miércoles, 15 de abril de 2009

Supermercado

Confieso que me gusta poco, me cansa bastante y no me sobra el tiempo para entretenerme demasiado.
Ultimamente intento hacer un esfuerzo y busco los mejores precios y hasta las ofertas de varios establecimientos para rascar céntimos al presupuesto familiar a costa de mi espalda y de alguna que otra aglomeración en la linea de cajas.
Pero lo de hoy no creo que me lo pida ni la crisis, ni mucho menos mi condición de madre de familia numerosa .
Resulta que en algunos supermercados han ideado la genialidad de rebajar costos haciendo desaparecer a las señoritas cajeras y ,de golpe y porrazo, me he encontrado buscando códigos de barra y pasando productos por un escaner ¡eso sí!, muy amable, porque cada vez que acertaba con el número repetía: "siga, gracias"
Digo yo que si esto sirviera para rebajar el precio de los productos puede que hasta hiciera un esfuerzo pero ,si además de pagar lo mismo, encima contribuyo con mi trabajo a que otros se queden sin él, pues me parece que no tiene demasiado sentido que gaste mis energías en engordar los beneficios de las cadenas de alimentación .
Vamos que puede que se me haya quedado cara de tonta leyendo precios y pasando yo misma la tarjeta de crédito por la caja registradora pero de ahí a sentirme parte del negocio ¡ni hablar!
Además, esta moda del "apáñeselas usted mismo" ha llegado a mi vida en muy mal momento, porque ni las fuerzas me acompañan, ni el volumen de mis compras es como para hacerle favores a las cadenas de supermercados, más bien al contrario, tendrían que ser ellos los que se marcarsen algún detalle conmigo, que soy cliente preferente; pues no, y además pretenden que haga el trabajo de sus cajeras...cualquier día tengo que sacar un rato para descargar los camiones y colocar los productos en los estantes.
No sé si a ellos les importará pero...a mi no me importa nada decir que con este sistema ganarán más dinero pero han perdido una buena clienta.

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Tienes toda la razón,Inés.
Por eso yo hago las compras por internet:hago mi pedido a "Hipercor",me lo traen a casa, y me ahorro el ejercer por amor a la causa de cajera,dependienta,etc,etc...
Besos.

CRIS dijo...

Yo también me pasé a la compra on-line hace tiempo...básicamente por evitar ser observada mientras una manada de niños correteaban por los pasillos, porque con el cochecito en una mano no me cabían los kilos de compra en la otra y por mi complejo de no tener ojos en el cogote ni gps mental para localizar a mi prole cuando se dispersaban.

Si vives fuera de la ciudad te recomiendo la compar on line de Mercadona, es la mejor y más barata; si no, Carrefour...donde, además, si eres de la Asociación de Familias Numerosas te hacen descuentos muy buenos.

Al final...te conquistará, te ahorrarás tiempo y pasta, porque no picotearás con los ojos y porque después de comprar, siempre puedes revisar la lista e ir quitando alguna cosilla que es más "tentación" que "necesidad"...jajaja, a mi me funciona.

Besos