sábado, 10 de enero de 2009

Responsabilidad

Cómo nos cuesta reconocer los fallos,tanto que siempre encontramos a alguien cerca al que trasladar nuestros errores.
No creo que sea un problema solo de los políticos, los jefes o el adolescente que tenemos en casa...es una lacra bastante universal.
También es verdad que muchas discusiones no tendrian futuro si supiésemos responder con un sincero"tienes razón, ha sido culpa mía" y nuestro prestigio profesional subiría bastantes puntos si no quisiésemos tener siempre razón y ejercitásemos más amenudo la sana costumbre de escuchar a los demás.
Ayer oí a varias personas decir que el caos provocado por la nieve en Madrid se debía a un cúmulo de fallos del que no había responsables.
Pues no lo entiendo...si hay problema mal resuelto ,hay alguien que no lo ha hecho bien,seguro.
Lo de ayer es solo el reflejo de algo que nos ocurre con bastante frecuencia y que hace que sea muy dificil que las cosas funcionen, porque si no se asumen responsabilidades es dificil que encontremos a quien dirigir nuestras necesidades.
El popular "pio,pio que yo no he sido" me hace torcer el gesto y me anima a no pasar la patata caliente a nadie cuando se encuentre entre mis manos.
Ah! y si alguien quiere echarle la culpa de lo de ayer a Allbert Hammond, es posible que a él no le importe.

4 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Tienes toda la razón del mundo. No acabo de entender porque la gente no es (somos) conscientes de que un "lo siento" o un "ha sido culpa mía" es un mérito, no un demérito. Y en política, mucho más. El fallo es inevitable en muchas situaciones, y creo que éste es claramente uno de ellos. Fallo en cadena, sin duda. ¿Ningún responsable? Eso es más difícil de creer. No pienso que haya que lapidar a nadie por esto, pero está claro que hay cosas que se pueden mejorar, ¿no? Pues no. Mejor que se echen la culpa unos a otros, otros a unos y todos a los demás, y el problema volverá a aparecer en la próxima ocasión. Qué triste...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Lamentablemente, hay muchas personas que para escapar de culpa, tienden a buscar un culpable...
Les es más fácil escapar de la realidad, pero con el tiempo lo único que logran es dañar el crecimiento personal y quedarse sólo en el lugar de justificaciones...lo peor es que se acostumbran tanto a esto, que logran a engañarse a ellas mismas, hasta el punto de no darse cuenta.

Gracias por visitarme, me ha encantado de llegar hasta acá, te seguiré leyendo!

Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Lamentablemente,Inés,en España,los politicos no saben conjugar el verbo dimitir.
Y menos aún una individua que ya avisó que "antes partía,que doblá".