jueves, 24 de diciembre de 2009

Villancicos

A mí me gustan algunos de toda la vida y otro, la verdad, nunca me dijeron gran cosa.
Que si los peces, que si dame la bota María, que si los ratones haciendo de las suyas, que si los pastores subiendo y bajando caminos ...en fín, nada que ver con el Dios que nos nace hoy, supongo.
Pero no importa demasiado, la idea es cantar, cantar y si es posible a pleno pulmón y en grupo, con familia o en familia , con pandereta o con carajillos de nuez...da igual.
Porque mientras le cantamos ayudamos al alma y nos metemos, con más fuerza, en la piel de esto que vivimos entre demasiados excesos, demasiados preparativos y demasiadas botellas de licor.
Por eso los defiendo y quiero que hoy se canten en donde nunca debieron dejar de cantarse.
Los de siempre, mejor que siempre y si se puede, alguno más.
Para el de siempre , como siempre, aunque hoy puede que con alguna alegría o pena más.
Con los de siempre,  para el de siempre o para el que nunca estuvo demasiado presente.
En mi casa, en la tuya, en la de los suegros o en la de aquel que no contaba con ellos.
Con guitarras, a capela o a ritmo de pandereta y botella de anis.
Como sea, con quien sea y donde sea pero...para Él...que le va a gustar.

3 comentarios:

blumun dijo...

Queridita, Inés.
Bon Nadal, Feliz Navidad, y que nuestros angelitos de la guarda nos protejan:)
Un gran abrazo :)

José Luis dijo...

Es una pena, pero hoy la televisión está huérfana de villancicos. Los villancicos dan un aire muy especial a estas fechas y nos ayudan a abandonatr la ramploneria.

Un saludo

mar dijo...

Este año no habia oido todavia este villancico. Desde el día de Nochebuena estamos cantando villancicos y no pareremos hasta que vengan los Reyes. (No se si era uno, no se si eran tres. Lo más importante es que iban a Belen.

Los tradicionales, los de siempres.
FELIZ NAVIDAD, FELICES REYES!