jueves, 5 de marzo de 2009

Slumdog Millonaire

Hace algunas semanas descubrí una historia dentro de una historia.
A veces nos ciegan los primeros planos y hasta las primeras filas pero a mi me gusta encontrar a quienes se esconden detrás de las sombras y acercarme a esos que ocupan los últimos bancos.
La vida de algunos personajes de película no incide, aparentemente, en el desarrollo de la trama principal pero si detenemos la mirada en esos pocos minutos ganados a la cámara podremos darnos cuenta de que son ellos los verdaderos responsables del desenlace final.
Mujer, india, viuda o sin compañero conocido, madre de dos pequeños rufianes, pobre, profundamente pobre,sola,...sin más futuro que el que descubre en los ojos de sus hijos y dispuesta a darlo todo por ellos.
De esa fuerza tendrán que alimentarse aquellos que ella quiere cuando ya no esté para protegerlos y ,probablemente ,gracias a lo que les ha transmitido en esos pocos años de vida en común sacarán ese espíritu de supervivencia que les llevará al éxito.
Ni siquiera aparece en el trailer, tampoco creo que la actriz que interpreta el papel fuese invitada a los Oscar, probablemente su nombre no sale en la lista de créditos pero...¡para mí es la protagonista! Sin ella no hay historia.
Es una película y es una aventura imaginada pero como todas las películas y todas las aventuras, aunque sean imaginadas, también transmiten una lección que podemos aplicar a nuestras propias vidas.
La fuerza se hereda y se transmite y no siempre el verdadero protagonista luce ante las cámaras...eso es lo que muchas veces nos salva.

6 comentarios:

María dijo...

Inés, me encanta, está en cartelera? Un besazo

Inés dijo...

Está en cartelera y ha ganado un montón de Oscar.Te invito, me apetece un montón volver a verla.Un besazo

María dijo...

Pues venga, cuando quieras ;)

Boo dijo...

Oye, casi que me apunto,je,je.es broma pero sí tengo ganas de verla.

Natalia Pastor dijo...

Comparto,Inés,lo que dices de que todas las aventuras, aunque sean imaginadas, también transmiten una lección que podemos aplicar a nuestras propias vidas.
Lo que me pareció floja,a pesar de la lluvia de "oscars",es la película.
De todas las candidatas,me quedo con "El luchador".
Me encantó.
Y Mickey Rourke etá sublime,(por cierto,tampoco se llevó el oscar.Se lo dieron al chavista Sean Penn)

maria jesus dijo...

Estoy deseando verla, pero siempre se me fastidia, a ver este finde. Un beso