sábado, 31 de enero de 2009

Javi

La frente de mi hijo pequeño, de Javi, recibe cada día alguna amenaza seria en forma de golpe buscado o fortuito, pero en todo caso golpe importante.
El tío aguanta y ultimamente él mismo pide "hielo, mami,hielo" para intentar pasar el susto lo más rápido posible.
La verdad es que no tarda demasiado en recuperarse pero las señales se amontonan en forma de abanico de colores y no sabemos muy bien si le quedarán secuelas de por vida.
Es un enano grande nuestro Javi.
Ahora corre por el pasillo con un balón entre las piernas y radiando su propio partido: Xavi a Villa maravilla, que tira a no me acuerdo quien y va perdiendo España....y va ganando Francia y coge España...y, papi, ya ha ganao españa 4 a 0...ya sabes..a Xavi que ha ganado una copa...del Madis contra el partido...la coge Pepe que ha metido ....gol a Casillas ...que es un poco lento....que no hay manera de pararle...que se acabó porque estoy agotaoooo.
Javi es la mezcla perfecta de la energía de toda la familia y la gracia de varias generaciones.
Lo que no sé es si tendremos fuerza y betadine suficiente para sobrellevar su infancia ¡A veces pienso que no! Menos mal que somos muchos a mal educarle y a regañarle constantemente, ¡alguno acertará! ,y gracias también a que su ángel de la guarda tiene ¡estoy segura! un Master en seguridad personal.
Copio el anuncio dehttp://pensarporlibre.blogspot.com/ y es que se les olvidó llamarme para que Javi protagonizase el spot y estoy muy dolida..........

4 comentarios:

Yuria dijo...

Simpático el pequeño Javi. Me encantaría conocerlo. Y, seguro q es experto en ensuciarse las camisetas como los niños del video.

Un beso para él.

Marta dijo...

Yo también tengo un Javi que retrasmite sus partidos igual que el tuyo. ¿Irá con el nombre?
Me encantó.

María dijo...

A mi me parece un tío grande ese pequeño saltamontes ;) un besazo

VIVIR dijo...

Javi es "pa" comerselo de arte... a mi los niños me encantan... no sabes lo que sufro cuando escucho un niño llorar.... que bonito es el querer de un hijo...

Un beso