martes, 21 de julio de 2009

Se lo agradezco

Me parece preocupante, puede que algo más que preocupante.
Ya no se trata de travesuras de adolescentes típicas del verano, ni siquiera de gamberradas fuera de tono y de lugar, son delitos que a su edad se convierten en losas para toda una vida.
Que chavales de trece años caigan en la agresión sin haber pasado antes por el juego y la confidencia de pandilla, me parece que tiene una explicación no demasiado complicada...la familia.
Es verdad que los poderes públicos deben garantizar nuestra seguridad, es verdad que la escuela debe enseñar a vivir en sociedad, es verdad, es verdad, pero si detrás no hay unos padres que orienten y apoyen esa labor ...todo esto cae en saco roto.
Traspasar la responsabilidad a otros no nos exhime de la nuestra y me parece que ni el juez va a controlar los programas que ven nuestros niños, ni la maestra va a contabilizar sus horas de estudio,ni la señora Cospedal va a acompañar a nuestros hijos a comprarse la ropa que usan, ni la policía va a vigilar sus salidas, ni el ministro de justicia va a ponerle los límites del respeto que debe profesar a los que viven con él.
No sé si se debe cambiar la ley del menor, pero sí sé que las cosas no se van a solucionar rebajando la edad penal a los 12 años...eso sí lo sé.
Tampoco con la famosa educación para la ciudadanía...puede que hasta estropee lo poco que se ha hecho hasta ahora.
Tenemos que cambiar los padres y luego...ya veremos si empiezan a cambiar los menores.
A mí estos hechos me han hecho pensar...y a los políticos se lo agradezco...pero no, no creo que solo sea responsabilidad suya.

4 comentarios:

carlos esteve dijo...

Está claro que las leyes no solucionarán el antes...aunque tampoco el después...

misideascotidianas dijo...

Fantástico el tema y cómo lo desarrollas.

Estoy contigo en que no se trata de tener un poli detrás de cada individuo, grande o pequeño.

Sí creo que es necesario reformar las Leyes y tb la Ley del Menor.

Si hay algo que creo que alienta y envalentona a los chorizos,ladrones,criminales o delincuentes en general es la absoluta y total impunidad de sus actos.

Ciertamente este es un problema de RAIZ.

Los padres somos la raiz y hasta que los padres no entendamos que:

-Un niño no hace lo que le da la gana.
-A un niño no se le compra todo.
-Un niño se come lo que hay en la mesa
-Un niño es alguien que debe respeto a un adulto.
-No se quita la autoridad a los profesores, ni a las autoridades.
-Los niños se tienen que someter a normas y disciplina-como todos- pero sobre todo se someten a sus padres, porque no son adultos y por lo tanto no tienen capacidad total para decidir sobre cualquier cuestión.
-Los padres solo educamos a base de dar ejemplo, de ahí que dejaremos de engañar a Hacienda, de insultar al vecino, de desear a la vecina del tercero y de tragarnos la porquería que se vea en la tele. Trabajaremos y no llamaremos diciendo "no puedo ir porque estoy enfermo", cuando no es cierto. Daremos ejemplo de sobriedad porque aunque uno pueda pagarlos, no se debe permitir todos los caprichos.Daremos importancia a las personas y al respeto que merecen, mucho más allá de su color o ideología. No nos hincharemos de copas hasta caer pedos, ni tiraremos la comida porque no nos gusta, ni estaremos tirados toda la tarde en el sofá, ni tiraremos la ropa por el pasillo. En fin...

Un larguísimo etc etc

Pero la Ley del Menor hay que reformarla, la Ley Penal hay que reformarla y la LEC-la civil-también.
Porque tenemos una problemática concreta a la que hay que darle salida.

Tenemos un gran problema y el problema empieza en cada casa.

Un bs y perdón por la extensión. Me he animado:)

Luisa

INÉS dijo...

Luisa, tú sabes mucho de esto.
No hay nada más que decir...Gracias

suulka dijo...

Hola, de casualidad me he pasado por tu blog y creo k me quedare un ratito.
estoi de acuerdo en que nuestros hijhos deben tener buenos cimientos , cosa que aveces cuesta y mas en la edad adolescente , pero sinceramente ni los jueces ni las leyes va a enseñar a unos chic@s a ser personas y consecuentes con sus actos, somos los padres y educadores los que hemos de empezar a darles mas valores , creo k es bastante importante conocer a nuestros hijos y darles la suficiente confianza para confiar en ellos y ellos en nosotros . un saludo y hasta pronto