jueves, 22 de enero de 2009

Desahogarse

Hay muchas maneras de desahogarse.
Quien más quien menos está sufriendo algún tipo de ahogo en estos momentos explendorosos de crisis mundial y la capacidad de desahogo alcanza cotas ,en algunos casos, que rozan el estilo Berlanga.
Yo, personalmente, la he tomado con todos los políticos, da igual su orientación y sus opiniones, y me despacho a gusto pensando que no hago daño a nadie porque ni me conocen ni creo que les importe mucho mi opinión ahora que no hay elecciones.
También me desahogo con los que salen en el "Hola", que no compro pero sí leo cuando cae en mis manos.Pobrecillos se llevan los más agrios de mis comentarios; aunque tampoco creo que les importe, mientras eso sirva para pagarles sus lujos.
Otros que aguantan mis desahogos son mis hijos, que soportan estoicamente frases tipo "esa camiseta es horrorosa" o "con esos pelos pareces de la kale borroa" o "dúchate que hueles a tigre" o el definitivo y habitual "esas zapatillas apestan" pero a ellos tampoco les afecta mucho, supongo, porque suelen mirarme y seguir su camino sin dar muestra de que les haya ofendido demasiado
A veces me desahoga dar una vuelta a la manzana a la hora de los baños o comprarme una chocolatina anti-régimen y comérmela tranquilamente en el coche o empezar la jornada laboral con un café en el comedor-nevera de mi colegio o reir hasta llorar las increibles historias de algunas de mis sufridas amigas-compañeras o simplemente escribir lo que se me ocurre en este blog y pensar que siempre habrá quien se encuentre un poquito ahogado y estas tonterias le puedan servir para desahogarse.
Cantar esta canción también .......me deja más tranquila

10 comentarios:

Yuria dijo...

A ver, Inés: desahogarse.... dejar de ahogarse. El que se desahoga ¿deja de ahogarse? momentáneamente. Claro, que lo importante es salvar el "pellejo" de momento.

jaja, Creo que tu reflexión filosófica (y la mía) dan para otra.

Un abrazo, superbueno conocerte.

Anónimo dijo...

deja ya de quejarte y de protestar y ponte a tirar del carro. Te veo muy protestona últimamente y muy metida en política!!!
Vota a Rosa Diez en las europeas y así te "desahogas"!!!

Marta dijo...

Yo desde luego encuentro desahogo viendo lo que escribes compartiendo, tus opiniones. Me reconforta ver que otras personas piensan de la vida cosas parecidas a lo que yo pienso...gracias.
Saber seshogarse tambien es importante y a veces no hay que hacer nada extraordinario solo descubrir en las pequeñas cosas que tenemos a nuestro alcance los placeres que nos reconcilian con el mudo.

Inés dijo...

Gracias por vuestros comentarios.
Protestona sí, me gusta, de política nada,cada vez menos, lo de Rosa Díez dejame que me lo piense...no lo tengo claro y a lo de descubrir en las cosas pequeñas la sal de la vida, a eso, me tiro como loca.

María dijo...

Estoy de acuerdo con Marta y me desahogo también con la canción.... Un besazo

Silvia dijo...

Me gustó como cuentas las cosas del día a día. Me veo reflejada en muchas. Un beso. Te seguiré leyendo.

Silvia dijo...

Me gusta como describes las cosas. Me identifico con muchas de ellas. Te iré leyendo. Un beso.

Natalia Pastor dijo...

Coincido contigo;parecemos "Mujeres al borde de un ataque de nervios",pero en versión del siglo XXI.
Yo he optado por evitar alterarme,en plan estoico y zen:respiro profundamente y cuento mentalmente hasta diez.
Así logro atemperar mi ira y mi ganas de estrangular a más de uno.
Sólo la imagen de Zapatero y su voz,hace que abandone mi nuevo espíritu budista y me entren instintos de psicokiller.

victoria luque dijo...

Yo también me he dado alguna vuelta a la manzana cuando ya no podía más... la verdad es que funciona.
Besos.

Lourdes dijo...

Dicen que desahoga mucho, dar con una raqueta encima de la cama, y pensar que le estas dando a con quien te quieres desahogar, jajaja.
Verdaderamente estamos en tiempos de desahogos, y los que nos quedan.
Armémonos de paciencia, que según dicen es la madre de la ciencia, que vendrán tiempos peores y nos hará mucha falta.
un abrazo