viernes, 30 de octubre de 2009

No fue un error

Nunca se me habría ocurrido pensarlo de esa manera.
Es cierto que, en demasiadas ocasiones, la consecuencia de un error es inevitablemente un castigo.
También es cierto que castigos los hay de muchos tipos; incluso puede que la mayoría de ellos sean excesivos o poco acertados.
De la misma manera podríamos alegar que hay edades en las que el castigo pierde su efecto o que se convierte en un reforzador indeseado de malas conductas.
Muchas cosas se han dicho sobre el valor real de imponer o no una pena al que ha cometido un error, pero nunca había leído que alguien osara llamar castigo a un ser humano.
No he comprobado la cita ni he contrastado la noticia...me faltan ganas.
Por eso me limito a señalar la frase poco acertada, y no al personaje que ha lanzado al viento ,que si sus hijas cometen un error, no deberían recibir el castigo de tener un hijo.
Puede que quiera usted decir que el valor de una vida depende del modo y momento en que empezó su andadura ...y ahí se equivoca; aunque sea usted un personaje mundialmente aplaudido.
Ni un hijo es un castigo, ni el ser deseado o planificado añade cualidades a un ser humano, ni uno debe cargar las culpas de un error en quien no ha cometido falta alguna.
Porque lo que se ha gestado es una persona con derecho a vivir su vida...como usted y sus hijas están viviendo la suya.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Sentimientos

Nos atacan...uno nota su presencia aunque no pueda reconocerlos.
Los hay de muchos tipos y es probable que nos pase como siempre; que nos paramos en los malos y los buenos nos pasan desapercibidos.
Deberían tener el mismo grado de importancia, los unos y los otros, pero no es así, no suele ser así.
Los malos son pegajosos, engullen con voracidad, nos afilan la lengua y nos paran las meninges, abren la caja de los truenos y brillan como luces de neón.
Los buenos apenas se dejan ver, hablan bajito, son tímidos y pudorosos, huyen de exhibicionismos, tienen pánico escénico y visten colores suaves.
Podría, debería ser al contrario; tendríamos que cambiar esa tendencia que tenemos los humanos a sentir con más rapidez lo malo que lo bueno.
Puede que sea una buena terapia personal, y hasta colectiva, porque como sigamos acumulando sentimientos negativos...terminaremos cayendo enfermos.

domingo, 25 de octubre de 2009

Horas

Y tienen 60 minutos...y tienen 360 segundos.
A veces pasan rápidas, a veces no tanto.
En demasiadas ocasiones podríamos haber prescindido de ellas, mientras que en otras, han sido el eje sobre el que ha girado el resto de nuestra existencia.
Nos las dan y nos las quitan como si no tuvieran importancia, y me niego a aceptar que solo sean un avanzar o retrasar de manecillas, sin otro sentido que el de controlar el recibo de la luz.
Por eso pienso que rectificar es de sabios y ayudar es decir las cosas a la cara.
Por eso creo que es mejor equivocarse que esperar una nueva oportunidad.
Por eso me gusta que me digan lo que debo corregir sin esperar a que lo tenga que averiguar por mí misma.
Por eso prefiero preguntar las intenciones ajenas antes de hacer montañas de granos de arena.
Por eso intento controlar la gota que va a colmar el vaso y vaciar la ira sin provocar más daño que aquel que ya se ha podido hacer.
Porque me da miedo no saber aprovechar esas horas que me regalan... cuando llega el otoño.

sábado, 17 de octubre de 2009

Es una persona

Nunca he creido en la razón de la mayoría.
Tampoco pienso que la verdad tenga necesidad de ser respaldada por ningún número concreto de personas.
No es cuestión de cantidad, ni siquiera debería ser importante si éramos muchos o pocos los que hoy nos hemos echado a la calle.
Porque en este tema, aunque fuera la única, seguiría convencida de que no me equivoco.
Porque para frenar lo que estamos viviendo, sería capaz de unirme hasta con los que menos me gustan.
Porque necesito sentir que no es una cuestión opinable, ni un avance de nada, ni un derecho de nadie, ni siquiera una mala solución para un grave problema.
Porque hay cosas que solo producen más dolor y más tristeza de la que dicen aliviar.
Porque no me gusta cerrar los ojos ni esconder la cabeza debajo del ala mientras, a mi lado, se mata y se cuestiona la vida más inocente de todas.
Porque me pesa en la cabeza tanta mentira, tanta falsa igualdad, tanta soldaridad mal entendida y tanta demagogia barata.
Por eso...me da igual cuantos éramos.
No gasto mis energías en contar personas...las guardo para gritar QUE ES UNA PERSONA.

miércoles, 14 de octubre de 2009

A mi manera

No creo que sea capaz y, además, ...me encuentro cansada de soportar semejante peso.
Es verdad que se han gastado muchas horas y muchas neuronas en elaborar tan estupendas guías prácticas; pero esos manuales sobre educación de los hijos han chocado definitivamente con mis experiencias personales en este tema y he llegado a la conclusión de que me voy a encerrar conmigomisma para buscar el sentido común que he debido perder entre tanto experto y tanto estudioso de la educación.
Es posible que no haya sabido asimilar correctamente la información que me ha ido llegando; supongo que tampoco he acertado en su puesta en práctica y me habré saltado muchos pasos indispensables y muchas fórmulas magistrales que me habrían llevado al éxito seguro; es posible eso y más.
Supongo también que me he cansado de palabras como motivación, autoestima, proyecto de vida, periodo sensitivo, hábitos, conciliación...¡yo que sé! supongo.
Por eso voy a hacer caso a mis antepasados en estos lares y me limitaré a tres palabras muy poco innovadoras: esfuerzo, exigencia y presencia, estar, estar y estar...sobre todo estar.
Y es que no me siento a gusto con otras teorías y me voy dando cuenta de que algunas fallan más que una escopeta de feria; con lo cual no me atrevo a probar no vaya a ser que destroce más de lo que arregle.
¿Que me equivoco?... como siempre, pero por lo menos ahora ...decidiré a mi manera.

sábado, 10 de octubre de 2009

Nada de nada

Vale que él es presidente de la primera potencia del mundo, vale que es el negro más famoso de entre los famosos, vale que además es guapo y simpático, vale.
Pero,digo yo, ¿ no podría centrarse un poco, dejar de poner primeras piedras, solucionar una o dos cosas concretas, poner en orden a su gente y ...dejarse de grandes campañas mediáticas ?
Demasiadas fotos para tan poco resultado, mucho viaje para tan pocos acuerdos, excesivas recepciones para tan escasos avances...muchas sonrisas y demasiadas palmaditas en la espalda.
Muy buenas intenciones, unos deseos inmensos de contentar a todos, enormes dosis de marketing, toda una lista de ideales biensonantes y toda una colección de asesores de todas las etnias y colores ¿y?
Pues que se ande con cuidado que lo de "Chicago" fue solo un aviso, que las cosas no se solucionan solo con buen talante ...que torres más altas han caido y leyendas más cortas nos ha dado la historia.
A trabajar, a hacer cuentas, a poner en orden las cosas, a cambiar lo que haya que cambiar y a poner en su sitio a quien haya que poner...que se nos va pasando el tiempo sin hacer nada concreto y no solo de deseos vive el hombre.
Claro que si le han dado un Nobel por adelantado...¿quien soy yo para decirle que...todavía no ha demostrado nada de nada?

martes, 6 de octubre de 2009

El Santo de lo ordinario

Pues a mí me gusta lo ordinario, y el santo de lo ordinario.
Me cuesta, me suena a rutina, no siempre logro sacar del día a día la mejor cara pero, a pesar de todo,... encuentro más encanto en lo habitual que en lo extraordinario.
Puede que por eso valore ,cada vez más,su mensaje y todo lo que rodea sus enseñanzas.
No se trata de hacer cosas nuevas, ni de añadir más obligaciones que las que ya tenemos, ni de cambiar de costumbres, ni de retirarnos de nada ni de nadie, ni mucho menos de inventarnos otra vida ni otra identidad.
Lo mismo, lo de siempre; con los mismos y con los de siempre; en el mismo sitio y con las mismas necesidades; pero , eso sí, de otra manera.
Contando con Él de forma real, haciéndole partícipe de lo que nos rodea, cogiéndose de su mano y mirándole a los ojos, compartiendo penas y alegrías, caídas y remontadas, aciertos, errores, virtudes y defectos...pero con Él.
Eso es lo que me atrae de su forma de entender a Dios como amigo, como Aquel que pasa, como Camino bien orientado, como Forja que moldea y como Surco que araña la tierra para sacar de ella el mejor fruto.
Entiendo poco de lo que otros hacen o deberían hacer,bastante tengo con intentar hacer bien lo mío.
A mí este mensaje me ayuda, me exige y me conforta...me hace mucho bien.

domingo, 4 de octubre de 2009

Una pena

Soy la sombra de una pena, soy el eco de un dolor....¿soy la pura decepción?
Da como verguenza sonreir cuando hemos estado a punto de conseguirlo...y nos hemos quedado como estábamos...compuestos y sin juegos...una pena.
Una pena ...aunque no era yo de las que tenía la corazonada...pero es verdad que ha sido una pena.
Lo que habríamos disfrutado de aquí al 2016 entre zanjas, impuestos especiales y venga de celebraciones por las calles.
Lo bien que nos habríamos sentido trabajando como voluntarios, aportando nuestras sonrisas al paisaje y creyéndonos el centro del universo de aquí al 2016.
Hubiera sido estupendo poder enseñar al mundo que somos felices, que las cosas nos van de miedo y que aquí el que está triste es porque quiere.
Me habría encantado coleccionar fotos de nuestros políticos sonriendo, dando la mano a diestros y siniestros (algunos son verdaderamente de susto) y colgándose medallas, no deportivas,pero sí personales.
Todo habría sido precioso...pero no pudo ser...
Y ahora tengo que esperar al 2020 para sentirme otra vez tan contenta de haberme conocido...como ellos.