domingo, 7 de junio de 2009

Votar

Pues me he acercado sin demasiadas ganas y aún menos confianza en que el paseo iba a servir para algo.
A mi estas citas siempre me habían producido interés y hasta una cierta sensación de importancia pero la ilusión ha ido perdiendo fuerza y lo de hoy se ha limitado a cumplir con un derecho que ,la verdad, no creo que sea tan decisivo para el planeta como algunos quieren pintar.
Ultimamente se me cae la cara de verguenza cuando veo a quienes se sienten mis representantes y no os puedo ni contar lo que ocurre cuando subo el volumen y pongo atención en lo que dicen...eso ya supera mi capacidad de aguante.
Se puede opinar diferente pero algunas cosas...producen risa si no fuera por la trascendencia que tienen y darían para escribir una opereta si no nos fijásemos en el cargo que ostentas semejantes personajes.
Pero he votado; para que luego no digan que la culpa del panorama la tenemos quienes más calladitos estamos ¡puede que demasiado!..y para las próximas solo una petición: limítense a explicar lo que van a hacer y dejen de llenarnos la cabeza con tonterias... que así lo único que consiguen es quitarnos las ganas de introducir la papeleta en la famosa urna.
Guarden los fantasmas del pasado y del futuro para disfrazarse en carnaval y dejen de tirarse los trastos a la cabeza mientras sus votantes continúan en el paro y con el agua al cuello.
En fin que menos mal que aún nos quedan viejas canciones de los primeros años para dar un poco de caña al espíritu rebelde porque tal como está el panorama...ni ira ni na.

3 comentarios:

¿Mañana más? dijo...

Pufff, pues yo he pasado de votar. Lo tenía bien claro desde el principio. Total, el parlamento europeo tiene pocas y menos prerrogativas. A la postre quien parte el bacalao en Europa es la Comisión y el Consejo. Bien lo saben nuestros vecinos europeos. Si España es el país con mayor índice de participación es porque somos tontos del culo y no nos hemos enterado todavía.

Lourdes dijo...

No estoy de acuerdo y creo que es importante que se vote.El Parlamento europeo es el que legisla para todos los estados miembros y nos afecta a todos, diariamente, lo que pasa es que no se informa adecuadamente ni lo sabemos. Por ejemplo, el famoso tema de la jornada laboral de 65 horas del que tanto se ha hablado lo están tratando allí. La función de la Comisión es más de supervisión del cumplimiento por parte de los estados miembros de la normativa comunitaria, imponiendo sanciones en caso de incumplimiento (por cierto, bastante común en el caso de España). Lo siento, es deformación profesional ;-)

alfonso sanz dijo...

En esta sociedad tan mal diseñada, en que el individuo se ve constantemente tratado en masa, yo voto aunque sea para elegir el color del coche de la policía.