sábado, 14 de febrero de 2009

Un Santo

No hablé jamás con él, ni le he visto nunca personalmente y ni siquiera he llegado a estar cerca de ninguno de sus colaboradores en mi vida.
Sí que he leído reflexiones que han salido de su pluma y supongo que de su alma; he visto cómo se movía en un escenario delante de grupos de gente grandes y pequeños y también cómo repondía con claridad y cariño a quienes le preguntaban.
También he leído a personas que vivieron con él; algunas lo elogian otras no tanto.
He visto debates sobre su persona y conversaciones que lo idealizan o por el contrario le atacan con rencor en algunos casos hasta comprensible.
Lo que sí sé es que es alguien que ha marcado mi manera de ver las cosas y al que tengo que agradecer, aunque solo sea eso, que me ha enseñado a ver a Dios como un amigo que está cerca y que quiere que cuente con él en mi día a día.
Me gusta sentir su espíritu, su forma de ver la vida y su alegría de sentirse hijo de Dios.
Lo demás, el envoltorio y los caramelos que están dentro ¡eso ya..! como que hacemos lo que podemos; supongo que algunos serán dulces y otros no tanto, algunos se habrán equivocado de paquete y harán daño al resto o se sentirán incómodos en ese regalo y por eso dan una imagen que no es.
No me importa, que cada uno sea responsable de lo que hace, no me siento capaz de cargar como propias con las formas de ser de otros.
Lo único que sé es que a mi este regalo me ayuda a ver las cosas más claras y que...tengo mucho que agradecer a este Santo.

3 comentarios:

eligelavida dijo...

Felicidades por este Aniversario!

Natalia Pastor dijo...

Un santo y un ejemplo de que a través del trabajo diario y la dedicación,se honra a Dios cada dia.

María dijo...

Un santo que se dedicaba a ensalzar el valor de lo pequeño, de lo cotidiano.

La vida trata de lo pequeño, casi nunca ocurren grandes cosas, en cambio es un suma y sigue de los detalles.....

Creo que a Dios le gusta eso y que se muestra en eso, en nuestras cosas pequeñas de cada día.

También creo que decía: Se útil, deja poso