miércoles, 10 de junio de 2009

Echar de menos

Puede ser que esté pasado de moda, pero yo lo echo de menos.
Muchas veces se da por supuesto, y otras ni siquiera encontramos motivo para hacerlo, pero lo que está claro es que a lo largo del día, y no digamos de la vida, se nos presentan oportunidades a miles para vivir esta costumbre que, la mayoría de las veces, desperdiciamos, no sé si por falta de ganas o porque de verdad pensamos que no hay razones para darlas.
No se tarda excesivo tiempo, y solo se utiliza una palabra, pero cuesta cada vez más oírla.
Y yo ¡que tontería! empeñada en que salgan del corazón, convencida de que se recibe de buen grado y segura de que nunca deberían de darse por supuestas.
Ya sé que no se trata de movernos, ni creo que lo hagan muchos, esperando el reconocimiento de aquellos a los que dedican sus esfuerzos y hasta sus vidas,pero sí que soy de las que piensan que no está de más acostumbrarse a reconocer que si algo nos ha hecho pasar un buen rato o simplemente nos ha allanado el camino, es de justicia que el responsable sea felicitado.
No sé yo si esto casa demasiado con esta sociedad de derechos infinitos y deberes olvidados pero yo, personalmente...lo echo de menos.

5 comentarios:

¿Mañana más? dijo...

Pues sí, pues sí, un "gracias" sincero se agradece MUCHO. Más que nada porque te anima a seguir esforzándote todos los días. Por eso, muchas gracias por esos pedacitos de corazón que dejas en tu blog todos los días.

Gracias, Patricia.

María dijo...

Para mí ser agradecido no está pasado de moda, es lo más actual y edificante que encuentro.Creo que es un mutuo enriquecimiento, por parte del que las da y por parte del que las recibe
Un besazo

misideascotidianas dijo...

Gracias. Es una palabra alegre, entrañable y totalmente necesaria.
Gracias.Hay que inculcarsela a los chavales, al tendero, al vecino. Si la gente lo oye, incluso puede que se contagie, así que ¡gracias!
Luisa

Natalia Pastor dijo...

Ser agradecido es señal de buena cuna y educación,de respeto por los demás,de dar y recibir amor y comprensión.
Es cierto que estamos en una sociedad envilecida,pero mientras quede un justo en Sodoma,merecerá la pena.

CRIS dijo...

¡¡Muchas gracias Inés!!

Es importante tenerlo siempre presente, incluso en las ocasiones en que no nos apetece o no nos vemos capaces...es una palabra mágica que siempre te reconforta cuando la oyes...pero más cuando la dices.

Un abrazo