miércoles, 30 de septiembre de 2009

No parar

Me han dicho que debo animar a muchos para que acudan a la marcha del día 17...y yo animo.
La verdad es que no soy demasiado amiga de montar saraos colectivos de ningún tipo y me cuesta horrores adherirme a cualquier masa o grupo público, más allá de las que sea imprescindible.
De echo no creo en la eficacia de estas movidas pero si me quedo en casa...me encuentro fatal.
Me da rabia ver en la tv que nos cuentan como borregos y que calculan la asistencia por el espacio físico que ocupamos...me da rabia.
También me indigna el baile de números que se produce entre los convocantes y los que están deseando que vayan cuatro...es surrealista.
Me divierte el ambiente festivo de los manifestantes, la entrega de los que inventan los slogans, las familias enteras unidas en una buena causa, la sensación de que se puede hacer algo y el aire fresco de tanta gente que apuesta por la vida...sin poner peros a nadie.
Ya ni me paro a pensar si van a tener la decencia de mirarnos a la cara ¡me da igual!.
Tampoco pienso darles la satisfacción de rendirme y resignarme a aceptar lo que me imponen ¡eso ni loca!
Puede que tenga que quitarme de encima el pesimismo y lucir mi mejor sonrisa ¡se la dedico a quienes no me escuchan!
También me tragaré las ganas de gritar que tienen las manos manchadas¡es mejor cantar un sí a la vida! y sobre todo, iré, animaré a ir y mantendré viva la idea de que no podemos parar ...

martes, 29 de septiembre de 2009

Quizás

Hay cosas que no es necesario explicar...no vale la pena.
Estoy segura de que todo el mundo las entiende, pero no se trata tanto de lo que es, como de lo que pueda complicarnos la vida.
Me explico; no hay mucha gente que piense que un feto de 12 semanas no es un ser humano; pero si ese feto está creciendo en el vientre de una niña de 16 años, si es fruto de una violación, si cuenta con varios hermanos en este mundo, si a la madre le corta su carrera profesional, si tiene más cromosomas de los debidos o su espina dorsal no se ha formado correctamente, entonces sí son muchos los que cierran los ojos a la evidencia y respaldan la decisión de terminar con su desarrollo antes de que siga provocando más problemas.
Puede que nos equivoquemos cuando nos empeñamos en mostrar cómo es el feto en cada una de sus etapas evolutivas...puede; porque son muchos los que retiran la mirada, los que no quieren ver.
Deberíamos explicar y demostrar con nuestro ejemplo, que el valor de una vida es indendiente del deseo de quien la ha concebido, que no se mide en grados de perfección, que no pertenece a ningún otro ser humano y que es en sí misma independiente.
Entiendo los miedos, las incertidumbres, hasta el pánico a traer al mundo un nuevo ser; lo entiendo todo.
Por eso pido que se cuente la verdad, que estemos dispuestos a arrimar todos el hombro, a dejar de juzgar para arremangarnos y echar una mano, para gritar que debemos ser responsables de nuestros actos, para poner de moda valores como renuncia, exigencia, esfuerzo, valentía, comprensión, solidaridad...
Y luego...cuando intenten rompernos el corazón con historias complicadas...saber dar la respuesta acertada...quizás sea ese el camino a seguir.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Un poquito

Es posible que llegue a convertirse en una adicción...es posible.
Posiblemente también es necesario gastarse en el día a día para valorar en su totalidad sus beneficios.
Tampoco creo que sea indispensable gozar de sus efectos para sobrellevar las cargas de la vida que nos ha tocado llevar.
Pero ayudan, ayudan a despejar no solo los músculos, también las neuronas.
Ayudan a asentar prioridades, a valorar lo extraordinario, a admirar las posibilidades que la vida nos da para sentirnos felices, a conocer la capacidad que tiene el hombre de disfrutar de lo que le rodea...a gozar y almacenar buenos momentos.
Cierto que el cuerpo lo agradece pero pienso que el verdadero masaje es el que coloca en su sitio los sentimientos, estira el nudo que se había formado en algunas relaciones, suaviza la piel de nuestra sensibilidad y ensancha el horizonte de lo que tenemos más cercano.
Pues sí, he pasado dos días entre burbujas y chorros de agua, me han dado un masaje dicen que para eliminar líquidos, he tomado un poco el sol, he dormido a pierna suelta y he disfrutado del silencio...del auténtico silencio...¿se puede pedir más?
Pues sí, que lo pueda volver a repetir y que el efecto me dure un poquito...solo un poquito.

martes, 22 de septiembre de 2009

Un recuerdo

Mira que es una tontería y mira que me cuesta aceptarlo.
Ya sé que ni son mías ni debería encariñarme demasiado.
Ya sé que soy un accidente en sus vidas y que muchas de ellas se olvidarán de mí dentro de muy poco.
Pero han ocupado demasiadas horas y demasiados momentos de estos dos últimos años.
Probablemente han aprendido más de lo que yo les he sabido enseñar y probablemente lo habrían hecho sin mi ayuda.
También es posible que otros lo hubieran hecho mejor y hasta admito que, en muchas ocasiones, no lo hice todo lo bien que debería.
Pero las he visto crecer, no solo por fuera,también por dentro.
He sido testigo de muchos días importantes para ellas y otros que nos han enseñado más que los que parecen señalados.
He recogido sus miedos, sus dudas, sus esfuerzos y sus decepciones...sus alegrías y su penas.
Hemos trabajado juntas, nos hemos aguantado y perdonado muchas veces...lo mejor que hemos podido.
Y ahora ...algunas ni me saludan; otras sí lo hacen ...pero no es lo mismo.
Que he pasado a ser un recuerdo de su infancia...eso seguro.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Que les vaya bonito

Me encuentro con algunos...y no me gustan.
Cierto que hay quienes escriben muy bien y argumentan sus ideas de forma brillante.
Cierto también que enganchan y se leen con interés aunque pocas veces ellos se dignan a leer lo que otros escriben...no tienen tiempo.
También creo que con su valentía al exponer ciertos temas nos abren la posibilidad de cuestionarnos nuestro modo de ver la vida y hasta nuestra forma de enfrentarnos a ella aunque muchas veces les falta tener en cuenta otros puntos de vista que no se preocupan en comprender.
Les admiro, de verdad, pero de ahí a que alimenten su ego sintiéndose imprescindibles, poseedores de la verdad absoluta o últimos abanderados de la moral verdadera...ahí sí que no.
Me parece que algunos han caído en la trampa del contador de visitantes, de la lista de seguidores, del número de comentarios de sus post etc, etc...y en ese juego no me encuentro a gusto.
No me parece sano escribir con la soberbia de que te lean, y menos aún leer con la sensación de que, el que cuelga su historia, lo hace para sentirse importante.
No me gusta esa sensación, por eso, a algunos,... les dejaré de leer...,y que les vaya bonito.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Mañana mejor

Pues sí, hay cosas que se hacen esperar pero que terminan por llegar.
¿Que si el recorrido ha sido costoso? Supongo que sí, pero tampoco vamos a exagerar, que también ha tenido su lado positivo.
Hay cosas que no se valoran hasta que no se pierden y hay algunas que nos empeñamos en pensar que dependen de nosotros, cuando en realidad no dependen de nadie.
Es necesario pasar por ellas para entender muchas cosas o simplemente para llegar a la conclusión de que tampoco es posible comprender todo lo que nos pasa.
Lo llaman abandono, yo prefiero que la palabra sea confianza...me gusta más, pero en realidad no es más que llegar a la conclusión de que se está mejor de la mano que por libre.
¿Que nos ha venido bien a todos? Sí, estoy convencida, y ahora... a no olvidar lo aprendido, que estas lecciones son duras pero siempre hay un...mañana mejor.

domingo, 13 de septiembre de 2009

De justicia

Me parece de justicia.
No es la primera vez que me emociona la letra y hasta los compases...supongo que va todo unido.
Tampoco sé cuando la oí por primera vez y por qué la he relacionado siempre con ceremonias militares; he comprobado que a muchos les pasa lo mismo.
Y acabo de descubrir que es una canción cristiana, escrita por un sacerdote muy cercano y que, como muchas otras, he entonado innumerables veces sin pensar en el autor y, lo que es peor, sin agradecerle lo mucho que me ayudan.
La muerte no es el final tiene una historia y un alma detrás de cada una de sus estrofas, Cesareo Gabaráin, y estoy decidida a dar a conocer a este hombre que nos ha dejado un legado tan importante que hasta las Fuerzas Armadas lo han incorporada a una de sus ceremonias más sentidas, haciendo de ella todo un himno de reconocimiento y admiración al héroe caído.
Gracias, D Cesareo, por decir en esta canción muchas de las cosas que siento en este momento y que ahora me doy el gustazo de cantar varias veces al día.
Le prometo que cuando entone sus melodías me acordaré de usted y...si me vuelven a decir que este hermoso himno es una marcha militar ¡saldré en su defensa!...solo faltaba.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Gritar

Estoy de la gripe A...hasta el mismísimo moño.
Ahora resulta que los niños y yo deberemos lavarnos las manos cinco veces al día durante nuestro horario escolar; si estornudan, nuestros infantes tendrán que protegerse la boca con la comisura del antebrazo, y si no lo hacen, será mi responsabilidad por no haberles explicado bien como deben comportarse ante esta pandemia mundial.Tendremos que desinfectar todo lo que se halle en su radio de acción en el caso de que tosan cara a la galería y sin un pañuelo, que también tendrá que proporcionarles la que les escribe.Si tienen fiebre se les aislará en una sala que también vigilará servidora y en clase será necesario que el profesor esterilice con alcohol al que ose tocarse la nariz y sus alrededores sin tomar las debidas precauciones....y por si fuera poco, nuestras queridas señoras de la limpieza deberán restregar pomos, mesas y demás mobiliario escolar dos veces al día.
¡Vamos anda! que no habrá cosas más importantes de las que ocuparse...
Para mí que no saben por dónde les viene el aire y han decidido mantenernos entretenidos con este tema para que no prestemos atención a otros que, esos sí, nos están matando a diario.
Pues ya os digo, que no sé yo si pasaré o no la gripe A pero de lo que estoy segura es de que todo este jaleo me está provocando una enfermedad de la que me debo limpiar en el confesionario cada vez más a menudo.
Y esque todas estas cosas.....me producen ataques de ira y me dan ganas de gritar.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Ideología de género

Pues me he quedado con mal cuerpo.
Estos días he metido cabeza en la llamada ideología de género y...todavía no me he recuperado del susto.
Parece ser que todo este tiempo me he dejado llevar de una corriente muy bien orquestada que maneja los hilos de nuestras vidas más allá de lo que nos podemos imaginar.
Ya intuía yo que no eran fruto de la casualidad este empeño de algunos de cambiar a las cosas de nombre cuando suenan demasiado fuertes y lograr de esta manera que al asesinato de niños lo llamemos interrupción voluntaria del embarazo o que apliquemos una muerte digna a quien simplemente nos estorba en nuestra sociedad de bienestar.
Tampoco atribuía mayor responsabilidad social a quienes utilizan úteros variados y probetas diferentes para procrearse o darse el gusto de tener lo que la naturaleza no les ha concedido.
El tema de las distintos modelos de familia pensaba que eran fruto de la locura de nuestro modo de relacionarnos pero de eso nada...está todo muy bien planeado.
Todo esto es consecuencia del desarrollo de esta ideología que se extiende como una mancha de aceite por todo el mundo y que ha llegado a penetrar de tal modo en nuestro día a día que ya solo hablamos de parejas, relaciones de hecho, orientación afectivo-sexual....y todo ello sin que se nos mueva un músculo de la cara.
Y todo bien organizado desde el año 1996 donde en Pekin algunas consiguieron poner los cimientos de esta guerra...y yo como una idiota sin enterarme.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Huérfanos

Un colegio de huérfanos...
Tengo una amiga que en su otra vida quiere trabajar en un colegio de huérfanos y cada día que pasa la entiendo más.
Me lo dijo hace tiempo y al principio hasta me escandalizó, pero a medida que pasan los años me voy apuntando a la idea de que los padres muchas veces estorbamos más que facilitamos.
No digo yo que no tengamos que estar pendientes de nuestros hijos, pero cada vez me encuentro más el modelo de niño al que se le disculpa todo, se le consiente todo y hasta se le anima a ser el centro de su propio reino, o un tirano de tomo y lomo, que para el caso es lo mismo.
Cuesta y mucho hacer ver a los padres que sus princesas no lo son tanto, o que la disciplina no es una asignatura del colegio, o que en casa también se debe educar, o que si se les castiga es porque no se han comportado correctamente, o que el respeto sigue formando parte de nuestro vocabulario, o que nuestros hijos suspenden no les suspenden, o que hay normas que se deben cumplir coincidan, o no tanto, con sus opiniones.
Nos hemos convertidos en sus mejores aliados contra la autoridad de los profesores y así es dificil que saquemos de ellos nada bueno.
Que los hijos duelen lo sabemos todos, pero esta generación "blandiblú" lo va a pasar muy mal como no les enseñemos a ceder, a reconocer sus errores, a admitir que no son el ombligo de ningún hemisferio y a que hay que obedecer y respetar al profesor más allá de que nos guste, o nos guste menos, lo que venga de ellos.
Pues eso...que a veces me gustaría trabajar en un colegio de huérfanos.