jueves, 14 de mayo de 2009

Moncha

81 banderines, que 12 años más tarde, han pasado a ser 81 flamantes becas verdes.
81 niños de 6 años convertidos, con el paso del tiempo, en 81 inicios de hombre.
Muchas jornadas de trabajo, muchas horas compartidas, muchos minutos de amistad y muchos años conociéndose .
Las mismas caras, los mismos gestos, las mismas sonrisas, los mismos proyectos por alcanzar y las mismas ilusiones por cumplir.
Un futuro distinto e igual para todos, un mañana de vida que recorrer, un nuevo camino que descubrir y una tarea personal que construir.
Ayer les veíamos ilusionados, puede que hasta contentos, al terminar aquello que hace 12 años no sabían que iban a vivir; y las mismas paredes y los mismos padres y los mismos profesores y no siempre los mismos hermanos y ellos: tan iguales y tan distintos, tan confiados y tan...inseguros.
12 años, 81 muchachos a punto de despegar hacia lugares menos acogedores.
Preparados para demostrar que han sabido aprovechar todo lo que han ido guardando en sus mochilas y dispuestos a cambiar el mundo con la valentía que les da el saberse poseedores de unos valores capaces de transformar aquello que nuestro hoy tiene de malo.
Enhorabuena y mucha suerte en vuestra nueva andadura...¡os lo mereceis!.

3 comentarios:

misideascotidianas dijo...

Los jóvenes, siempre motivo de esperanza.
Y tu satisfacción personal de haberles llevado a buen puerto, seguro.
Enhorabuena a ti también.

Natalia Pastor dijo...

Son el futuro.
La esperanza por la que merece la pena luchar y en los cuales depositamos nuestra fe inquebrantable en que transformen nuestros sueños en realidades y construyan un país y un mundo mejor.

María dijo...

Bravo J.!!!! Felicidades a vosotros dos!! Bss