miércoles, 29 de abril de 2009

Alone

No sé si me suena a broma, lo que sí sé es que en todo caso sería, como poco, de mal gusto.
Me han contado de una persona que murió recientemente y que como la familia no se ponía de acuerdo en el lugar donde debía ser enterrado al final decidieron repartir sus restos mitad Madrid mitad Barcelona para ahorrarse discusiones que enturbiaran más el ya enrarecido ambiente familiar.
No sé si con esto del AVE han pensado que se han acortado las distancias pero puede que haya mejores maneras de hermanarse. ¡Me parece!
Vamos que es una bobada pero como que cuando llegue la resurreción de los cuerpos en mi caso prefiero no tener demasiados problemas para encontrarme y una que ya bastante lata está dando en vida tampoco necesita darla cuando llegue el momento de descansar para siempre.
Por eso ya he dicho a los míos varias cosas:
-Nada de coronas, mejor flores ¡es más alegre!
-Que recen mucho, que en los velatorios es lo que toca.
-Misa sencilla, sin homenajes y con música clásica. ¡Me parece más serio!
-Nada de esparcir nada ni de separar nada que bastantes veces me he dividido en esta vida como para seguir en lo mismo.
Pues eso, que es mejor dejarlo escrito,que luego aunque desde donde nos toque estar puede que no nos importe ni mucho ni poco, ahora da tranquilidad pensar que por lo pronto...no nos van a convertir en un chiste de mal gusto.

2 comentarios:

maria jesus dijo...

Ja, por Dios¡¡¡que ocurrencia¡¡¡ Una vez muerta, a mi me da igual lo que me hagan, eso sí, quisiera que rezaran

María dijo...

Uffffff menudo follón se han montado....

Dicen los estudiosos del tema que esas últimas voluntades ayudan a aliviar la pena de los que se quedan aquí al cumplir lo que querríamos en ese momento. Asi que gracias por contárnoslo ;)

Un besazo