miércoles, 20 de mayo de 2009

Lobos

Luego me dicen que estoy obsesionada con el tema ¡como para no estarlo!
Y es que me dan miedo, miedo escucharles y miedo oirles; que si pongo atención pienso que lo mejor sería emigrar a las montañas y arrejuntarme con los lobos, que con la mala fama que tienen, a su lado son hermanitas de la caridad.
Parece mentira que a estas alturas del siglo XXI tengamos que escuhar que eso que nos enseñan las ecografías es "solo " un ser vivo y no un ser humano; ¡vamos que no se lo creen ni ellos!
Tanto defender a las focas que se nos ha pasado por alto la necesidad de defendernos a nosotros mismos y tanto decir que hay derechos humanos irrenunciables que estamos en puertas de negar el primero de ellos.
Hablando más de lo mismo, a mí lo de comparar los permisos necesarios para operarse de pecho con los que se piden ante el deseo de abortar me parece como equiparar la depilación con la ablación ¡una barbaridad! y no me creo que un padre de familia con dos hijas diga que una ¿mujer? de 16 años puede sentirse ¿coaccionada? por la opinión de sus padres ante un tema que ¿solo? la afecta a ella.
Miente seguro, se llame Zapatero o se llame Blanco, ¡me da igual!,miente o quiere que fijándonos en los detalles olvidemos que toda la Ley huele a muerte y a destrucción.
Por eso me obsesiono y me da miedo, que como sigamos así cualquier día me sueltan que a cierta edad dejamos de ser humanos y me encuentro con que se desprenden de mí con una sonrisa en los labios y en haras de la dignidad de quienes me tengan que cuidar.
En fin, que eso de que el hombre es el peor enemigo del hombre ¡los lobos no nos llegan ni a la suela de los zapatos! uno se lo cree cuando mira la cara de algunos ... aunque sigan sonriendo.

1 comentario:

Natalia Pastor dijo...

El socialismo de Zapatero, pusilánime en tantas cosas, está demostrando una agresividad extraordinaria en las cosas más importantes de la vida: la religión, la familia, el orden social, el derecho a la vida...
Ese nihilismo suicida,es lo que subyace tras la píldora abortiva sin receta, a niñas de cualquier edad.
Es lo que late bajo ese proyecto de ley que permite a una chica de dieciseis años abortar sin el conocimiento de sus padres.
El objetivo supremo de Zapatero, hoy, en España, es aniquilar cualquier vestigio de corte tradicional. Ya sea en la educación o en la estructura familiar, en la religión o en la identidad nacional, la política del PSOE marcha expresamente orientada al exterminio de todo lo que recuerde a la sociedad «vieja», caduca, de todo lo que pueda representar un obstáculo para la sociedad «nueva».