miércoles, 9 de septiembre de 2009

Ideología de género

Pues me he quedado con mal cuerpo.
Estos días he metido cabeza en la llamada ideología de género y...todavía no me he recuperado del susto.
Parece ser que todo este tiempo me he dejado llevar de una corriente muy bien orquestada que maneja los hilos de nuestras vidas más allá de lo que nos podemos imaginar.
Ya intuía yo que no eran fruto de la casualidad este empeño de algunos de cambiar a las cosas de nombre cuando suenan demasiado fuertes y lograr de esta manera que al asesinato de niños lo llamemos interrupción voluntaria del embarazo o que apliquemos una muerte digna a quien simplemente nos estorba en nuestra sociedad de bienestar.
Tampoco atribuía mayor responsabilidad social a quienes utilizan úteros variados y probetas diferentes para procrearse o darse el gusto de tener lo que la naturaleza no les ha concedido.
El tema de las distintos modelos de familia pensaba que eran fruto de la locura de nuestro modo de relacionarnos pero de eso nada...está todo muy bien planeado.
Todo esto es consecuencia del desarrollo de esta ideología que se extiende como una mancha de aceite por todo el mundo y que ha llegado a penetrar de tal modo en nuestro día a día que ya solo hablamos de parejas, relaciones de hecho, orientación afectivo-sexual....y todo ello sin que se nos mueva un músculo de la cara.
Y todo bien organizado desde el año 1996 donde en Pekin algunas consiguieron poner los cimientos de esta guerra...y yo como una idiota sin enterarme.

4 comentarios:

AleMamá dijo...

Tengo una amiga que hace años se ha metido en ONGs provida para ir a los foros de la ONU y otros derivados de ahí y nos ha contado muchas cosas increíbles que hacen para lograr este estado anestésico de la sociedad, en que nos están cambiando todas las referencias para instalar aberraciones atroces, inhumanas, diabólicas y no se nos mueve un músculo, tal como dices.
Me alegro que seas de las que se ha molestado en despertar y tocar la alerta en un medio como éste para que tomemos conciencia de la abominación imperante y no temamos alzar la voz.
Increíblemente, los únicos que toman el desafío de defender al no nacido y la dignidad de la pareja humana en el matrimonio, base de la sociedad humana, son los países islámicos y el estado Vaticano.
Hay que rezar mucho para sacar esta lacra que nos envuelve.
Duro tema es éste. Saludos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

y te apoyo totalmente en lo que dice en tu post

besos.

misideascotidianas dijo...

Totalmente organizado y orquestado.
Totalmente de acuerdo con Ale y con lo que dices.
El Mal está super operativo.
Bueno, pues hay quien no se entera.
Y nosotros "los supuestamente buenos" en las nubes de Valencia.

Un bs

Luisa

maria jesus dijo...

!!Da miedo!!