martes, 24 de noviembre de 2009

Tiempo al tiempo

Se me atraganta...no lo puedo remediar.
Esto de empezar la Navidad en Noviembre me suena más a gran almacen que a verdadera devoción cristiana.
Las bolas, el espumillón, los platos dorados y las cajas de mazapanes  deberían estar prohibidos, por lo menos, hasta que hayamos hecho la digestión de los buñuelos y hayamos cumplido con el deber filial de rezar por nuestros difuntos...me parece.
Se me atraganta esa obsesión por adelantar por vender lo que sea, aunque el tiempo no acompañe, por acumular poniendo como escusa que luego nos costará más...no estoy de acuerdo.
Nos pasamos la vida poniendo la cabeza y el bolsillo en acontecimientos a largo plazo olvidando, demasiadas veces, que el presente es lo que debería ocuparnos.
Hoy, ahora, el día que se nos va de las manos, los momentos que nunca volverán a pasar, esos instantes que no dejan huella porque nadie se ha parado a mirarlos.
Otra vez, sin dejar tiempo para respirar, otra vez ese afán por llenar la nevera, por acumular juguetes en las estanterias, por renovar las figuras del Belén, por cambiar de mantel , de vasos y hasta de bajoplatos...otra vez.
Y digo yo. ¿Para qué? ¿Para quitarnos de la cabeza que algún día no lo viviremos?...puede ser.
Por eso yo me niego a pensar en Navidad hasta que no pase la Inmaculada, o hasta que llegue Santa Lucía, que también tiene derecho a que nos fijemos en ella.
Pues eso, que para disfrutar de las Fiestas tengo que llegar sin haberme empachado y cada vez me lo ponen más dificil.
Tiempo al tiempo... y cada cosa en su momento.

6 comentarios:

misideascotidianas dijo...

Bueno y es que si no vamos saboreando los momentos, le perdemos el auténtico sentido.

Lo de la venta comercial es espantoso.

Opción A, que procuro, es no acudir mucho a los centros comerciales. Me aturden.

Opción B, centrarnos en la Inmaculada y la novena que la antecede.

Y despues...

Luisa

Natalia Pastor dijo...

A mi me pasa lo mismo,Inés.
Pero como dice "mis ideas cotidianas",todo se debe a ese mercantilismo atroz, a esa comercialización obscena de lo que es la Navidad, a la aprostitución de su espíritu.
Como decía un graffitti de una parada de autobus:"No seas iluso,la Navidad no la inventó El Corte Inglés".

Lourdes dijo...

Totalmente de acuerdo. A mí tampoco me gusta nada esto de adelantar la Navidad. Cada año es antes. El viernes encienden las luces....

maria jesus dijo...

Bueno, yo estoy de acuerdo con todo el mundo.

AleMamá dijo...

Sí, por acá sucede lo mismo, sólo que los "santa" llevan ropa delgada por el calor....no dan ganas de nada; no hay ambiente por más que nos pongan villancicos en noviembre.

elblogdelosmudos dijo...

Money, money y money, pensaba además que era algo "local", una moda en España, por lo que me cuentan gente que anda fuera, está muy generalizado. Una pena,sobre todo para los niños pequeños que nunca tendrán unas fechas concretas, más bien... meses de ¿navidad?
Saludos cordiales.