veces la tortilla da la vuelta con demasiada facilidad.
Sorprenden a veces sus silencios, a veces sus conversaciones, a veces sus reacciones, a veces todo él, porque está empezando a conocerse y eso...lleva su tiempo y su esfuerzo...¡un trabajo nada fácil!
Y entre tanta lucha ¡un buen chaval! un buen hermano y un tío que va descubriendo la vida a golpe de alguna que otra sorpresa y algún que otro desengaño.
Aprovecha esa lealtad que muestras a tus amigos para hacerte grande y disfruta de estos momentos que, aunque para tí son a veces duros, son ya la antesala de lo que serás en el futuro.
Pues eso, otro año, pero no uno cualquiera ,uno muy esperado, ese que llevas en la cara desde hace meses y que ahora ,por fín, ...aparece en tu DNI.

jueves, 23 de julio de 2009

No tiene edad

No tiene edad y me gusta que no la tenga.
En ciertos momentos de la vida la fecha de nacimiento se convierte en una barrera y nos empeñamos en encerrarnos en compartimentos estancos donde los años limitan las posibilidades de relacionarnos.
Hasta nos inventamos formas de hablar y de vestir que excluyen de nuestro arco de influencia a quienes rebasan o no llegan a los años que marca nuestro DNI.
Y no es así, yo creo que no tiene edad y que quien es capaz de poseer tesoros de varias generaciones posee una riqueza imposible de valorar.
No somos tan distintos, más bien somos muy parecidos y con grandes posibilidades de aprender los unos de los otros ¡mucho más de lo que nos creemos!
Yo disfruto de la variedad y no consigo entender el empeño exterior en que no me comprendan o no los comprenda.Tampoco estoy de acuerdo en la idea de que no existe posibilidad de convertirla en algo duradero.
Eso sí, solo hay un caso en que no lo veo claro, más bien lo veo perjudicial...
¿Que de qué hablo ? ¿Que cual es la escepción que confirma la regla?
Eso ya...forma parte del tesoro...y tiene un nombre

martes, 21 de julio de 2009

Se lo agradezco

Me parece preocupante, puede que algo más que preocupante.
Ya no se trata de travesuras de adolescentes típicas del verano, ni siquiera de gamberradas fuera de tono y de lugar, son delitos que a su edad se convierten en losas para toda una vida.
Que chavales de trece años caigan en la agresión sin haber pasado antes por el juego y la confidencia de pandilla, me parece que tiene una explicación no demasiado complicada...la familia.
Es verdad que los poderes públicos deben garantizar nuestra seguridad, es verdad que la escuela debe enseñar a vivir en sociedad, es verdad, es verdad, pero si detrás no hay unos padres que orienten y apoyen esa labor ...todo esto cae en saco roto.
Traspasar la responsabilidad a otros no nos exhime de la nuestra y me parece que ni el juez va a controlar los programas que ven nuestros niños, ni la maestra va a contabilizar sus horas de estudio,ni la señora Cospedal va a acompañar a nuestros hijos a comprarse la ropa que usan, ni la policía va a vigilar sus salidas, ni el ministro de justicia va a ponerle los límites del respeto que debe profesar a los que viven con él.
No sé si se debe cambiar la ley del menor, pero sí sé que las cosas no se van a solucionar rebajando la edad penal a los 12 años...eso sí lo sé.
Tampoco con la famosa educación para la ciudadanía...puede que hasta estropee lo poco que se ha hecho hasta ahora.
Tenemos que cambiar los padres y luego...ya veremos si empiezan a cambiar los menores.
A mí estos hechos me han hecho pensar...y a los políticos se lo agradezco...pero no, no creo que solo sea responsabilidad suya.

sábado, 18 de julio de 2009

Juan


Es una cifra con mucha importancia...cargada de significado.
Ya le dediqué un post no hace mucho, a la persona no a la cifra, pero me ha llegado que no le parece escusa y que espera ¡que responsabilidad! lo que su madre pueda decir de él en este día.
Pues poca cosa que ya no me haya escuchado y alguna otra, que ni me ha oído ni me oirá, porque es mejor que me la quede para mí misma.
Nos ha tardado en crecer, pero parece que ya está tocando techo, y como tiene la cabeza cargada de buena semilla, solo habrá que esperar a que aparezcan los frutos y entonces ¡que tiemble el mundo! porque Juan es capaz de comerse el propio y algún que otro que necesite de su ayuda.
Colecciona amigos más que conocidos y posee el don de la simpatía y el de arrancar una sonrisa hasta en los momentos más tensos.
Yo creo que ha elegido bien, que sabrá aprovechar las oportunidades que le está dando la vida y,que allí donde esté, habrá quien pueda ver en sus ojos la nobleza de quien sabe reconocer sus errores, sabe querer a quienes tiene cerca y conoce la satisfacción de no pensar mucho en sí mismo.
Pues eso, que ya llegaron los 18, con sus más y sus menos, con sus ventajas y sus responsabilidades, con sus derechos y sus deberes, pero sobre todo...con toda la ilusión de una nueva etapa.
¡Felicidades!


viernes, 17 de julio de 2009

Si nos dejan

Me han llegado noticias de que esto de los blogs, los post, los comentarios, el contador de visitas...este nuestro mundo virtual, se puede convertir en una adicción que nos vacíe por dentro.
Es posible, puede que hasta sea verdad, y puede también que haya llegado el momento de darle un frenazo y un orden a esta fiebre internauta.
¿Que se pierde demasiado tiempo?...a veces sí.
¿Que dejamos de hacer otras cosas importantes?...supongo que es verdad.
¿Que es un cultivo excesivo del ego personal?...no digo que no.
¿Que habría que ponerse un horario y un límite?...como en casi todo.
¿Que se dicen muchas bobadas y muchas tonterías?...eso seguro.
¿Que hay cosas que no se deben mostrar en abierto?...eso también.
¿Que están mal escritos y mal redactados?...este, el mío, con toda seguridad.
¿Que....?..................
¿Y? ...pues que tendré mucho que mejorar y muchas cosas que reconducir pero ....si nos dejan...puede que hasta valga la pena seguir con esta amistad.

jueves, 16 de julio de 2009

Saludos

Hoy me han dicho de un personaje medianamente conocido "que no saluda nunca" y me ha parecido lapidario, definitivo.
Supongo que hay muchas razones para no saludar a alguien e incluso hasta se puede disculpar que, en algún momento de la vida, hayamos retirado el saludo a una persona concreta por algún motivo especial; pero "no saludar" en general y como costumbre habitual...eso sí que no.
Uno es tímido hasta cierta edad, pero superados los dieciocho, ese uno pasa a ser un mal educado o un tonto de remate, una de dos.
No me sirve ni la miopía ¡para eso están las gafas! y cualquier otra razón me escuece el entendimiento.
Tanto proclamar la Paz en el mundo, el Amor entre los pueblos, la Solidaridad entre naciones, el Espíritu conciliador y la mar de teorias variadas para luego seleccionar el saludo y medir el receptor de nuestros buenos días como si fuéramos algo especial.
Me ha decepcionado y hasta puede que me cueste creérlo.
¿Que no saluda? ...pues que hable menos y practique más.

martes, 14 de julio de 2009

Desvestidos

Me ha llegado la noticia de que algunos profesionales de la hostelería han propuesto multas para los que paseen en bañador, o sin ni siquiera eso, por lugares de uso turístico o de esparcimiento.
Pues no me estraña, aunque yo lo extendería a otros de uso más corriente y a los que ultimamente me resisto a ir, si no es muy de mañana o muy de noche ,cuando la multitud desvestida ha abandonado el lugar.
El supermercado, para empezar, debería exigir entre sus clientes unas normas mínimas de higiene.
Comprar fruta entre hombres con camiseta de tirantes o con bañadores a media pierna es para perder el sentido y si la cosa se extiende al uso de chanclas cangrejeras el tema es ya de denuncia.
Esperar en la cola de la panadería detrás de la jovencita con ¿camiseta? y ¿pantalonciiiitos? todos ellos minis, levanta en mí fundamentalmente ira y ganas de matar porque ni todas están como para despertar envidias ni me parece que sea el lugar, ni la compañía adecuada, para mostrar tanta carne.
Luego llegamos a tomar un aperitivo y nos invade el olor a coco de los muslos desnudos de los comensales de la mesa de al lado y si la suerte no nos acompaña, hasta puede que tengamos que soportar el torso peludo de algún que otro amante de la cerveza prácticamente encima del plato de aceitunas.
Por último me ocuparé de la utilización obligada de los medios de transporte público.
Por mucho que se diga aquello de que tenemos el mejor metro del mundo, en esta época del año ni el más moderno aire acondicionado, ni los fragmentos de novela pegados en los cristales , ni la mejor música como mar de fondo, son capaces de aliviar la angustia del roce constante de mi cuerpo con otros desconocidos, ni el ahogo asfixiante de tanta glándula sudorípara sin proteger , ni la visión apocalìptica de tanto escote vencido por la ley de la gravedad.
Cada cosa tiene su sitio y cada vestimenta su lugar, aunque también diría que hasta en la playa se agradece el recato y el buen vestir, que no hace falta ir desparramando las miserias propias en la sombrilla del vecino y que si de verdad hay alguno al que no le importe mostrarse en versión original, que lo deje para su casa y para los suyos, que los demás tenemos derecho... a vivir con un poco de aire.