martes, 20 de enero de 2009

Tirar del mismo carro

Me duele en el alma y por eso lo quiero decir.
Llevo varios dias , meses ya, escuchando por todas partes que esta crisis no ha hecho más que empezar y que ya se cuentan por miles las familias en las que alguno de sus miembros, si no todos, están sin trabajo o se levantan cada día pensando "esto no pasa de hoy".
Por otro lado me encuentro con quien solo ofrece tiempo y paciencia para llenar la nevera o quien se escuda en que los problemas se dan en todos los paises o con el que piensa que va a ser Obama quien arregle el desaguisado de esta nuestra pequeña península del sur de Europa.
Y ante esto solo han reaccionado los miembros de Cáritas,católicos ellos, lo siento Doña Teresa, y los comedores de monjas, lo siento Doña Almudena Grandes,y las parroquias con sus voluntarios,laicos de todas las clases sociales, lo siento Doña Leyre Pajín, y las comunidades neocatecumenales, muy creyentes todos, lo siento Doña Bibiana, y las cientos y hasta miles de ONGS de inspiración cristiana que está llenando muchas neveras y muchos corazones.
Si toda esta gente,retrógada,anticuada, fascista,intolerante,reprimida,en una palabra,católica, parase de hacer lo que hacen, se nos venía encima un problemón de los que paran un pais.
Dejen de buscar soluciones de 400 euros, populistas y de efecto real nulo, y aprendan de quienes se dan sin buscar el aplauso fácil, de quienes tienen una mano derecha que no sabe lo que hace la izquierda, de quienes prefieren hacer las cosas por Dios y no por dinero y de todos aquellos que se sienten obligados a echar una mano a sus hermanos por lo que son ,no por lo que tienen y únanse a ellos en lugar de recrearse en insultos que no benefician a nadie.
En fin, si bastasen un par de canciones para que todos tirásemos del mismo carro...las cosas serían más fáciles.

3 comentarios:

María dijo...

Solo puedo decir, que estoy completamente de acuerdo. Sin los católicos de este pais, la gente que quiere ayudar de una forma desinteresada, a este pequeño pais nuestro, se le venía una encima que lo iba a notar.......

Carlos dijo...

Yo también estoy de acuerdo contigo. Los politicos muchas veces despotrican por vicio,lo peor es mucha gente de la calle que critica a la Iglesia porque desconocen el bien que hace en todo el mundo del lado de los más debiles.

Natalia Pastor dijo...

No esperes un agradecimiento de los que regurgitan su odio guerracivilista y la bilis hacia todo lo católico,hacia esa Iglesia que está asistiendo a todos esos centenares de miles de personas que no tienen nada que llevarse a la boca,que están enfermos,que no tienen un techo bajo el que cobijarse,que pasan frio y necesidad.