domingo, 8 de noviembre de 2009

Perdonadme

Me han dicho que tengo que seguir intentándolo...
No creo que sea demasiado fácil y, por otro lado, sólo espero que sea la solución.
Sería presuntuoso creer que este pequeño blog tiene interés, más allá del que a su autora le produce, pero he comprobado que hay quien me lee, aunque no me comente en la red, y empiezo a sentirme demasiado responsable de mis entradas.
Algunos días son blancas, otros algo más oscuras, muchas veces fruto de un impulso, otros de largas y no muy cuidadas reflexiones y casi siempre poco acertadas; pero no reflejan nada más que lo que soy... y eso hay que aceptarlo, aunque no se entienda ni comparta muchas veces.
Por eso no quiero que nadie me juzgue por lo que escribo, ni por lo que digo pensar, ni por lo que he contado haber hecho, principalmente porque estos post sólo muestran parte de una realidad, la mía.
Esa realidad que el teclado deja huérfana de gestos y entonaciones, dando una imagen que casi nunca se corresponde con la verdadera intención de quien escribe.
Y hay otras partes, con otros protagonistas y otras formas de ver las cosas, que no deberían molestarse cuando no coinciden con mi modo de interpretarlas, simplemente somos diferentes, lo vemos diferente y entra dentro de lo normal que sea así.
Por eso voy a seguir arriesgándome a que no se me interprete como a mí me gustaría, nunca he sido demasiado sensata, y si alguno se molesta, se enfada o hasta se lleva las manos a la cabeza...que me perdone...y luego que me lo diga...algo arreglaremos.

7 comentarios:

María dijo...

Te entiendo bien Inés, continúa con el blog, el que quiera conocerte más que lo intente, el que lo quiera menos que se aleje... el que no entienda que pregunte... no dejes de ser tu misma aunque a veces se malinterprete.
Un besazo

¿Mañana más? dijo...

¿Y qué te ha pasado?. Lo de los blogs... pues ya sabes... sólo reflejan una parte de nosotros, nunca todo, nunca realmente lo que somos. Es complicado... A las personas nos da por juzgar sin saber, también nos sentimos juzgamos. ¡Qué ascazo!. En fin, lo que te apetezca. Yo seguiré leyéndote, unas veces te hablaré y otras no. A ratos... pero me gustará saber de ti.

Besotes.

AleMamá dijo...

Creo que todos nos hemos sentido así. Es que tienes razón en eso de que no contamos con el gesto, la expresión, la cadencia vocal ni nada más que la palabra escrita que puede ser tan arma de doble filo, pero por favor sigue. No lo haces nada mal y tus seguidores sabemos a qué venimos.
Un beso

Natalia Pastor dijo...

Los blogs nunca reflejan quienes somos, sólo nuestras opiniones.
Yo cuando colaboraba como tertuliana en COPE, y había gente que era oyente del programa y luego me conocía en persona, siempre me decía que me imaginaba diferente:"Pero,...¿diferente en qué?".
No sé,...diferente,-era su respuesta-.
En los blogs sucede igual, de una manera menos directa, pero causa la misma sensación en algunos lectores.

Un beso,Inés.

maria jesus dijo...

Mira Ines, el blog es tuyo, lo compartes con quien quiera acercarse, y le guste, y a quien no le guste, no tiene porque juzgarlo, simplemente que no vuelva.Al menos , yo lo veo así.

Y se escribe lo que se quiere, no es un diario, ni una confesión, ni se tiene la obligación de desnudarse espiritualmente.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Yo creo que tienes que sentirte tan responsable de lo que escribes aquí como de lo que dices en la vida real. Es verdad que aquí se pierden muchos detalles, muchos gestos, muchas entonaciones, pero yo sí pienso que somos (también) lo que escribimos. Lo malo es que hay gente que prefiere quedarse con una mala interpretación antes que pensarlo dos veces o, como bien dices, preguntarle al autor del escrito.

Mientras haya respeto, no veo por qué nadie se tiene que molestar, por mucho que pueda no estar de acuerdo. Aunque no te comento demasiado, ya sabes que hay temas en los que no estamos del todo de acuerdo. Pero no pasa nada. Bueno, sí pasa, que hay debate, que se conocen ideas diferentes a las que uno tiene. Y eso siempre es bueno.

hermanosplantilla dijo...

Se tu misma, sin problemas. La red al menos tiene eso.
Saludos