viernes, 9 de enero de 2009

Nieve

Hoy ha nevado mucho en Madrid.
Siempre me ha dado envidia ver en las noticias esas imágenes de pueblos incomunicados,carreteras cubiertas de nieve y gente con dos vueltas de bufanda y con el gorro calado hasta las orejas.
Ha sido un día curioso,y no solo por la novedad de ver el paisaje habitual de un color diferente, sino porque he descubierto que esto de la nieve está bien muy de vez en cuando pero tampoco es tan idílico como parece.
Nervios por todas partes, un único tema de conversación, las carreteras colapsadas y miles de predicciones diferentes sobre lo que nos iba a ocurrir cuando quisiéramos salir de las confortables cuatro paredes del colegio.
En fín, que cada vez que ocurre algo extraordinario se nos disparan los malos augurios y yo personalmente me siento más agusto con la rutina,las calles despejadas y la seguridad de que voy a poder volver a mi casa, tranquilamente, sin tener que llamar a las máquinas quitanieve y a todos los servicios de rescate de la Comunidad de Madrid a la vez.
Prometo recordar el día de hoy cuando vuelvan a aperecer paisajes nevados en la tele y disfrutaré viéndolos, placidamente, desde el sofá de mi casa.



2 comentarios:

alejops dijo...

Es verdad que esto todos los días no habría quien lo soportara, pero ha sido un día precioso...

Natalia Pastor dijo...

He visto las imágenes en televisión y he sentido una envidia tremenda;Madrid estaba de cuento, como una inmensa postal navideña.
Aquí en Sevilla la última vez que nevó fue allá por los cincuenta,así que....