lunes, 2 de noviembre de 2009

No me gusta

¿Sabes qué te digo?...que no me gusta.
Sería lógico que yo también lo hiciese, argumentos los tengo desde hace meses.
Ganas tampoco me faltan y las razones las he repasado en demasiadas ocasiones como para olvidarlas; pero no me gusta...no me parece justo.
No tienes intención de escuchar lo que te llega en demasiadas ocasiones.
Sólo respetas a quienes te dan la razón y caen al vacío aquellas opiniones que no coinciden con la tuya.
No creo que busques la igualdad, ni la verdad ; en realidad sólo persigues conseguir lo que te han dicho que debes hacer.
Pero siento que sólo eres el bufón obediente de demasiadas cabezas mal pensantes y muy bien orquestadas.
No te encuentro responsable de lo que pretendes hacer ; no eres tú la que ha ideado esta campaña cruel del hombre contra el hombre.
Te están utilizando, aunque tú te sientas protagonista, y si en algún momento llegases a dudar, piensa que se terminarán esos abrazos y esas sonrisas que ahora te rodean.
Por eso no me gusta que hayan puesto tu nombre a un feto de 12 semanas.
Porque para poder culpar a alguien es necesario pensar que es consciente de lo que está haciendo y, en tu caso, eres una pobre muñeca en manos de otros... mucho peores que tú.

2 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ME UNO A lo que dices. TAmpoco me gusta. Besos.

Natalia Pastor dijo...

La modificación de la ley del aborto, no es una necesidad social ,ni algo que se haya contemplado en el programa socialista de cara a las elecciones pasadas, sino que obedece a esa intención de fractura social que pretende Zapatero, en esa transformación de conceptos basada en la "cultura de la muerte" que pronto se verá conpletada con la eutanasia, en meter el dedo en el ojo a los católicos y a la Iglesia para trazar esa división tan zapateriana de "carcas-retrógrados" y "progres",lo antiguo frente a lo "novedoso".
En esas estamos.
Y la Aido,querida Inés, es un ente insustancial, una cuota bípeda, un florero parlante,un accidente.