viernes, 13 de noviembre de 2009

Malas compañias

Es pegajosa, contagiosa y cada vez más común.,
Es una mala compañía, con mala prensa, pero con grandes beneficios en los tiempos que corremos.
Ni las campañas ,que desde hace siglos, se vienen haciendo contra ella; ni Moises con su decálogo, ni el refranero más antiguo, alejan de su compañía a los que han probado su poder.
Es mala amiga, pero ha rebajado su precio, por lo que los que se apuntan a usar sus artimañas tienen la seguridad de que,si les pillan, les pasará poco o nada.
Es que donde dije digo, digo Diego y todo de muy buen talante, eso sí, fundamental el buen humor, que si no, cuela menos la mentira.
Y es que de toda la vida se ha llamado así a lo que no es verdad, a lo que me invento porque no sé que decir,a todo eso que me gustaría y no pudo ser y hasta aquello que he creído oir aunque en realidad nadie lo dijo.
Y también, de toda la vida, cuando a uno lo descubren entrompado, se rectifica, se aclara, se ponen las cosas y las gentes en su sitio y se pide perdón, porque daño siempre se ha hecho.
Y eso es lo que más me indigna de todo...que ni se reconoce ningún fallo,ni se admite ninguna culpa, ni aquí nadie se arrepiente de nada, ni se devuelve la honra a nadie, ni la verdad vuelve a brillar donde la mentira puso su zarpa.
Nos hemos acostumbrado, nos parece de lo más normal y eso no puede ser porque, se pongan como se pongan...la mentira es mala compañía.

7 comentarios:

AleMamá dijo...

Creo que comprendo tu indignación....si te han calumniado, algo queda y es el ofendido, rebajado, basureado el que debe demostrar que no es culpable, y eso cuando ya a nadie le importara saber tus descargos.
Un beso

Pilar dijo...

Pues sí; a mí me indigna que prensa, publicidad y política no es que tengan como compañera la mentira, sino que han puesto sus cimientos en ella :-(

carlos dijo...

Alemamá no es que me hayan hecho nada a mí es en general...hay tanta mentira que nos acostumbramos a convivir con ella...eso es lo que me indigna, como dice Pilar

INÉS dijo...

Carlos, perdona, he comentado en tu cuenta...aunque seguro que tú apoyarías el comentario...supongo.

maria jesus dijo...

Y estamos tan acostumbredos a que todo sea mentira, manipulación, o peor, medias mentiras, que, cuando alguien dice la verdad, no le creemos

Natalia Pastor dijo...

La mentira se ha institucionalizado y aceptado en la sociedad, y no sólo no se condena,si no que se disculpa.
En los paises anglosajones, que un gobernante mienta y se le pille, conlleva su dimisión fulminante.
Debe ser cosa del calvinismo...
Aquí no sólo se le disculpa, sino que se le vuelve a votar en masa.

Y cuando en una sociedad se disculpa la mentira,se justifica la falsedad, es que se ha llegado a niveles de degradación moral dificilmente soportables.

Saludos.

María dijo...

Si, los que mienten ven, pero con un ojo cerrado, sin perspectiva... si estuvieran cruzando una carretera, un coche les podría atropellar por no abrir los dos ojos.... que hagan lo que quieran, ciegos no son.... pero si van acompañados, que miren por favor... que vean...