jueves, 5 de febrero de 2009

Un niño

Hoy me contaban de un enano de tres años que trae de cabeza a las profesoras de infantil.
Es más listo que todas ellas juntas y el chaval ¡se ha dado cuenta!
Me dicen que se tira al suelo y dice que no quiere trabajar ; normal.
Que se encierra en el baño y grita que le dejen en paz; como todos cuando nos llevan la contraria.
Que coge las toallitas de la cara y limpia el suelo, las mesas, todo;no le veo el problema el chico nos ha salido limpio.
Que cuando le pegan devuelve;hombre no es tonto.
Que no para un minuto quieto; tiene tres años¿no?.
Que no duerme la siesta; no tendrá sueño.
Y para rematar que intenta salirse con la suya;como cada hijo de vecino, me parece.
Luego he preguntado que si pide perdón ¡siempre!,me han dicho.
Que si aprende normalmente o tiene algún otro problema neurológico.¡Ninguno! me han dicho.
Que si es agresivo o tiene recciones exageradas.¡No, lo normal!
Que si escucha bien , habla bien, come bien, se relaciona bien. ¡Perfectemente!¡Sin problemas!
¿Y no será que queremos que nuestros "infantes" se comporten como universitarios de 4º de carrera?
Entiendo que 30 monstruos de tres años compartiendo 7 horas y media cada día es mucha tela...y si además queremos que aprendan inglés, estén quietecitos en sus sillas trabajando,escuchen una audición de Handel con los ojos en blanco, utilicen ceras sin mancharse, coman correctamente de todo y en 30 minutos,jueguen en el patio sin hacer demasiado jaleo, se cansen cuando toca y duerman cuando se manda etc etc es muy posible que haya algún alma libre que rompa todos los esquemas y llegue a sacarnos de quicio.
Claramente la culpa es de quienes les montamos semejante horario de ejecutivo agresivo cuando deberían estar todo el día jugando y disfrutando de la vida.
Les queremos hacer mayores y ellos quieren ser como MiliKi, unos niños.
Definitivamente....Javi es un crac.

4 comentarios:

Ana dijo...

Interesante post, el otro día justo hablaba de esto con una profesional en el tema (psicóloga especializada en niños).

Es un tema que preocupa... el manejo de los adultos sobre los niños. Que quieran que sus hijos tengan una agenda completa y que aprendan todo desde que nacen, pero a dónde se ha visto?!

Después no entienden por qué tienen hijos con frustraciones, o ansiedades, o distintos malestares...

Emma dijo...

¡¡Ay..., los niños, esas pequeñas personitas que nos sacan de quicio tantas veces y tantas otras nos hacen reír.
Paciencia, mucha paciencia.

A veces no somos capaces de distribuir ni de controlar nuestro propio tiempo para buscar un poquito de felicidad, ¿y pretendemos organizar el suyo?
¡Dejémosles ser niños!, eso sí, educando en valores para que sean buenas personas.

Un saludo y un besito a Javi.

mhc dijo...

Me parto, estaba pensando si era Javi.... y hoy he visto que en efecto, es el pequeño GRAN saltamontes ;) Un beso a Javi ;)

hna josefina dijo...

¡Buenísimo!
Porque, además, todos somos distintos; y en el cole queremos que todos entren en el mismo molde.
¡Saludos!