martes, 24 de febrero de 2009

No puedo

Me gusta, la verdad es que me gusta mucho.
Hoy una amiga ha colgado en su blog http://desdemiventanadelbronx.blogspot.com/
una canción de él y he disfrutado escuchándole y viéndole.
Me gusta su saber hacer de lo vulgar poesía y esa manera simple de decir las verdades.
Me despierta el instinto rebelde y contestatario de mi adolescencia y hasta consigue sacarme una sonrisa con alguna de sus letras.
Me divierte ese provocar de su forma de moverse y esa ternura en la mirada rota y la voz seca.
No sé que tiene que levanta en mí un instinto protector y perdonador que no corresponde con su forma de actuar, ni muchas veces, de ver la vida, pero que me enamora.
Supongo que es mejor quedarme con esa imagen de escenario, seguro que fuera me defraudaría; pero en su papel y con su sombrero, me gusta y me mantiene la mirada atenta y los oídos alegres.
¡Que tontería!..........y es que no puedo, ni debo, enamorarme de él.

4 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Como persona me cae como una patada en los riñones, pero para mí es un grandísimo poeta; sus letras son para descubrirse.
Un besote

María dijo...

Inés, me ha encantado tu comentario. A mi también me enamora esa cara de truhán, con esa voz y esa capacidad de transformar lo cotidiano en poético, su forma transgresora de cantar verdades que muchos pensamos y no todos decimos, por eso nos enamora, por su rebeldía y su ser libre en el escenario.
En la vida real, nos gusta tener a alguien al lado mas comprometido con nosotras, menos bohemio y mas fiel.... pero en el escenario, todo se le perdona... un beso

Natalia Pastor dijo...

Como cantautor hubo una época en que me gustó:como poeta me parece penoso, y sus sonetos son de quinceañero con acné:y como individuo me parece deleznable,amoral y un progre al uso con doble moral,farsante e impostor.
Como decía Tom Wolfe,un "marxista rococó".

Inés dijo...

Creo que somos muchos a los que nos gusta, más o menos, como cantautor aunque como persona no nos gustaría tenerle cerca.Lo siento por él;en mi caso prefiero que me quieran cerca aunque no sea divertida en un escenario.