jueves, 19 de febrero de 2009

Álvaro


Hoy es un día divertido y especial para Álvaro.
No sé muy bien quien le metió en la cabeza que hoy era su Beato, que no su Santo y todos nos hemos montado un novelón alrededor de este día.
El hecho real es que es el único de mis hijos que tiene la oportunidad real de estrenar el santoral con su nombre y puede que esto le llene de responsabilidad.
Sería el primer santo del santoral con tres remolinos, una brecha de 21 puntos en la frente por un golpe contra un urinario, jugador zurdo de balonmano y contador convulsivo de chistes más bien malos.
Hasta aquí llegan sus 12 años, pero estamos solo empezando, que la vida nos puede dar muchas sorpresas hasta que algún Papa decida elevarle a los altares.
Tendrá que mantener la sonrisa que tiene ahora cuando las cosas se le tuerzan; también deberá hacerse el despistado, como ahora, cuando en su camino aparezca quien no le quiera bien;le pedirán que renuncie a algunos valores importantes que va aprendiendo en el colegio y en su casa pero él sacará de los bolsillos lo que ha recibido y sabrá elegir el buen camino; puede que se equivoque pero tendrá la fuerza de rectificar que para eso se fija tanto en lo que hacen sus hermanos, para aprender ¡supongo!;tendrá que pasar la adolescencia con sus problemas y sus dificultades y puede que hasta vuelva a sacar ese genio horroroso que tenía de pequeño y que se borró, de golpe, cuando cumplió los 6 años.
Pero si tiene como meta un ideal tan alto como el de subir a los altares seguro que se esforzará cada día por ser mejor y eso es lo que vale.
Supongo que no va a ser fácil que supere en fama al beato de Córdoba aunque......¿por qué no un San Álvaro de Madrid?

7 comentarios:

blumun dijo...

¿Porque no?. Me recuerda a mi tu hijo, creo que quería ser santa je je je
Y ¿sabes que te digo?, que quizá lo seamos:)
Besos.

¿Mañana más? dijo...

Pues Inés, hay muchos santos anónimos, en nuestro día a día. No hace falta que se lo reconozcan. Yo creo que lo importante es que siga en esa línea tan buena en la que está.

un saludo.

eligelavida dijo...

¿Y por qué no? Eso sí que es una meta. Felicidades por tu santo, Álvaro.

Natalia Pastor dijo...

Nunca se sabe.
Pero como dice "Mañana,más",hay muchos santos anónimos que son dignos de elogio y que no necesitan reconocimientos,por que su esfuerzo,dedicación,trabajo,y respeto a los principios morales y éticos,amor a la familia y entrega a los demás,los acercan cada día a Dios.
Con una familía y una madre como tu,Inés,lo tiene más fácil.

María dijo...

Me gusta mucho este post. Felicidades a mi amigo Alvaro y que continúe en esa línea que ha iniciado!!! Un beso

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Es una delicia leerte...
buen fin de semana, guapa

Inés dijo...

Por supuesto que hay mucho santo anónimo y también es verdad que no hace falta reconocimiento oficial para que reconozcamos que lo hayan sido.
De todos modos a mí y a él nos hace ilusión que haya uno de la familia en los altares y sobre todo que sea una meta en su vida pues, la verdad,...me gusta.
Un beso a todos y, como dice Mª Ángeles, es una delicia leeros.Un beso