miércoles, 18 de marzo de 2009

Hace años

Hace años, muchos años que no lo hago.
Era sencillo, no necesitábamos nada especial, pero lo pasábamos tan bien que ahora al recordarlo me doy cuenta de que hay cosas que se deberían volver a vivir para detenerlas en el tiempo aunque solo sea por unos segundos.
Una o dos guitarras,varias voces poco profesionales pero entregadas y muchas horas sin preocupaciones ni obligaciones que atender.
¡Cómo disfrutábamos!
Canciones sencillas, con letras arrancadas al corazón, emociones poco controladas y un espíritu juvenil que nos hacía sentirnos llenos de vida.
La memoria tiene sus secretos y a pesar del paso de los años recuerdo frases exactas, estribillos completos y hasta segundas voces de alguna de esas melodías que repetí y entoné millones de veces enlazando sonidos y fabricando amistades.
La he encontrado sin buscarla, la he disfrutado con los cinco sentidos y me ha traído a la memoria tantos buenos momentos que no he resistido la tentación de guardarla, no solo entre mis recuerdos ¡que esos ya se mantienen latentes sin mi ayuda!, sino entre este mi mundo de ahora, el de 30 años después, el de una vida impensable en mi adolescencia pero no tan diferente en el modo de sentirla.
Jhony, ella, su historia de amor, son mucho más que una canción, son toda una declaración de principios que sigo sintiendo como propios.
Hace años , muchos años que no lo hago...puede que haya llegado el momento de volver a las andadas.

5 comentarios:

Carlos dijo...

Pues si es buena idea lo de volver a las andadas, de tus palabras se desprende que lo hacías con muchisima ilusión y disfrutabas de ello..

María dijo...

Inés, esta hacía mil años que no la escuchaba, que bueno recuperarla. A ver si afinamos esas voces ahora no tan juveniles pero dispuestas a disfrutar con las mismas ganas.

¿Mañana más? dijo...

Pues a mí también me parece muy buena idea volver a las andadas... Lo mejor para prolongar la vida es exactamente ¡vivir!. Un besote y que tengáis todos buen puente.

Boo dijo...

¡Qué nostalgia al oir esa canción! hacía "siglos" que no la escuchaba...¡cuantas horas con Mocedades!

Natalia Pastor dijo...

hay canciones que están intrínsecamente unidas a nuestro periplo por la vida,y que evocamos en momentos en que recordamos pasajes de nuestra infancia o juventud,amores y desamores,alegría,lágrimas,....la vida misma.
Saludos.