miércoles, 29 de julio de 2009

Me ha gustado

Me ha encantado, me parece un detallazo y encuentro que tampoco cuesta tanto.
A eso lo llamo yo buen talante, buen rollito ¡que dirían los que se expresan de otra manera! y amabilidad, que aunque se nos haya olvidado, también es una palabra castellana.
Y es que parece que desayunamos leche agria y tener diferentes modos de ver las cosas no quiere decir que tengamos que perder los buenos modales.
Que lo ha hecho para hacerse la graciosa ¡no creo!.
Que su intención era sumar votos ¡hay otras maneras!
Que ya es mayorcita para esos numeritos ¡envidia!.
Que...que...que no, que simplemente se ha marcado un puntazo y que a quien le haya molestado...pues que se fastidie y aprenda...digo yo.
Porque si hay que protestar se protesta y si hay que cantar se canta.
Porque ha hecho sonreir ¡y hasta reir! a un ministro que parecía indignado.
Porque hasta los que no opinan igual tienen derecho a sentirse queridos por el contrincante.
Porque la educación y las buenas maneras son garantía de convivencia.
Porque ha sido oportuna,natural y divertida.
Y porque antes ha sabido disculparse con quien no tiene ni la mitad de gracia ni de categoría...por eso, me ha gustado.

lunes, 27 de julio de 2009

Madurar

Supongo que serán los tiempos o el ambiente o ¡yo que sé! pero cargan o cargamos sobre nuestras espaldas el peso de todo lo que acontece dentro de las repúblicas independientes de nuestras casas y...es verdad, pero...también hay otros que tienen asignado su rol en esta función y no hay manera de que, como mínimo, se aprendan su papel.
Madurar lo hacen las peras; los humanos crecemos y para conseguirlo necesitamos algo más que un buen plato de macarrones...necesitamos que nos dejen, que nos den opción de elegir y sobre todo que hagamos las cosas porque nos da la gana.
Pero...ahora los padres o nos retiramos o ¡y puede que sea peor! nos sentimos tan imprescindibles que ahogamos demasiadas iniciativas y colocamos excesivas señales en la vida de nuestros hijos.
Creemos que entre nuestras responsabilidades está la de conocer con exactitud lo que deben hacer y sentir, lo que necesariamente necesitan probar y lo que , por supuesto,en ningún momento deberían decidir.
Habrá que dejarles que hagan las cosas porque sí, porque ellos lo ven de ese modo, sin más explicación.
Cuando son pequeños que aprendan a decidir si hace frío o si les sobra el jersey, que sepan peinarse aunque no sea con raya, que escojan entre lazo o diadema y que carguen con la responsabilidad de hacerse el bocadillo que tomarán a media mañana.
Después ya llegarán opciones más arriesgadas, pero si ha habido entrenamiento en las cosas pequeñas, probablemente la libertad habrá dado sus primeros pasos y sabrán calibrar las consecuencias de sus actos sin que mamá y papá tengan que dar su visto bueno .
Porque madurar, las peras; nuestros hijos...crecen.

domingo, 26 de julio de 2009

Nacho


Hoy volvemos a soplar velas.
Nuestro chico que crece y crece y que ...por fín empieza a aparentar los años que tiene.
Hay edades que se hacen esperar y otras que se adelantan a la fecha del calendario y el protagonista cumple, o le parece que ha cumplido, mucho antes de lo que le corresponde.
Da igual, hay que vivirlos y hay que hacerlo de la manera más digna posible.
Lleva con orgullo ser de otra comunidad y es , supongo que por llevar la contraria, forofo de es equipo que ha levantado pasiones en la liga 2008-2009 pero...no te fíes Nacho, a veces la tortilla da la vuelta con demasiada facilidad.
Sorprenden a veces sus silencios, a veces sus conversaciones, a veces sus reacciones, a veces todo él, porque está empezando a conocerse y eso...lleva su tiempo y su esfuerzo...¡un trabajo nada fácil!
Y entre tanta lucha ¡un buen chaval! un buen hermano y un tío que va descubriendo la vida a golpe de alguna que otra sorpresa y algún que otro desengaño.
Aprovecha esa lealtad que muestras a tus amigos para hacerte grande y disfruta de estos momentos que, aunque para tí son a veces duros, son ya la antesala de lo que serás en el futuro.
Pues eso, otro año, pero no uno cualquiera ,uno muy esperado, ese que llevas en la cara desde hace meses y que ahora ,por fín, ...aparece en tu DNI.

jueves, 23 de julio de 2009

No tiene edad

No tiene edad y me gusta que no la tenga.
En ciertos momentos de la vida la fecha de nacimiento se convierte en una barrera y nos empeñamos en encerrarnos en compartimentos estancos donde los años limitan las posibilidades de relacionarnos.
Hasta nos inventamos formas de hablar y de vestir que excluyen de nuestro arco de influencia a quienes rebasan o no llegan a los años que marca nuestro DNI.
Y no es así, yo creo que no tiene edad y que quien es capaz de poseer tesoros de varias generaciones posee una riqueza imposible de valorar.
No somos tan distintos, más bien somos muy parecidos y con grandes posibilidades de aprender los unos de los otros ¡mucho más de lo que nos creemos!
Yo disfruto de la variedad y no consigo entender el empeño exterior en que no me comprendan o no los comprenda.Tampoco estoy de acuerdo en la idea de que no existe posibilidad de convertirla en algo duradero.
Eso sí, solo hay un caso en que no lo veo claro, más bien lo veo perjudicial...
¿Que de qué hablo ? ¿Que cual es la escepción que confirma la regla?
Eso ya...forma parte del tesoro...y tiene un nombre

martes, 21 de julio de 2009

Se lo agradezco

Me parece preocupante, puede que algo más que preocupante.
Ya no se trata de travesuras de adolescentes típicas del verano, ni siquiera de gamberradas fuera de tono y de lugar, son delitos que a su edad se convierten en losas para toda una vida.
Que chavales de trece años caigan en la agresión sin haber pasado antes por el juego y la confidencia de pandilla, me parece que tiene una explicación no demasiado complicada...la familia.
Es verdad que los poderes públicos deben garantizar nuestra seguridad, es verdad que la escuela debe enseñar a vivir en sociedad, es verdad, es verdad, pero si detrás no hay unos padres que orienten y apoyen esa labor ...todo esto cae en saco roto.
Traspasar la responsabilidad a otros no nos exhime de la nuestra y me parece que ni el juez va a controlar los programas que ven nuestros niños, ni la maestra va a contabilizar sus horas de estudio,ni la señora Cospedal va a acompañar a nuestros hijos a comprarse la ropa que usan, ni la policía va a vigilar sus salidas, ni el ministro de justicia va a ponerle los límites del respeto que debe profesar a los que viven con él.
No sé si se debe cambiar la ley del menor, pero sí sé que las cosas no se van a solucionar rebajando la edad penal a los 12 años...eso sí lo sé.
Tampoco con la famosa educación para la ciudadanía...puede que hasta estropee lo poco que se ha hecho hasta ahora.
Tenemos que cambiar los padres y luego...ya veremos si empiezan a cambiar los menores.
A mí estos hechos me han hecho pensar...y a los políticos se lo agradezco...pero no, no creo que solo sea responsabilidad suya.

sábado, 18 de julio de 2009

Juan


Es una cifra con mucha importancia...cargada de significado.
Ya le dediqué un post no hace mucho, a la persona no a la cifra, pero me ha llegado que no le parece escusa y que espera ¡que responsabilidad! lo que su madre pueda decir de él en este día.
Pues poca cosa que ya no me haya escuchado y alguna otra, que ni me ha oído ni me oirá, porque es mejor que me la quede para mí misma.
Nos ha tardado en crecer, pero parece que ya está tocando techo, y como tiene la cabeza cargada de buena semilla, solo habrá que esperar a que aparezcan los frutos y entonces ¡que tiemble el mundo! porque Juan es capaz de comerse el propio y algún que otro que necesite de su ayuda.
Colecciona amigos más que conocidos y posee el don de la simpatía y el de arrancar una sonrisa hasta en los momentos más tensos.
Yo creo que ha elegido bien, que sabrá aprovechar las oportunidades que le está dando la vida y,que allí donde esté, habrá quien pueda ver en sus ojos la nobleza de quien sabe reconocer sus errores, sabe querer a quienes tiene cerca y conoce la satisfacción de no pensar mucho en sí mismo.
Pues eso, que ya llegaron los 18, con sus más y sus menos, con sus ventajas y sus responsabilidades, con sus derechos y sus deberes, pero sobre todo...con toda la ilusión de una nueva etapa.
¡Felicidades!


viernes, 17 de julio de 2009

Si nos dejan

Me han llegado noticias de que esto de los blogs, los post, los comentarios, el contador de visitas...este nuestro mundo virtual, se puede convertir en una adicción que nos vacíe por dentro.
Es posible, puede que hasta sea verdad, y puede también que haya llegado el momento de darle un frenazo y un orden a esta fiebre internauta.
¿Que se pierde demasiado tiempo?...a veces sí.
¿Que dejamos de hacer otras cosas importantes?...supongo que es verdad.
¿Que es un cultivo excesivo del ego personal?...no digo que no.
¿Que habría que ponerse un horario y un límite?...como en casi todo.
¿Que se dicen muchas bobadas y muchas tonterías?...eso seguro.
¿Que hay cosas que no se deben mostrar en abierto?...eso también.
¿Que están mal escritos y mal redactados?...este, el mío, con toda seguridad.
¿Que....?..................
¿Y? ...pues que tendré mucho que mejorar y muchas cosas que reconducir pero ....si nos dejan...puede que hasta valga la pena seguir con esta amistad.

jueves, 16 de julio de 2009

Saludos

Hoy me han dicho de un personaje medianamente conocido "que no saluda nunca" y me ha parecido lapidario, definitivo.
Supongo que hay muchas razones para no saludar a alguien e incluso hasta se puede disculpar que, en algún momento de la vida, hayamos retirado el saludo a una persona concreta por algún motivo especial; pero "no saludar" en general y como costumbre habitual...eso sí que no.
Uno es tímido hasta cierta edad, pero superados los dieciocho, ese uno pasa a ser un mal educado o un tonto de remate, una de dos.
No me sirve ni la miopía ¡para eso están las gafas! y cualquier otra razón me escuece el entendimiento.
Tanto proclamar la Paz en el mundo, el Amor entre los pueblos, la Solidaridad entre naciones, el Espíritu conciliador y la mar de teorias variadas para luego seleccionar el saludo y medir el receptor de nuestros buenos días como si fuéramos algo especial.
Me ha decepcionado y hasta puede que me cueste creérlo.
¿Que no saluda? ...pues que hable menos y practique más.

martes, 14 de julio de 2009

Desvestidos

Me ha llegado la noticia de que algunos profesionales de la hostelería han propuesto multas para los que paseen en bañador, o sin ni siquiera eso, por lugares de uso turístico o de esparcimiento.
Pues no me estraña, aunque yo lo extendería a otros de uso más corriente y a los que ultimamente me resisto a ir, si no es muy de mañana o muy de noche ,cuando la multitud desvestida ha abandonado el lugar.
El supermercado, para empezar, debería exigir entre sus clientes unas normas mínimas de higiene.
Comprar fruta entre hombres con camiseta de tirantes o con bañadores a media pierna es para perder el sentido y si la cosa se extiende al uso de chanclas cangrejeras el tema es ya de denuncia.
Esperar en la cola de la panadería detrás de la jovencita con ¿camiseta? y ¿pantalonciiiitos? todos ellos minis, levanta en mí fundamentalmente ira y ganas de matar porque ni todas están como para despertar envidias ni me parece que sea el lugar, ni la compañía adecuada, para mostrar tanta carne.
Luego llegamos a tomar un aperitivo y nos invade el olor a coco de los muslos desnudos de los comensales de la mesa de al lado y si la suerte no nos acompaña, hasta puede que tengamos que soportar el torso peludo de algún que otro amante de la cerveza prácticamente encima del plato de aceitunas.
Por último me ocuparé de la utilización obligada de los medios de transporte público.
Por mucho que se diga aquello de que tenemos el mejor metro del mundo, en esta época del año ni el más moderno aire acondicionado, ni los fragmentos de novela pegados en los cristales , ni la mejor música como mar de fondo, son capaces de aliviar la angustia del roce constante de mi cuerpo con otros desconocidos, ni el ahogo asfixiante de tanta glándula sudorípara sin proteger , ni la visión apocalìptica de tanto escote vencido por la ley de la gravedad.
Cada cosa tiene su sitio y cada vestimenta su lugar, aunque también diría que hasta en la playa se agradece el recato y el buen vestir, que no hace falta ir desparramando las miserias propias en la sombrilla del vecino y que si de verdad hay alguno al que no le importe mostrarse en versión original, que lo deje para su casa y para los suyos, que los demás tenemos derecho... a vivir con un poco de aire.

lunes, 13 de julio de 2009

Fiesta

No pienso entrar en la discusión porque me faltan argumentos y me sobra sensibilidad.
Simplemente me quedé sobrecogida, me pareció algo espeluznante y sentí un enorme escalofrío, más interior que físico.
Luego la cabeza se me fue a los padres, a la novia, a los amigos y no he podido volver a ver las imágenes.
Y otra vez se vuelve a repetir y no sé si cuando aparezcan estas líneas habrá otro muerto que añadir a las listas de la supuesta fiesta.
Me da igual la responsabilidad que tiene el que corre o la que soporta aquel que deja correr, me da igual si el toro era adecuado para la carrera o si hasta los animales deberían saber hasta cuando deben ser animales, me da igual el origen del encierro y si hoy han sido capaces de beber hasta las tantas y jugarse la vida por una idiotez; me da igual que sea San Fermín o que sea en Pamplona; me da igual.
Simplemente me duele comprobar qué poco se valora la vida que hasta hay quien se la juega intencionadamente y la pierde por no haber sabido protegerla de los peligros más básicos.
Me duele que la gente lo pase bien poniéndose delante de dos pitones sin ninguna preparación y me duele que se diga que así son las cosas y que esos son los riesgos de la fiesta.
Pues no señor...la fiesta debería ser otra cosa.

sábado, 11 de julio de 2009

Un marrón

Me ha tocado en suerte y no sé muy bien cómo incarle el diente.
Sí, el diente, porque esta signatura ha afilado muchos colmillos y provocado no pocas discusiones acaloradas.
Me parece una idea estupenda esa de enseñar a ser personas de bien a los que deben formarse como tales y hasta os diría que , por lo que voy conociendo, el temario es coherente con la idea de inculcar en nuestros chavales los valores que hacen de una persona un ciudadano de primera.
El problema surge cuando me adentro en el desarrollo que han hecho las diferentes editoriales en sus libros de texto.
No estoy de acuerdo en muchos de sus planteamientos y hasta creo que algunos de ellos son contrarios al fin que se persigue.
Si queremos formar personas de una pieza es necesario ofrecerles razones y argumentos sólidos en los que basar sus ideales , es prioritario darles a conocer sus deberes y no sólo sus derechos, es fundamental inculcar en ellos el valor del esfuerzo y del trabajo bien hecho como constructores de la sociedad y es primordial explicar con objetividad el verdadero sentido de la tolerancia, el respeto, la igualdad y la libertad.
Dos horas a la semana no hacen a la persona, un buen texto o una buena película cada quince o veinte días me parecen insuficientes y esta responsabilidad en las manos del criterio de un docente me resulta, cuando menos, una osadía.
La familia, la escuela, el estado, el gobierno ¿quien es aquí el responsable?
Esta claro que entre todos debemos formar a nuestros ciudadanos, así ha sido y debe ser siempre, pero desde la cuna, con los padres como primeros responsables, todas las horas del día, desde todos los medios de comunicación, desde todos los ámbitos de la cultura, por parte de toda la sociedad y no sólo dos horas a la semana y en dos años de su escolaridad obligatoria.
Admito pistas y ayuda, que como dirían mis adolescentes... ¡me ha caído un marrón!!...



viernes, 10 de julio de 2009

Valer

Ver algo valioso, más allá del espectáculo mediático, supone a veces un ejercicio gratificante.
Me senté a disfrutar de la música ¡y lo hice! del juego de luces y sus efectos especiales ¡y lo conseguí! del recuerdo a un ser humano ¡y me sorprendí!
Puede que haya sido un numerito más al estilo americano, pero puede también que detrás de los decorados haya personas, gente, que disfruta y sufre como el resto de los mortales y que intentaba rendir homenaje a quien, por ser estrella, tuvo que representar un papel que le venía grande.
Es que también los ricos lloran, supongo que tienen derecho a hacerlo, aunque nos cueste entenderlo y nuestros ojos vean en sus sentimientos actitudes poco sinceras.
Hay quien ha aprovechado estos momentos para remover errores y fabricar, nuevamente, un muñeco a su antojo, un títere de sus intereses y hasta un icono de lo que no debería haber sido nunca.
Pero también me pareció que otros hablaban desde el corazón herido de quien ha perdido a un ser amado y que el cuerpo sin vida de MJ era la representación de muchos otros que viven sólos entre multitudes y que tienen que esperar a sus funerales para oir de los que les quieren, sólo eso, que les quieren.
Él ha descansado, ya no tiene que demostrar nada a nadie, y a mí me ha dejado un mensaje : al final...eres lo que eres, no lo que tienes.

jueves, 9 de julio de 2009

Pablo


Me toca cumple y este mes caen unos cuantos.
Sé que hay quien espera comprobar lo que aparece en este rincón días como el de hoy y por eso no me hago de rogar ¡allá va!
Dicen que se parece a su abuela, dicen que se parece a mí, también de su padre saca algunas cosas ¡eso lo digo yo !y sobre todo es él, es Pablo.
Catalán sólo unos días y del Madrid desde siempre, aunque lo que de verdad le tira es el monte, el de Segovia; por lo menos eso dice él.
Es luchador, ya lo demostró cuando apareció "Perthes" en su vida; un señor con apellido extraño del que se ha hecho experto ganándole la batalla más dificil : la de no perder nunca la sonrisa .
Es gladiador Pablo, y sus combates son duros, intensos, agotadores, casi profesionales. No se deja vencer, y los que le rodeamos asistimos asombrados a sus quiebros, a sus cambios de dirección, a sus remontadas y a sus caidas, a sus heridas y a su capacidad de enfrentarse a contrarios de cualquier condición.
Crecerá, crecerá y mucho, por dentro y por fuera, y cuando recuerde estos años de enfrentamientos constantes se dará cuenta de que eran necesarios para enderezar el árbol, que le sirvieron para encontrar el camino y que si a veces le costaba más de un disgusto, era porque es de buena madera y es con gente como él con quienes se hacen las cosas grandes.
Felicidades, felicidades y muchas cosas buenas, que lo que vale cuesta y lo que cuesta vale... ¡ya lo sabes! campeón.

domingo, 5 de julio de 2009

Familia

Me lo comentaron hace algunos días y hoy he echado cuentas.
Quince días en los que vamos a coincidir en el mismo lugar 45 de la misma familia, 14 de ellos menores de 8 años.
Sobrinos mayores que tíos, nueras de la misma edad que hermanos, primos del mismo año que hijos, abuelas que disfrutan de nietos y bisabuela que comparte tiempo con todos ellos sin diferenciar muy bien a qué generación pertenece cada uno.
Imposible explicar a los más pequeños el parentesco que les une, pero ¡da igual! ellos se ven y se reconocen como del mismo clan y en medio de tanto lío, los "añadidos": participantes de un espectáculo que une más que diferencia.
De año en año, de verano en verano, saltándose el paso del calendario. Porque estas familias, tan difíciles de explicar, se pierden en las estadísticas oficiales, no aparecen en los culebrones mediáticos y tienen poco eco entre las revistas del corazón.
Que nos llevamos bien, pues sí, nos llevamos y nos divertimos sin meternos demasiado en la vida de los demás, sin juzgar ni aprovechar la ausencia de alguno para sacar los trapos sucios a la terraza, comprendiendo o intentando comprender los diferentes modos de vida, las características peculiares de cada miembro o las razones o sinrazones de sus problemas.
Estamos ¡que ya es bastante!, intentando hacernos los ratos agradables, compartiendo las horas sin sentirnos obligados, recordando a quienes ya no están y dejando vivir a los que han elegido otras compañías.
Y es que hay familias y ...hay familias.

viernes, 3 de julio de 2009

Motores

Ponle el nombre que quieras, cada uno el suyo, el que le mueva, el que le dé las mejores prestaciones y luego...a tirar millas gracias a él.
Cuesta mucho encontrar el motor adecuado a nuestras necesidades.A veces se rompe o se cala o se calienta con facilidad,pero si es bueno, de calidad, dura lo que dura una vida; por eso hay que buscarlo bien.
Si lo que nos mueve no tiene demasiada fuerza, nos ha resultado lllamativamente barato o no nos hemos parado a leer sus instrucciones, probablemente tirará alegremente al principio pero al final de la cuesta se ahogará por el esfuerzo y no soportará ninguno de los bandazos que surjan a lo largo de un viaje largo.
¿Que cual es el motor que nos conviene? Eso...no es facil de decir ¡hay que experimentarlo! y a veces se necesita oir el ruido de su día a día, comprobar su respuesta a nuestros cambios de humor, probarlo en las rectas y en las curvas , en los días claros y en los lluviosos, en la ciudad y en el campo...
Eso sí cuando se da con el genuino, con el que está fabricado especialmente para cada uno, con el original...ahí sí que no hay duda, ese tira de nosotros porque no hay nada mejor.
¿Que hablo de coches?...me parece a mí que no.

miércoles, 1 de julio de 2009

Mirrors

Me gustan poco, lo justo, pero hoy me han recordado que son muy necesarios, sobre todo los que no se vén, los que esperan en cada esquina y que reflejan, no especialmente la figura, sino todo aquello que hacemos.
Parece pretencioso pensar que hay quienes nos miran, no sólo nos ven, y sacan conclusiones de nuestros actos, nuestras palabras y hasta nuestra forma de vestir . ¡Pero es así!
Que nuestra imagen se refleja por todas las esquinas y por muchas conversaciones tiene su lado positivo, y hasta beneficioso, cuando nos ayuda a cuidar la coherencia entre lo que decimos y aquello que vivimos, entre lo que somos y lo que pensamos que creemos y entre nuestros principios y nuestro modo de vivirlos.
No se trata de representar un personaje aprendido sino de hacer realidad los valores que sabemos deberían guiar nuestros actos.
Rectificar a tiempo las notas desafinadas, no esconder los defectos tras una capa de falsa apariencia y luchar cara a cara contra la hipocresía supone un esfuerzo que encuentra su recompensa en la paz interior y la coherencia de vida.
Mirrors, espejos que proyectan al exterior, y a nosotros mismos, una imagen de lo que somos y de lo que, de verdad, queremos ser.