domingo, 25 de enero de 2009

Ilusiones

La verdad es que vistos entre la muchedumbre somos muy poquita cosa.
Lo pensaba mientras contemplaba a los miles, creo que millones de personas que acudieron a presenciar la toma de posesión del Presidente Obama.
Pero mi idea cambió cuando por la pantalla empezaron a desfilar algunos primeros planos que expresaban muchas cosas.
Una mujer negra lloraba mientras otra de piel blanca aplaudía.
Un bebé sonreía a su madre que lo abrazaba estrechándole contra su pecho colgado de una mochila.
Algunos rezaban, otros bailaban y los más escuchaban en silencio las palabras de UN SOLO HOMBRE.
Pensaba que en el fondo no eran sus palabras era la ilusión o la esperanza que representan su figura lo que hacía que la gente dejase de ser masa para convertirse en expresión de diferentes sentimientos; todos distintos pero iguales al mismo tiempo.
Me gusta saber que en la masa se puede ser uno mismo, que no es borreguismo seguir a un líder y que todos necesitamos de personas que representen nuestras ilusiones y nuestros valores, aunque muchas veces nos defrauden.
Confiar en quienes nos dirigen nos hace más libres y perder la confianza es el peor de los desengaños.
Mire estas imágenes , Sr Obama, e intente que no perdamos la confianza.

2 comentarios:

Marta dijo...

Esta bien que este hombre sea la esperanza y la ilusión de millones de personas pero tambien creo que tal vez sea imposible corresponder a tanta espectativa. Mi deseo es de que almenos lo intente con todas sus fuerzas y con todos los medios que tiene a su alcance, que son muchos, pero que no son todos los del mundo

maria jesus dijo...

Que Dios le ayude