sábado, 20 de junio de 2009

Paz

Debe ser que estoy muy cansada o que la presión atmosférica está muy alta o que el calor hace que las defensas caigan en picado pero...he sentido ganas de llorar.
No soy de lágrima fácil y aguanto envites mayores pero ya se me ha agotado la ira cuando intento encontrar de dónde sale tanto odio.
No hay ninguna razón, ninguna, ninguna, para matar a nadie, y menos razones todavía para hacer que miles de personas piensen que algún día les puede tocar a ellos.
No existen motivos para pensar que ser o nacer en un lugar determinado da permiso para decidir sobre la vida o la muerte de quienes comparten con nosotros un pedazo de tierra.
Porque es solo eso, un pedazo de tierra; con su lengua propia, con su música concreta, con su paisaje y sus casa típicas y hasta con sus virtudes y sus defectos, pero sólo eso, ¡un trozo de tierra!
Un pequeño trozo en el mapa que es parte de una historia universal y que sirve de pretexto a algunos para desahogar su veneno en las cabezas de quienes no piensan como ellos.
Es irracional, es animal, es profundamente cruel acabar con la vida de alguien simplemente para revindicar no se sabe muy bien qué competencias y qué fronteras; no existe ese derecho a matar.
No quiero que me expliquen nada, no quiero que escupan sus palabras sobre mi gente ...sólo quiero que escuchen a todos los que queremos vivir en PAZ.

4 comentarios:

misideascotidianas dijo...

¿Vives en el Norte,Norte?
Siento mucho el atentado.
Pero si te digo la verdad, más me duele la pasividad de los buenos que la brutalidad de los malos.
Terrible matar así a una persona, pero ¿y no hacer nada para evitarlo?
Hay que acabar con el terrorismo pero no a base de condolencias sino de duras medidas que les hagan desistir de esta actitud.
Un bs
Luisa

INÉS dijo...

No vivo en el Norte pero me duelen las cosas que pasan allí.
Por otro lado no sólo es un problemas de tres provincias , creo que es de todos y por eso me producen cierta impotencia.
Que nos dejen vivir en paz ¡a todos!

Natalia Pastor dijo...

Hay momentos en que hay que dejar las buenas palabras,el soniquete de la repulsa y la union de los demócratas y pasar como dice misideascotidianas, a tomar medidas de verdad,duras y contundentes.
Unos sacudían el árbol,y otros recogían las nueces.
Qué náusea,que profundo asco y vómito me producen estos cobardes asesinos.

María dijo...

También creo como mis ideascotidianas en medidas duras, que tengan consecuencias... y que no les apetezca continuar... un besazo