viernes, 30 de octubre de 2009

No fue un error

Nunca se me habría ocurrido pensarlo de esa manera.
Es cierto que, en demasiadas ocasiones, la consecuencia de un error es inevitablemente un castigo.
También es cierto que castigos los hay de muchos tipos; incluso puede que la mayoría de ellos sean excesivos o poco acertados.
De la misma manera podríamos alegar que hay edades en las que el castigo pierde su efecto o que se convierte en un reforzador indeseado de malas conductas.
Muchas cosas se han dicho sobre el valor real de imponer o no una pena al que ha cometido un error, pero nunca había leído que alguien osara llamar castigo a un ser humano.
No he comprobado la cita ni he contrastado la noticia...me faltan ganas.
Por eso me limito a señalar la frase poco acertada, y no al personaje que ha lanzado al viento ,que si sus hijas cometen un error, no deberían recibir el castigo de tener un hijo.
Puede que quiera usted decir que el valor de una vida depende del modo y momento en que empezó su andadura ...y ahí se equivoca; aunque sea usted un personaje mundialmente aplaudido.
Ni un hijo es un castigo, ni el ser deseado o planificado añade cualidades a un ser humano, ni uno debe cargar las culpas de un error en quien no ha cometido falta alguna.
Porque lo que se ha gestado es una persona con derecho a vivir su vida...como usted y sus hijas están viviendo la suya.

3 comentarios:

AleMamá dijo...

Yo te nombraré al personaje que tan caricativamente has callado: OBAMA.

Ojalá no sea cierto, pero como trata el "tema" ese amo del mundo es para creer que es cierto lo que dijo y que es ESO lo que quiso decir.

Me parece espléndido que dejes claro que la dignidad, valor etc de una vida no está dada por las circunstancias en que se geste: es un valor en si misma.
Besos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

el tiempo es el máximo juez para errores y aciertos. Besos.

Luis y Mª Jesús dijo...

'Y yo creyendo que no se podía acceder a tu blog!. Hace tiempo lo intenté y me ponía no disponible.

Intento no hablar más del aborto, de hecho pensaba escribir sobre persona y moda, el sentido de la elegancia, que es el título de una conferencia que tengo que dar y me interesaba contrastar las opiniones en el blog, a través de los comentarios pero...

Nuestro querido amigo necesitaría un curso de antropología ¿no te parece?.
Besos