martes, 10 de febrero de 2009

Ejemplo

Hoy he estado con alguien que ha cambiado de trabajo hace poco y comparaba lo que hemos vivido juntas con lo que ahora le toca vivir.
Me decía que le está costando y que echa de menos muchas cosas, aunque comprende que ha salido ganando en otras que ve y supongo algunas que no es capaz de valorar pero que por lo que me contaba le hacen mucho bien.
Me hablaba de dos personas con un mismo cargo pero con dos maneras muy diferentes de ejercerlo.
Una lo hace con cercanía, desde la igualdad, estando en todo pero sin hacerse notar, disponible y dispuesta a escuchar, adelantándose a las necesidades pero exigiendo repuestas y soluciones, dejando el protagonismo para los demás y manteniéndose siempre en un discreto segundo lugar.
De la otra me hablaban con cariño pero con un cierto sentimiento de sumisión, resaltando su valía pero desde la sensación de que no le gusta que se note la de los demás, reconociéndole sus virtudes aunque siempre con la duda de si serán sinceras sus palabras, y aceptando todo lo que ha hecho por quienes trabajan con ella pero con la pena de que no se deja conocer del todo.
Me ha gustado oirla y comprobar que no da igual.
Que lo que hacemos y decimos ayuda o entorpece en el camino, y de que un buen ejemplo... pueden ser una bendita luz en el día a día.

4 comentarios:

mhc dijo...

Si, es un lujo trabajar con alguien como la primera persona que describes.
Su ejemplo de calidad humana junto a la profesional, estimula a seguir por ese camino a los demás. He tenido esa experiencia y me alegro de haber tenido ese motivo de estar allí, esa coincidencia...
Un beso

Yuria dijo...

hola Inés. Me gusta mucho esta entrada. Cómo cambia el modo de afrontar el trabajo de unas personas a otras, y cómo influye el ejemplo, nuestro o de otros, para los demás.
Es fundamental el clima de trabajo y sentirse bien en él.
Se te ve hiperjoven en la foto (al verte me han dado ganas de poner una mía también...)

Y, Maná me gusta, sobre todo está canción, así que, todo completo.

Un beso.

andrea dijo...

Un bonito ejemplo y es bueno que haya compañerismo. Se pueden ver muchos factores importantes para lo que es relaciones humanas y personal.

Gracias Inés, por enviarme a tu Amiga. Me ha gustado mucho su blog también. Gracias!

Que bueno que cambiaste el formulario para comentarios, tengo problemas con el otro y con este es mejor!

Besos.

Inés dijo...

es un lujazo María, me gusta que lo sientas así.
Yuria, gracias por los piropos, la verdades que el fotográfo es bueno y en verano con el mornito gano...de todos modos soy joven ¡Que te creias?Un beso
Andrea,te comparto amiga, te gustará.