miércoles, 8 de diciembre de 2010

Ellos

Pero ¡cómo cuesta!... cada día me doy más cuenta.
Nos llenan la cabeza con ideas maravillosas sobre lo que podemos hacer por ellos. Nos dan claves de comportamiento infalibles. Nos dicen que acertaremos si ponemos por obra técnicas y modelos de todo tipo.Nos señalan aquí, allá, así, de ese modo, de este...y al final, pensamos que nosotros somos los protagonistas de la vida de nuestros hijos.
Deseamos que sean perfectos, infalibles, los mejores, sin defectos, sin mancha y con todas las virtudes.Nos sentimos responsables de sus errores, tapamos sus faltas de responsabilidad, evitamos corregirles, nos adelantamos a sus deseos, ocultamos sus carencias y disculpamos sus actitudes.
Y no, no es eso.
Nuestra labor consiste en mostrarles el camino, en darles opciones de elección, en presentar esto y aquello objetivamente bueno para dejar que sean ellos quienes asuman como suyas las opciones que la vida les va a presentar.Porque son ellos los que deben vivir su vida, la suya, diferente a la nuestra o a esa que nos habría gustado protagonizar.
Deberíamos darnos cuenta de que educarles es prepararles para que echen a volar solos lo más pronto posible, cargando con sus responsabilidades y dando cuenta de sus actos. No se trata de sentirnos imprescindibles en sus vidas, más bien todo lo contrario.Debemos asentar unas raices sólidas y luego desaparecer para contemplar, desde lejos, los frutos de ese arbol que un día plantamos.
Que vuelen, que hagan su vida... que son ellos los que la deben vivir.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Hartitos

Pues no...algunos no se quedaron en casa.
Cuando van, porque van y se equivocan en la elección.Cuando no, porque se quedan y son así de comodones.El caso es que siempre hay una explicación menos la más lógica en estos caso, es decir, que hay quienes no están de acuerdo, quienes se han hartado de novelas y quienes solo quieren lo que quieren, que se vayan.
Y mira que a mi estas historias no me tocan ni de lejos; que hace tiempo que no vivo allí y que , si me apuras, cada vez les entiendo menos.Pero me da rabia esos aires de superioridad que se gastan algunos cuando hablan de los que no les dan su confianza, que parece que dejan de ser gente cuando deciden volverles la espalda.Mira que sonrien cuando nos piden el voto y luego se vuelven de lo más arisco cuando comprueban que no nos han engañado.
Más bien me parece que se huelen el final del chollo que se han fabricado a costa de nuestras penurias y ahora a ver quien es el guapo que encuentra nuevo acomodo en el panorama político que acaba de surgir.Si es lo de siempre, para que unos lleguen otros se tienen que ir  y a nadie le hace gracia que le manden a la cola del INEM.Por eso nos echan la culpa y nos llaman vagos, domingueros y hasta frioleros...que por eso dicen que han perdido.
¿No será que nos tienen ya muy hartitos?...Pues p'a mí que sí, que estamos aprendiendo a ser libres, como Shakira.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Esa Ley

Me tiene preocupada...por no decir agobiada.
Primero porque no le veo la necesidad y segundo porque me huele a chamusquina. A chamusquina o a engaño, que lo mismo da.No le encuentro razón a tanta urgencia y menos todavía a ese empeño de querer explicar algo que, de por sí, ya todos entendemos sobradamente. Nos va a llegar , eso no lo dudo, pero no alcanzo a entender cómo se puede hacer dignamente algo tan poco apetecible.Y estas cosas no se eligen, te tocan, aunque a uno no le vengan bien nunca.
Además yo ya me había hecho a la idea  de que ese momento no era de mi elección así que me sobran las explicaciones, las falsas buenas voluntades y el tonillo paternalista de esta nueva Ley.
Ya moriré yo lo mejor que pueda o lo mejor que me dejen o cuando Dios me dé a entender pero lo que tengo claro es que el gobierno de España no tiene por qué tener vela en mi entierro.
Así que al sr Rubalcaba le pido que, ya que no me deja vivir tranquila, por lo menos que me deje morir en paz y... cuando lo mande el de arriba, que ya sabrá él cuándo me conviene.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Dándole vueltas

A veces uno se da cuenta de que...no hay nada que hacer.
Ya me gustaría decir lo contrario pero lo que no se puede, no se puede y lo demás es tontería. Insistir, darle una segunda oportunidad a quien ha rechazado todas las primeras, intentar lo imposible y no amargarse en el intento, requiere un grado de heroicidad al que muy pocos mortales pueden llegar.
Por eso puede que lo mejor sea salir corriendo y no dar opción al desencuentro. Literalmente desaparecer del campo de acción de quien no es capaz de ver nada bueno en nosotros y poner tierra por medio.Hacerse invisible, huir del cruce y ganarnos un puesto en el limbo impersonal de aquél que nos hace daño y en el que producimos un rechazo visceral.
No dudo de que esa sea la actitud más inteligente pero...¿qué hacemos cuando necesariamente formamos parte de su día a día y él del nuestro? ¿cómo gestionamos la presencia mutua habitual? ¿cómo digerimos la influencia que sus decisiones tienen sobre nosotros?¿con que cara recibimos sus órdenes?¿ a que santo debemos encomendarnos para manejar con mano izquierda sus pullazos?
Ideas, ideas, que me han pedido consejo y...no sé qué se puede hacer.

martes, 23 de noviembre de 2010

Bien o mal

A ver si me aclaro...que me estoy haciendo un lío.
Resulta que parece ser que todos lo esperaban y es en lo único que se han fijado de sus enseñanzas de los últimos años. Da una pincelada y el público se le echa encima reclamando más de lo mismo y , si fuera posible, algo de lo que ellos piensan, hace tiempo que debería haber admitido.Oyen la palabra y se tiran como hienas hambrientas de polémica sobre  él y sobre lo que representa su figura. Poco importa su magisterio, maravilloso por otro lado, cuando no habla del sexto y el noveno. Así son las cosas.
Por eso ha querido hablar claro, aunque no sé yo si alguien le ha entendido.Desdeluego si se ha quedado en los titulares del periódico, no. Si ha seguido los noticiarios radiofónicos o los avances informativos, tampoco. Solo el que se ha preocupado de ir a las fuentes ha podido aclararse un poco en este jaleo sobre usos del preservativo.
Parece ser que no, que no es la panacea de nada ni, mucho menos, la solución a los problemas de África ni del resto del mundo.En  algunos casos concretos, seguramente como medida extraordinaria sí, pero no creo que sea tu caso , ni el mío, ni siquiera el de la mayoría de los que lo usan...me parece.
Y no digo más que lo iba a estropear ....¡con lo bien que lo explica él!

lunes, 22 de noviembre de 2010

Tranquilos

Tendríamos que empezar el día así...tranquilos.
Lo siento por los tertulianos, las cadenas de radio y los comentaristas de todo tipo que inundan las ondas matinales.
Cada día estoy menos informada de lo que pasa a mi alrededor.Que ¿mal? supongo que sí, pero no estoy dispuesta a enfadarme más de lo que ya estoy y tampoco soluciono nada añadiendo a mi, ya demasiado larga, lista negra nombres nuevos cada día.Más bien debería ir tachando u olvidando algunos ...¡no vale la pena!
Y es que, estoy cansada de pelearme con gente que ni me conoce, ni ganas que tienen.Si, al final, me ponen en la picota y ni siquiera voy a conseguir que se enteren de lo mal que me caen.
Pues eso, que por eso he grabado un CD con las canciones que me hacen encarar el día serenamente y he pensado que, si consigo superar los primeros días de abstinencia informativa, seguramente me lo agradecerán los que está obligados a soportarme.¡Ah! y yo a ellos...que también hay de todo.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Créeme

Y no me crees..eso es casi lo peor.
A veces me cuesta pensar que hablamos el mismo idioma.Otras simplemente estoy segura de que me escuchas, me entiendes pero no estás dispuesta a que las palabras dejen ninguna huella en ti.No te interesa, tendrías que renunciar a muchas cosas y enfrentarte a no pocos enemigos. Algunas de esas cosas  cambiarían tu modo de vivir ,de tal forma, que casi deberías volver a nacer.Otras simplemente serían distintas, sobre todo cara a esos que te adulan y con los que te sientes tan a gusto.
Pero compensa, de verdad, compensa. Vale la pena demostrarse a uno mismo que se puede ser libre, que se debe ser libre. Que hacemos lo que  debemos sin pensar que los demás deben aprobar nuestros comportamientos. Que no nos debemos a ningún grupo, a ninguna consigna, que solo nos debemos a nosostros mismos y a nuestra conciencia.
Prueba a mantener una opinión diferente a la de quien te maneja.Mira a los ojos a todos los que no se atreven a llevarte la contraria.No te sientas superior ni inferior , ni mejor ni peor, ni más digna ni menos merecedora de elogio que aquellos que se creen más valiosos que tú. Y piensa que no tienes derecho a hablar mal de alguien si antes no has hecho lo imposible para que se entere de que no compartes su modo de actuar o  de ser.
Créeme...es duro, pero...vale la pena sentirse así.

martes, 16 de noviembre de 2010

Alemanes

Ya sé lo que me pasa...debe ser eso.
Lo había pensado alguna vez pero nunca lo había tenido tan  claro como hoy.Lo que me ocurre es que la cigüeña me dejó en un país equivocado, es eso, seguro.O eso o que le pilló la primavera a mitad de camino y me soltó antes de llegar a su destino.
Mira que me rondaba la idea pero hoy lo he visto todo claro. Me gusta su forma de trabajar, su modo de plantearse la vida, sus formas, sus objetivos...hasta su estructura mental. Me he entusiasmado conociendo sus métodos pedagógicos, su organización, su planificación, su estilo educativo.La elección de asignaturas, sus horarios, su metodología...sus colegios.
Vamos , que ahora me explico lo de sus milagros económicos, lo de su educación musical, lo de su formación intelectual, ¡una maravilla!
Lo dificil va a ser trasladar estos valores aquí, a España. Y es que seguimos empeñados en que el niño no sufra, en que los padres no se preocupen y en que los profesores no exijan y así...como mucho, destacamos en futbol, en flamenquito y en construcción de castels.
Pues eso, que si no fuera porque no tengo ni idea de alemán, porque me da pereza el frío y porque me han dicho que los alemanes son muy serios...cogía el petate y me largaba, que ya estoy cansada de brotes verdes mientras otros hace meses que han empezado a recoger el fruto de su esfuerzo.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Cansas

¿Pues sabes qué te digo?...que cansas.
Te he cogido con ganas,me gusta como escribes, pero he terminado agotada.Agotada de que siempre que remueves la historia, solo fijes tu mirada en uno de los bandos.Aburrida de que no te hayas preocupado de ahondar en las razones y los sentimientos de quienes no lucharon en tus filas. Cansada de que los malos sean malísimos y los buenos buenísimos.Harta de los blancos y los negros, de esteriotipos facilones.
Y mira que disfruto siguiendo tus argumentos, participando de tus historias.Disfruto leyéndote y también imaginando tus personajes, metiéndome en sus vidas, observándoles y analizando sus modos y formas.Me enganchas y cuando termino una de tus novelas necesito saber que, dentro de no mucho, tendré el placer de volverte a tener entre mis manos.
Pues eso, que esta vez he prometido no seguir esa serie sobre nuestra guerra civil que, querida Almudena, has prometido regalarnos.
Me va a costar pero...cansas.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Pasa

Pues seguro que eso...seguro.
La lluvia, el frío, el cambio de hora, la factura de la luz, el IBI, el impuesto de basuras, los primeros exámenes, las botas de agua, las hojas en el suelo, los charcos, el jersey de lana, el viento, la nariz roja y...el corazón helado.
Porque yo como los osos, me encantaría hibernar y despertar cuando todo esto haya pasado.
Que dirán lo que quieran, pero entre que a las 6 es de noche cerrada y que Noviembre los dedicamos a la meditación de los novísimos, pues eso, que no tengo el ánimo para excesos, que...lo veo todo malamente.
Es un poco eso y otro poco que me cuesta  levantarme, me cuesta aguantar sin acostarme y veo que de tanto pensar en lo que debo o no debo hacer para asegurarme un pedacito de cielo, termino por agarrar una "depre"de esas que salen en los libros.
Que la vida pasa y el tiempo cansa.Que no es lo mismo ahora que hace pocos años. Que algunas cosas me cuestan el doble y otras ya ni las intento.Que si se trata de hacer memoria me veo empezando, pero si me miro, a veces ni me reconozco.Que echo de menos a varios de los que me han acompañado en el camino y de otros, ya no recuerdo ni las caras. Que de tanto pensar se me quitan las ganas y que ni soy mayor, ni debería enredarme, pero se me arruga el corazón cuando me da por darle vueltas a que un día, ya no estaré yo aquí para verlo.
Que tengo ganas de que algunas cosas cambien, pero me da miedo cómo viviré lo que me queda y con quien me tocará compartir los próximos Noviembres .
Que pasa la vida y ...hoy me ha dado por pensarlo.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Comentarios

Bueno, vale...os echo de menos.
Prometo olvidarme de que existís cuando escribo y prometo, también, teneros en cuenta cuando aparecéis en el camino.
Sé que no sois imprescindibles, que algunos no tenéis tiempo de dejar huella, que ya somos muchos los que damos rienda suelta a nuestras cosas en este mundo de la red y que "mis cosas" no suelen ser demasiado interesantes. Sé que algunos estáis aunque no lo digáis. Sé eso y sé también que la cantidad nunca es lo importante.
No está de moda rectificar, ni mucho menos reconocer que uno se ha equivocado, pero esto de cambiar de opinión nunca me ha costado demasiado.Por eso vuelvo a dejar la puerta de mi blog abierta y le quito la razón a quien me convenció de que los comentarios pueden convertirse en una obsesión malsana. No, no será así, porque los agradezco pero tengo muy claro que no, no soy la chica a la que canta mi amigo Barry.

Tolerancia

Por qué siempre va en un solo sentido...
Me refiero a lo de siempre. A la capacidad que tienen algunos de apropiarse de la verdad absoluta. Al afán de muchos de que se tengan en cuenta sus opiniones mientras ellos desprecian radicalmente las  ajenas.A el empeño enfermizo de imponer ideas sin escuchar a los que tienen otro modo de pensar. A la susceptibilidad extrema cuando el adversario no está de acuerdo con ellos y al afán desmedido de llevarnos al dogma del pensamiento único.
Porque  ni todo es bueno ni todo es malo.Porque ahí están los colores para demostrarnos que la variedad es riqueza. Porque la modernidad y el progresismo no están reñidos con el sentido común y con los valores tradicionales. Porque hay que respetar para que te respeten. Porque aunque no pensamos igual sí podemos convivir como iguales. Porque no necesito que me digan cuáles deben ser mis ideas, ni a quien tengo que escuchar, ni a quien debo vetar, ni de quien me debo fiar, ni en quien debo creer.
Por eso me enerva que la tolerancia nunca va de ellos a mí. Me ignoran, me ridiculizan, se ríen de mis lideres, los arrinconan, me tachan de lo que nunca he sido y hasta intentan convencerme de que pasándome a sus filas seré más mujer, más de este siglo y hasta mejor ciudadano del planeta.
Que no, que la tolerancia, o tiene ida y vuelta, o no es más que una palabra estúpida,manoseada y sin sentido.
 Pues eso...que si tengo que respetar sus vidas, que empiecen por respetar la mía y a los míos.

martes, 2 de noviembre de 2010

Aprender

Y a mí que no me pasa...
Lo he oído montones de veces y a montones de personas. Lo dicen en entrevistas serias, en cuestionarios poco elaborados y hasta en declaraciones cara a la pantalla. Algunos se recolocan el pelo, otros se aclaran la garganta y casi ninguno duda al contestar.Pues eso, que seré yo la rara pero me suena a lección aprendida.
Así, a groso modo, tampoco es que haya llevado una vida de crápula o que mis decisiones sean de las de salir corriendo pero de algunas cosas, de varias,  la verdad es que no me siento muy orgullosa. Y es que soy consciente de  que he hecho cosas mal, de que hay otras que debería haber hecho mejor y hasta de que otra varias las debería, simplemente, haber hecho de otro modo.
Por eso me choca cuando alguien asegura que no tiene de qué arrepentirse o afirma tajantemente que se siente plenamente satisfecho con su vida. ¿Será que no han aprendido nada de sí mismos? O puede ser que piensen que reconocer los errores es muestra de debilidad o que enmascarándolos en frases bonitas los demás no nos damos cuenta de que esconden soberbia y pocas ganas de rectificar.
O eso o que es verdad que están encantados de haberse conocido y yo soy la única de mala calidad.
Pues yo, por mi parte, me quedo con Pavaroti... "vivir es aprender".

sábado, 30 de octubre de 2010

Te diré

Te lo podría decir...pero no lo entenderías.
Hay cosas que es mejor callarse, eso ya lo he aprendido, porque ni aclaran ni abren nuevos caminos. Son esas de las que hablamos con los demás, pero pocas veces con el interesado. Esas que desgastan el cariño y llenan la cabeza de recobecos oscuros. Esas que nos ponen a la defensiva y hasta consiguen colocarnos en primera línea de batalla.
Por eso es mejor dejar pasar el tiempo. Dar a entender que ya está todo dicho y que hemos conseguido comprender, perdonar, hasta olvidar. Sonreir, callar y seguir el camino sin detenerse a dar explicaciones, así son las cosas, no vale la pena darles más vueltas.
Hemos perdido algunas cosas en esta guerra. Ha habido perdedores y ningún ganador, pero no hay posibilidad de echar los minutos atrás, es el problema de vivir tan deprisa; que cuando queremos pensar ya es demasiado tarde para rectificar.
Por eso ya no soy capaz de aclarar nada, no me hace falta. Solo quiero buscar aires más fáciles, momentos menos dolorosos, gestos más  sinceros y amistades menos peligrosas.Buscar y confiar en que se puede ser leal a uno mismo y a los demás.
Pues eso, que podría  pero ...no te lo diré.

jueves, 28 de octubre de 2010

Bien pagás

Oye, pues lo voy a soltar...y me voy a quedar tan a gusto.
Para mí que son del grupo de las bien pagás, de las que reciben y dan a cambio todo lo que se las pida con tal de estar en en el candelero o en el candelabro, que en el fondo es lo mismo.Son de esas que se mueren del gusto cuando el jefe las achucha o la jefecilla las pellizca los carrillos. Si es que  se crecen con el cargo ¡no me extraña! quien las iba a decir a ellas que iba a haber quien doblara el espinazo en su presencia o incluso hasta quien  se enorgulleciese de salir en una foto con ellas.
Vamos que lo entiendo y no lo entiendo, que me debería dar lo mismo pero me pone de los nervios, que me dan ganas de que les importe lo que yo pienso, aunque sé que ni se preocupan de que existo, que sería estupendo verlas trabajar en algo bueno en lugar de apoyar iniciativas destructivas o, cuando menos, poco resolutivas.
Y mira que estoy contenta de que haya mujeres en cargos de responsabilidad, que me parece que ya era hora y que tenemos mucho que decir en esta sociedad nuestra.Mucho que decir y más que hacer ¡por eso me da rabia! porque ellas solo hacen lo que las mandan, secundan directrices que nos humillan y , encima, se pavonéan por las esquinas como si fueran gente preparada.
¡Anda ya! que sois unas bien pagás...
. 

lunes, 25 de octubre de 2010

Libre

Oye...pues tiene toda la razón.
Al principio me quedé algo parada, no sabía qué contestar, pero no tardé mucho en reconocer que es mucho más libre y menos complicada que yo. Libre porque verdaderamente escribe lo que opina, sea o no políticamente correcto, y descomplicada porque no gasta energías ni tiempo en pensar si los que la leen la quieren, comparten sus opiniones o simplemente la llevan la contraria para incordiar o darle vidilla a este invento de los blogs.
Ha quitado el contador de visitas, ha suprimido los comentarios y disfruta como loca expresando por escrito lo que muchas veces no puede, o no debe, decir fuera de ese grupo de elegidos que de sobra sabemos cómo es.
Escribe porque cuando lo hace se siente mejor, porque le gusta comprobar que la palabra expresa lo que el corazón se resiste a demostrar o simplemente porque ha encontrado que desahogándose se conoce mejor a sí misma y puede comprender también mejor a los demás.
Antes, si alguna de sus entradas no rebía ningún comentario  en la siguiente intentaba clavar el aguijón para que alguno saltase o volvía a plantear temas que en el pasado le habían dado un buen resultado estadístico en el número de visita...¡qué tontería!, me ha dicho, ¡ni que yo fuera alguien importante!
Por eso me he unido a la supresión de comentarios; el que necesite meterse conmigo o animarme que me mande un mensaje al mail...o no ¡que más da!
Al contador de visitas le tengo cariño y además no diré que no me gusta que aumente el número de quienes me leen...mientras yo no sepa quienes son...
Así me sentiré más libre a la hora de llenar estas líneas...¿o no?...ya os contaré.

domingo, 24 de octubre de 2010

¿Otro?

Por un momento pensé que me estaba tomando el pelo, pero no...ni ella misma sabía a qué se refería la opción.
Bastante complicado es entender y asimilar las características propias de nuestra personalidad para que, de golpe y sin anestesia, tengamos que enfrentarnos a la posibilidad de que haya una tercera opción. No sé si mixta o excluyente.Quizás diferente, aunque no creo que muy distinta. Novedosa o puede que más antigua que las ya conocidas...no sé, en cualquier caso original...supongo.
Por eso, y porque tampoco está de más indagar en las razones ajenas, volví a manifestar mi ignoracia sobre esa nueva posibilidad y de nuevo recibí la misma respuesta...usted ponga una cruz donde le parezca...así son estos impresos...no hay quien los entienda.
Es muy posible que sea eso, que los hacen para reirse un poco del que tienen delante, pero no me convenció y seguí.Pero vamos a ver ¿a qué se refiere? ¿A que si soy pez, anfibio, extraterreste o simplemente ser vivo? como dijo la señorita Aído.¿O en realidad es todo una broma y en cualquier momento saldrá alguien detrás de la cortinilla de la consulta y gritará ¡sorpresa! esto es una cámara oculta? En fin, que no sabía yo muy bien lo que se esperaba que contestase en ese apartado del cuestionario previo a que me sacasen una muestra de sangre.
¿Que si soy varón, mujer u otro?...pues yo, por si acaso, salí corriendo...que ya no me fío un pelo de nadie.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Algo cambió

Me ha dicho que no, que no se ha hecho nada en la cara, ni en el pelo...que es que ahora está contenta, solo eso.
La he visto y he tenido que mirar dos veces para reconocerla. Otra cara, otra forma de andar, otro brillo en los ojos...otra persona.
!Chica , te has quitado 10 años de encima! Tú has pasado por el quirófano, te has hecho un lisado japonés o un masaje linfático.Cuenta, cuenta, le he dicho, que da envidia verte de lejos y de cerca...si no eres la misma. Si pareces la hermana mayor de tus hijos universitarios o la madre primeriza de la clase de los pequeños. Aquí hay truco seguro, le he insistido,  ya estás soltando prenda que guardarse los secretos a tu edad está muy mal visto; comparte con el resto, comparte.
Y se ha sonreído... No sé, todo el mundo me lo dice, pero yo creo que todo se debe a que ahora estoy contenta después de unos años duros. Tampoco lo comentes mucho, hay gente que no lo entiende y piensa que no tenía motivo para quejarme. Lo he pasado mal, seguramente tampoco he puesto mucho de mi parte, pero  ahora que han cambiado algunas cosas, hasta el cuerpo me lo agradece.Me río más, disfruto con lo mismo que hasta hace poco me torturaba y , aunque cansada muchas veces, soy capaz de pelear el día a día con talante positivo y sobre todo con ilusión, con mucha ilusión.
Que estoy contenta, me ha vuelto a repetir, supongo que es solo eso.
 ¿Solo?, le he respondido, no lo dudes, es que ese era el cambio que necesitabas.

martes, 12 de octubre de 2010

Una bendición

Y no me quejo...simplemente, me canso.
Si hasta  Jesucristo, a esa edad, dio quebraderos de cabeza a sus padres en el mismísimo Jerusalen , con más razón lo hacemos los simples mortales cuando empezamos a ser conscientes de nuestro poder de decisión.Que llegan los doce años y por más que busquemos por los rincones, no hay manera de localizar a aquel o aquella que levantaba nuestras pasiones maternales en sus primeros años.O puede que sí, puede que lo hallemos escondido dentro del armario, entre montones de calcetines sucios , los restos de la merienda de hace tres días y las zapatillas de futbol cubiertas de barro.Ahí o en el fondo de una mochila con más papeles que cuadernos y compartiendo espacio con bolígrafos mordisqueados, lápices sin punta y múltiples restos de gomas de borrar.
Y es que llega una edad en la que ni los armarios tienen puertas, ni el frío entra por las ventanas, ni el grifo de la ducha llega a cerrarse nunca.Por no contar el problema que supone guardar los zapatos en algún lugar, cerrar la pasta de dientes, encestar la ropa interior dentro del cesto de ropa sucia o simplemente guardar en el lavaplatos los utensilios que previamente se han ensuciado.
He intentado aplicar terapias disuasorias que me sirvieron con mis hijos mayores en trances semejantes pero la nueva hornada es más dura de roer y se me resisten como gato panza arriba.Incluso diría que ni siquiera  toman en serio mis amenazas más crueles y me temo mucho que, como sigamos así, voy a tener que huir de casa para que no me encierren en algún centro psiquiátrico.
Ya sé que todo esto entra dentro del protocolo habitual en la adolescencia, pero no deja de ser divertido en los ajenos y más que molesto en los cercanos...digo yo.Por eso pido unión y colaboración para superar con cierta salud mental esta etapa de mi vida.
O eso o que me devuelvan a la época en que mis enanos se reían con mis bromas, lloraban cuando no me veían o simplemente dormían siestas de tres horas mientras yo les achuchaba pensando que ...eran una bendición del cielo.

lunes, 4 de octubre de 2010

Alas

Está mal que lo diga pero...me alegro.
No simpatizo ni con uno ni con otro, pero siempre me ha gustado ponerme del lado del menos popular y, en este caso, hasta del que tenía menos opciones de ganar. Y es que ya vale de creer que el votante es más tonto que listo y de intentar vendernos que hay que ser mujer, rubia y con sonrisa profiden para hacer carrera en este país.
Pues parece que ya no cuela tan fácilmente y que hasta hay quien es capaz de enfrentarse al Jefe sin que se le mueva el sillón...me parece estupendo.
Ahora a ver si cunde el ejemplo.En política y donde sea, que el gesto nos ha crecido y estamos que lo tiramos.
Se van a enterar los caciques de mi junta de vecinos cuando me impongan el horario de piscina; las mamás que se cuelan para recoger a sus niños los primeros a la salida de la guardería; el papá que aparca en la puerta del colegio y nos hace esperar, a todos los demás, para que sus retoños no tengan que andar de buena mañana; la señorita del ambulatorio que nunca me da la hora que yo pido;la farmaceútica de mi barrio que se niega a despacharme ni un ibuprofeno sin receta; el gobierno de España que me hace irme a 200m de la puerta de mi trabajo para fumarme un pitillo y el pesado de mi vecino de plaza de garaje que aparca de tal modo que necesito 10 minutos para cuadrar mi coche en su sitio.
Pues eso, que a mi la hazaña del Sr Gómez me ha dado alas...¡que se preparen!

jueves, 23 de septiembre de 2010

Familias numerosas

No es motivo...en todo caso una escusa.
El caso es que ultimamente lo he oído más de una vez y no me cuadra.Ni me cuadra ni, por mucho que le busque acomodo, encuentro razón a tanto despliegue y tanta necesidad.
Pues ahora resulta que la mujer con mejor sonrisa del celuloide actual desembarcó, hace unos días, en San Sebastián acompañada de cóyuge y 4 descendientes para los que pidió 30 habitaciones  del ala en el mejor hotel de esa hermosa ciudad...¡toma yá! Y no me extraña, por pedir...
Lo peor es que se las han dado y la organización justifica semejante dispendio diciendo que la actriz tiene familia numerosa ¡no te fastidia!
Y yo, y esa, y la otra...pero como mucho conseguimos algo de descuento en el parque de atracciones, el AVE menos caro y una ayuda ,más bien justita, para comprar material escolar y libros de texto cuando nuestros niños comienzan el curso.
Por esto y teniendo en cuenta que esta gente tan maja ha comprendido las  necesidades de una familia grande; les voy a mandar una lista amplia y justificada de todo lo que se me ocurra pedir, a ver si se estiran....como con Dña Julia.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Tengo

Tengo de todo menos...tiempo.
Tengo mil historias que contaros, aunque algunas no tengan demasiado interés.
Tengo preguntas sin repuesta, que necesitan de vuestra ayuda, para no enquistarse en mi corazón.
Tengo necesidad de sacar al exterior lo que me bulle en el interior.
Tengo ideas y comentarios, alagos y reprimendas, silencios y puede que algún insulto, de todo eso tengo.
Lo que no tengo es horas para sentarme a convertirlas en palabra escrita...de eso este año voy a andar escasa.
Pero lo intentaré, de vez en cuando, porque tengo una sonrisa para regalaros...y no me resigno a guardármela en el bolsillo.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Tambor

Uno solo...¡y ya me parece mucho!
Me han contado que Septiembre es el mes de los propósitos. Existen los tradicionales, los vulgares, los de andar por casa...los que se repiten año tras año y a los que no hay quien les hinque el diente sin caer en el desánimo a los quince días del intento. También hay quien se arriesga con nuevos retos, tan poco realistas, que no superan la ilusión de los primeros días de emoción postvacacional.
De ahí que, visto lo visto, no encuentre yo nada motivante que echarme a la lucha de este curso que ha comenzado serenamente y que promete pegar el acelerón a partir del próximo lunes cuando las preadolescentes irrumpan en mi vida con la energía y el entusiasmo que las caracteriza.
Bueno realmente nada no, solo una cosa. Un propósito firme y decidido. En el que pongo todas mis esperanzas y al que voy a dedicar el poco espacio cerebral que me dejan libre las prisas, las interrupciones, los cambios de planes, las novedades de última hora y las sorpresas de todo tipo que surgen cada día.
Un consejo que recibió Tambor, el pequeño conejito amigo de Bambi, y que olvidaba con frecuencia aunque lo sabía casi de memoria.
Pues a mí me pasa lo mismo pero con menos gracia.Que me lo sé, que me lo recuerdan y que se me olvida.
En fín, que os pido ayuda.Que cuando vea solo lo negativo me tireis de las orejas, que cuando frunzá el ceño os riais un poco de mí y que cuando me exceda en mis argumentos... sepais poner templanza en mis juicios.


jueves, 2 de septiembre de 2010

Una tortura

Que sí, que ya lo sé...que nos lo hemos buscado nosotros solitos.
Algo parecido a lo que se veía en televisión después de la caída de las Torres Gemelas, algo parecido. La destrucción total, el caos más absoluto y la desesperación en su estado más puro. Una estupidez con consecuencias terribles y una sensación de impotencia total.
Porque no hay derecho, no lo hay. Romper de esa manera el buen talante y la maravillosa calma interior que tanto nos había costado alcanzar.Aterrizar de esta forma en la cruel y dura realidad de la vida ordinaria, trepidante y estresante de la gran ciudad.Despertar bruscamente del sueño de un mes sin reloj, sin teléfono, sin prisas ni orden.
Y eso que lo sé, que lo sabía. Que hay que sufrir para luego disfrutar.Que el que algo quiere algo le cuesta. Que el esfuerzo tiene su recompensa.Que ha quedado fenomenal, como la seda. Y que la uña morada, el dolor de piernas, las ampollas en las manos y la conjuntivitis incipiente pasarán a la historia dentro de unos días sin pena ni gloria.
Pero estoy, estamos, pagando la factura física y económica de habernos deshecho de él y lo peor es que todavía me pregunto si de verdad era necesario.
¿Que de qué estoy hablando? De ti...del gotelé....de qué ha sido una tortura perderte.

sábado, 21 de agosto de 2010

We can.

Me gusta... esa sensación de que algo se puede conseguir.
Hay miles de maneras de enfocar la puesta en marcha de un nuevo curso escolar y personal.Algunas demasiado rancias como para dedicarles ni un minuto de este tiempo y otras, más frescas y estimulantes, a las que sí quiero dar rienda suelta.
Algo se mueve en el alma cuando dejamos la vida veraniega mientras aparcamos en el trastero la sombrilla y los botes de crema protectora que, me han dicho, no servirán el próximo verano pero a los que ¡debe ser una consecuencia de la crisis! me niego a tirar a la basura.
Tampoco quiero desprenderme de esa sensación placentera que me proporciona el mar, el sol al atardecer y la ducha después de un buen baño salado.Esa sensación de que nada ni nadie pueden cambiarme el humor, de que el mundo se puede hundir pero yo no me voy a mover, de que todo se puede arreglar, nada me puede turbar y pocas cosas son capaces de destruir lo que tanto esfuerzo me está costando levantar.
Eso es lo que me llevo y me quedo de estas vacaciones al sol, de esas noches en familia y de esas partidas de cartas donde se gana y se pierde, se ríen las ocurrencias del contrincante, se disculpan los errores del compañero, se asumen los propios y se aprende a que siempre es mejor participar que tener miedo a defraudar.
Por eso este septiembre paso de depresiones postvacacionales, de rollos filosóficos y de teorias complicadas para superar la pereza que me da volver a la vida de Madrid . Mejor me engancho a la ilusión por trasladar a enero la calma de agosto, a diciembre el calor de estos días y a noviembre las horas de luz del verano.
En esto yo como Obama...yes, WE CAN.

martes, 27 de julio de 2010

Hasta después.

Desconecto... aunque no era esa mi idea.
Había planeado bucear en nuevos blogs, descubrir entradas originales y retornar a los orígenes de mi bitácora particular pero no va a ser posible. Los obreros han invadido mi intimidad y las cajas han engullido, entre otras cosas, el ordenador y el modem que me hace llegar hasta vosotros.
Mañana huiré despavorida a refrescar, la mente y el cuerpo, en lugares menos agobiantes y más acogedores.Bailaré el waka-waka y me tomaré algún mojito que otro para diluir la mala bilis acumuladaeste año. Ya os contaré a mi vuelta porque en mi maleta no irán ni vuestras páginas, ni vuestras ideas...¡así son las cosas!
Portaros bien, coger fuerzas y pasad el estropajo por la roña acumulada en estos meses de protestas justificadas y nervios a flor de piel. Yo también  voy a hacer un esfuerzo para regresar con más sosiego y menos acelerones.
Un ¡feliz descanso! para todos y...echadme un poquito de menos... aunque solo sea cuando bailieis la canción del verano.

miércoles, 21 de julio de 2010

Te necesita

No sabía si pedíroslo...pero creo que si os hago cómplices de mis cosas, también debeis saber qué es lo que me ocupa estos días.
No conozco el número de personas a las que, diariamente, se les diagnostica un cancer ¡supongo que serán miles! Tampoco he hecho una estadística sobre la incidencia de esta enfermedad en personas jóvenes.No tengo ni idea de cual es la probabilidad de curación de algunos linfomas y me resisto a consultar en internet el tratamiento adecuado para cada uno de ellos.
Solo sé que hay una mujer de 23 años que vino a nuestro país buscando una vida mejor y ahora se encuentra postrada en una cama de uno de nuestros hospitales sufriendo lejos de los suyos. Por eso creo que tenemos la obligación de ocuparnos de ella. ¿Cómo?  Los médicos y las enfermeras están haciéndolo muy bien pero necesita algo más.Necesita que recemos para que sea fuerte y necesita, también, que un experto le ayude a salir de este atolladero.
Yo tengo uno y dos amigos bastantes eficaces pero en esto, como en todo, cada uno tiene el suyo de confianza.
Por eso os animo a que nos echeis un cable, cuantos más se ocupen del tema mejor.
Te necesita ...aunque no la conozcas.

miércoles, 14 de julio de 2010

Celebraciones

Pues qué ilusión...
De verdad que da gusto ver como lo hemos pasado estos días y cómo hemos sido capaces de echarnos a la calle para festejar que, por fín, somos lo mejor de lo mejor del mundo mundial.
Ya lo ha dicho Iniesta...si lo sé no marco el gol...qué menuda se ha armado.
Ahora digo yo que no estamos para cosas demasiado serias, ¡qué pereza! y pasaremos el verano con la emoción en el cuerpo y  la alegría donde cada uno pueda colocarla que no está el patio pa mucho derroche.
El problema es que a mí me han cortado la fiesta así, de golpe...sin anestesia.Sin darme tiempo a recuperarme hoy me sueltan que el Constitucional ha dicho que la Ley de la antieducación sexual está estupenda.Que no tiene ni medio "pero" entre sus líneas...vamos que ni tocarla.Y yo me he acordado de la carta que escribió hace unos días Mons Munilla y se me han quitado las ganas de celebrar ...
¿De celebrar que muchos chavales como Álvaro del Bosque nunca llegarán a nacer porque son diferentes?
¿De celebrar que mientras cantamos y bebemos hay quien nunca tendrá la oportunidad de hacerlo porque fue concebido en mal momento?
¿De celebrar que Casillas levanta una copa que otros nunca levantarán porque sus padres no los querían?
¿De celebrar que somos... el país donde más facilmente se aborta?
Y es que en todo este jolgorio...me faltas tú...que ya no vas a nacer.

sábado, 10 de julio de 2010

Somos

Pues sí...somos lo que somos.
Lo que somos y lo que nos han vendido que debemos ser: juerguistas, más bien tirando a gorrones, pícaros, sinvergüenzas, poco dados al trabajo, oportunistas y amantes de la siesta. Eso y algún que otro tópico que nos inyectan en las venas desde pequeños y que, a fuerza de repetírnoslo, hemos llegado a asimilar sin problemas.
Y no estoy de acuerdo, no lo veo yo de esa manera. Aprovechados los hay hasta en Islandia pero el españolito, cuando quiere, trabaja como el que más. Y si no que se lo pregunten a los Guardias Civiles de los controles de alcoholemia, los camareros de nuestros bares y los repartidores de cervezas, que en estos días, no paran. A ellos y a los que limpian la plaza del Castillo en Pamplona después de los encierros o a los que cuelgan farolillos en las fiestas de Santurce o a los que, en las ferias de los pueblos, pasan la noche repartiendo peluches en la tómbola.
¿No será que todavía no hemos entendido que esa es nuestra fuerza? Necesitamos buenos empresarios que pongan orden en esa maréa humana que formamos los españoles. Que nos motiven, que nos animen, que nos ilusionen, que nos ayuden a sacar provecho de nuestro talento. Que saquen de cada uno lo mejor en beneficio de los que formamos España.
No queremos cambiar, porque somos lo que somos, pero...necesitamos a alguien que nos organice.

jueves, 8 de julio de 2010

Con ellos

Me suena a cambio...a inicio de una nueva etapa.
Ya no es necesario ser alto, rubio y guapo para levantar pasiones.Solo se nos pide echarle ganas, profesionalidad y corazón a lo que nos ha tocado hacer.Da igual la ocupación, lo importante es tomárselo en serio, hacer piña para alcanzar una meta común.En una palabra, LUCHAR.
Por eso me alegro de que ya no se hable de cortes de pelo originales, de mujeres espampanantes ni de brillantes en las orejas...eso está pasado de moda.Ahora nuestros enanos se emocionan con el juego de chavales que se dejan la piel, la cabeza y hasta los tobillos en pases arriesgados.En un tiqui taca donde participan todos sin servilismos al más popular.Ya no hay estrellas deslumbronas. Hay un equipo que se deja la piel con una sonrisa, con pocas concesiones al glamour y con mucho sudor de camiseta.
A ver si nos damos cuenta de que ese es el camino. No solo en el futbol,también en la familia, en la política, en el "curro" de cada uno y  en todo nuestro universo personal.
Menos figurín y más currante dejándose la vida.Así ganamos el mundial, superamos la crisis y lo que sea... porque por vosotros hoy, nos hemos vuelto a ilusionar.
¡Venga! a por ellos...y con ellos.

sábado, 3 de julio de 2010

Una letra

Es el momento...no vamos a encontrar otro mejor.
Tenemos el patriotismo a flor de piel y es una pena que no podamos gritar al aire nada más decente que un soniquete mal aprendido.
Necesitamos una letra.Una letra que nos una, que nos haga sentirnos españoles más que de provincias.Una letra para todos, una que podamos cantar cuando las cosas vayan bien y cuando lo hagan regular.Una  de esas que ensanchan el corazón cuando estamos lejos y que borran las malas caras cuando toca compartir cubierto con el que no es de nuestro agrado...una letra.
Y es que falta algo en esa marcha que es nuestro himno. Falta garra, entusiasmo, coraje, orgullo, furia...y eso no puede ser.
Es cierto que dado nuestro genio nacional más de uno grita, que no canta, el famoso "yo soy, español, español, español..."  pero no me sirve,...necesito más, necesito una buena letra.
Venga...ideas, ideas  ¡que no se diga!Yo por mi parte me voy a poner a ello, ahora que llegan las vacaciones.
Y si ganamos el mundial...a lo mejor me inspiro en la letra del himno de nuestra selección...que no está nada mal.

viernes, 25 de junio de 2010

Como no hablen

Uff... pues eso sí que es malo.
Si se ha perdido, ya no hay nada que hacer...o poquito, eso me han dicho.
Bueno sí, hablar y aclarar podría ser una solución pero hay que echarle valentía y ganas y no sé yo si todos estamos acostumbrados a hacerlo, no sé yo.
Por lo que alcanzo a observar  se hace poco esfuerzo por aclarar lo que no entendemos, prefiriendo correr tupidos velos que terminan convirtiéndose en murallas imposibles de saltar.
Y es una pena que no seamos capaces de decir a alguien, sin que se moleste o salga huyendo, que algo no nos ha gustado o que esa cara a qué viene o que aquel día no acertaste o que eso que dijiste me lo tienes que explicar o que no me gusta ni un pelo eso que has hecho.
Debería ser facil decirlo y que nos lo digan ¡nos ahorraríamos más de un disgusto! porque uno se queda tan contento cuando aclara las razones ajenas y escucha los motivos de eso que le ha sorprendido.Y si no llega a compartir o entender al del frente, por lo menos sabe de primera mano qué ha pasado ¡y eso ya es mucho!
¿Que los franceses y los italianos han perdido la confianza en su selección?... mal les veo... ¡como no hablen!

lunes, 21 de junio de 2010

Buena gente

Lo está consiguiendo...este hombre lo está consiguiendo.
Me ha costado, pero visto lo visto, a nada que ganen otra vez me tiene a sus pies.
Él y el grupillo, o equipillo ¡que más da! el caso es que les he tomado cariño y hoy he conseguido aguantar todo el partido, saltar del sofá varias veces y hasta gritar en un par de ocasiones... ¡no está nada mal!
Y es que a mí este del Bosque me parece un tío estupendo por muchas y variadas razones.
Porque sabe ganar y perder.
Porque reconoce sus fallos y aplaude los aciertos de sus rivales.
Porque está a las duras y a las maduras.
Porque de él no sale ni un mal gesto, ni una mala palabra.
Porque es serio, formal, honrado, trabajador y poco dado a las tonterias...lo que necesitamos todos para poner un poco de orden en el panorama nacional.
Que digo yo que si no tendrá un primo o un hermano dispuesto a hacerse cargo de la presidencia del gobierno, de la alcaldía de Madrid o del ministerio de economía...en cualquiera de estos sitios me sirve uno de su casta.
Buen chico , buena gente... ¡bravo!

miércoles, 16 de junio de 2010

Como adolescentes

Me vais a perdonar los poco que reconoceis, en público, que a vosotros el futbol...ni fu, ni fa.
Me vais a perdonar porque hoy toca lo que toca y sería poco oportuno el que yo me empeñase en dar un giro a la actualidad para hablar de la nueva legislación laboral o del estado de nuestras cuentas.
Que no, que si hay algo de lo que preocuparse es de nuestro paso a cuartos del mundial.
Que digo yo que después del mazazo de esta tarde, ya no quedan fuerzas ni para la huelga general...que esto no hay quien lo supere.
Y a del Bosque que no me lo toquen, que no quisiera yo estar en su piel, ¡pobrecillo! que ahora ya tenemos a quien responsabilizar de la bajada de la bolsa, de las amenazas de los alemanes y hasta de las inundaciones en Asturias.
Con lo bonito que hubiera sido gritar y darnos abrazos porque un tío ha metido un balón entre dos palos y un larguero, hasta se nos habría olvidado lo que cuesta llegar a fin de mes.
Y ahora lo que toca es soñar con el próximo,  pintarnos de nuevo las caras ,  llenar la nevera de cervezas,  enfundarnos la camiseta con el escudo nacional...y ver si conseguimos, de una vez, cantar gol y pasar de temas serios.
Venga, que pueden... tratarnos como  adolescentes enamorados.

domingo, 13 de junio de 2010

LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Y a mí que lo de LA ROJA, como que me quita ilusión.
Son cosas mías, tampoco tiene más importancia, pero puestos a emocionarme o a intentar unirme al entusiasmo general casi que prefiero que sea con ESPAÑA que con un color, me resulta más cercano.
Es como con el entrenador o con los futbolistas, si los encuentro parecido con los españolitos que me rodean mejor que si tengo que buscar la sintonía con modelos de revista o actores americanos.
Vamos que del Bosque me produce más simpatía que el guapo de Mouriño y nuestro amigo Iniesta me gana antes que Guti o Ronaldo.
Por ellos hasta soy capaz de aguantar el partido entero sin torcer el gesto y puede que me lance a discutir alguna decisión del árbitro o a gritar cada vez que el balón entre en la portería contraria.
Por ellos y por aquello del orgullo patrio. Por eso me tuerce un poco el gesto esta nueva moda de la roja...y gualda, llamaría yo, que parece que nos avergonzamos de nuestra bandera, nuestro país y nuestros colores  ¡sólo faltaba!
La única pena es que nuestro himno no tenga letra, ahí si que iba a estar yo la primera ¡cantando! para animar, empujar, aplaudir y disfrutar de LA SELECCIÓN ESPAÑOLA... porque el futbol es lo de menos.

sábado, 12 de junio de 2010

Diferentes pero no distintos

No quieren ser distintos...aunque son diferentes.
Los necesitamos, tanto o más de lo que ellos nos necesitan a nosotros.
A veces nos olvidamos de que existen, les apartamos de nuestra mirada como un mal pensamiento y nos sentimos más personas que ellos simplemente porque nos provocan sentimientos encontrados.
Huímos de la realidad de sus vidas, les ignoramos o, lo que es peor, les compadecemos como si su situación fuera un mal contagioso.
Nos atrevemos a interpretar sus deseos, sin acercarnos a ellos, o incluso a decidir qué es lo que será de sus vidas sin preocuparnos de escuchar  lo que nos quieren decir.
Juntos construimos un mundo del que nadie debería excluirles porque aportan lo que, en demasiadas ocasiones, nos falta a los que nos sentimos normales.
Son la imagen real de la dignidad  de la persona, del verdadero sentido de la vida, del esfuerzo, de la lucha, de la alegría, del amor en su más pura esencia.
¿Quien ha dicho que no sirven para nada?
Cuando uno tiene la inmensa suerte de coger sus manos y mirarles a los ojos... encuentra el paraiso que estaba buscando.

lunes, 7 de junio de 2010

Alergias

Nunca me había pasado... que yo recuerde.
Me ha atacado y no paro de llorar.
Por la mañana imposible, por la tarde algo mejor, mejor dentro de lo malo, que es que los tengo en un puro escozor...así son las cosas.
Tengo los ojos encendidos  y no sé si echarle la culpa al cambio climático, a los pesticidas urbanos o al de siempre, que tampoco se trata de ser original a estas alturas.
Que digo yo que si tiene la culpa de casi todos mis males ¿por qué va a ser mi alergia una escepción?
Que argumentos no me faltan, y este año más que nunca, que si estoy baja de defensas es porque el estres me tiene de los nervios y ¿eso a quien se lo debo? a mí misma cada vez que escucho la radio, leo un periódico o me siento a ver el telediario, cual martirio de última generación.
Porque he fabricado pocos anticuerpos ante las necedades de esta gente y como no puedo gritar, pues se me escapa la ira por los ojos... seguro que es eso...seguro.
Por eso hoy me he buscado un buen colirio para combatir esta alergia que me ataca y lo he encontrado...este no me falla ¡seguro!

martes, 1 de junio de 2010

P'a variar

Con estos calores...con estos sudores económicos y con el futuro que nos presentan, se me han ido las musas de vacaciones y solo se me ocurren agujeros negros que contar.
Pero he pensado que no vale la pena , que ya estoy harta de estar harta...¡que ya vale!
Que me apunto al rollito inocente y feliz de Eurovisión, que me trae buenos recuerdos, y total dentro de nada empiezan los mundiales y me voy a quedar sola contando mis penas mientras los de la roja nos hacen olvidar las deudas y los sinsabores de estos últimos años.
Que en julio y agosto las penas son menos penas y que , con un poco der suerte, hasta llegamos a septiembre  sin haber caído en la bancarrota.
Por eso he decidido echarme unas risas a costa de los que habitualmente me ponen de los nervios y ya que no tengo demasiadas cosas positivas que contar...por lo menos nos reímos, que todavía es gratis.
Pues ale, vamos a hacer como que la cosa no va con nosotros... que ya toca...p'a variar.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Gracias

Es de las pocas cosas que le puedo agradecer y ...no sé por qué no voy a hacerlo.
En serio, que he tenido mucha suerte, que  ¡he aprendido  más que ellas! y estoy tan contenta.
Allá por julio andaba  yo con las neuronas bloqueadas y el espíritu revuelto digeriendo aquel marrón que me había caído en suerte, pero ya veis, ahora...me he convertido en forofa del tema ¡así son las cosas! 
Vamos, que esto de educar ciudadanas en los valores fundamentales tiene mucha miga...más de lo que nos creemos.
Porque compartir, sí que es verdaderamente vivir.
Porque el respeto a los demás arranca de aquel que nos tenemos a nosotros mismos.
Porque la igualdad se basa en la diferencia.
Porque no somos realmente humanos hasta que no aprendemos a convivir en sociedad.
Porque los derechos  siempre obligan a cumplir unos deberes.
Porque el hombre, se diferencia de los animales, en que sabe decidir cómo y cuando quiere hacer las cosas.
Porque entre nosostros ha habido, hay y habrá, gente que no ha renunciado a sus principios y ha sabido luchar por todos estos valores en las peores de las circunstancias.
Porque reducir el ser humano a un títere de los instintos o las apetencias no deja de ser una estupidez.
Por eso y porque me han dado la oportunidad de comprobar que vale la pena abrir horizontes claros a nuestros chavales...gracias Sr Zapatero ...muchas gracias.

domingo, 23 de mayo de 2010

Verde














Porque levanta el ánimo y trae a la memoria buenos momentos.
Porque solo necesita ser él mismo para que el paisaje se ilumine.
Porque lo envuelve todo, es capaz de transformar los rincones  más oscuros y conoce tantos matices que sería imposible elegir solo uno.
Porque es capaz de mezclarse con el agua sin perder su identidad.
Porque es en sí mismo la esperanza, la alegría y la fuerza de vivir.
Porque lo echaba de menos y me ha dejado disfrutar de todo su esplendor.
Por eso y porque..es mucho más que un color... ¡gracias querido verde!


viernes, 14 de mayo de 2010

Mala persona

Me siento fatal...
Reconozco que está mal, que es un ejemplo nefasto y que nunca debería hacerlo en público.
Comprendo que me hago daño a mí misma y que de paso , a veces , se lo hago a los demás si están cerca de mí.
Paso por que me recuerden, a cada instante, que me estoy matando o que me puedo quedar impotente o que voy a terminar con los pulmones carbonizados.
También asumo mi responsabilidad en las estadísticas de enfermos con riesgos y de culpable del déficit de nuestra sanidad.
He soportado estoicamente la lluvia, la nieve, el viento y hasta el sol de mediodia para que nadie sufra a mi costa.
Mis hijos me miran mal, mis amigos me echan a sus terrazas y mi gobierno dice que soy un problema.
Lo siento...en ocasiones me echo un pitillito...debo ser mala persona.

viernes, 7 de mayo de 2010

Por ella

Por Ella, por Él y por Ellos...¡que si no!
Tampoco se trata de darle muchas vueltas...o lo haces por alguien, por algo...o no vale la pena.
Lo que sea, hasta levantarse por las mañanas...¡que cuidado que cuesta algunos días!
Porque si no hay un motivo un poco elevado...o cercano, las cuestas se hacen cada vez más empinadas y terminamos estrellándonos en la pared del "hasta aquí hemos llegado".
Por eso la mejor medicina consiste en llenarse la mochila de motivos y tirar p'lante con la mejor de las caras y el más optimista de los espíritus.
Que ya que estamos en donde estamos, nos codeamos con quienes nos codeamos y nos rozamos con quienes nos han tocado de vecinos, más vale que seamos capaces de darle alguna razón al esfuerzo que esto nos supone.
Pues eso... con un brindis a lo alto...¡como los toreros!

lunes, 3 de mayo de 2010

Cállate

No me ha gustado nunca mandar callar a nadie...pero ultimamente estoy como D Juan Carlos con Chavez.
En estos tiempos en los que nos bombardéan sobre cómo debemos respetar todas las opciones, defender cualquier diferencia y tolerar las diversas opiniones de los que nos rodéan...ahora, justo ahora, nos dedicamos a juzgar la forma de vida de miles de sacerdotes por lo que algunos, una mínima parte de ellos, han hecho.
Cualquiera se siente con derecho a opinar, y hasta a condenar, la vocación, la entrega de nuestros sacerdotes.
También hay madres que no se ocupan de sus hijos y no por eso pierde la mujer  su derecho a educar.
También hay hombres que engañan a sus mujeres y no por eso decimos que el género masculino es infiel por naturaleza.
También hay políticos que roban y policias corruptos y maestros injustos y deportistas que se dopan y comerciantes que engañan y empleados que no trabajan y empresarios que se aprovechan de sus trabajadores y..., y...
Y el mal en el mundo...y tú y yo para intentar mejorar un poco el patio.
Por eso y por otras razones que no me atrevo a escribir...algunos, o bastantes, se deberían callar.

sábado, 1 de mayo de 2010

Distinta

Que no lo entiendo...que no.
Hay cosas que dejan de ser objetivamente negativas por el simple hecho de hacerlo un número de personas al que llamamos "TODAS" y del que nadie conoce valor numérico concreto.
Da igual, es mágico, uno dice que "TODOS" lo hacen y ya parece que las posibles responsabilidades se diluyen.
Si es a Hacienda a quien "TODOS" engañan,  nos sentimos la mar de contentos y si son "TODOS" los que se bajan canciones o películas piratas de la red hasta nos parece que pertenecemos a un grupo de elegidos.
No digamos si son "TODOS" los que se saltan la velocidad límite o  los que fuman donde no deben, eso ya...añade un caché personal importante.
"TODOS" copian, "TODOS" falsifican datos, "TODOS" hacen lo mismo,"TODOS"¿engañan?
Será por eso que a mí me gusta ser distinta...o lo intento.

miércoles, 28 de abril de 2010

El run run

Debe ser ese...el run run.
Ese que me bulle a ratos y que me pone la cabeza caliente.
El mismo que llevo a cuestas desde hace años y que se empeña en mantenerse fuerte y vigoroso.
Ese al que he intentado bajar el volumen más de mil veces, consiguiéndolo solo unas pocas, muy pocas.
El que surge con furia cuando nadie lo espera y al que pido explicaciones cuando ni yo me reconozco.
El run run de los genes, el rebelde, inconformista, impaciente y un poco arisco..ese.
El que me acompaña, ese que no sabe vivir sin mí y al que debo buenos y malos momentos.
El run run con el que nací y que se empeña en no dejarme sola.
A ese, a pesar de todo, amigo... le he encontrado una canción.

domingo, 25 de abril de 2010

Aburrirse

Dicen que lo ha dicho...y a mí no me extraña.
Que se aburre, que se siente encerrada y que no le dejan hacer lo que ella quiere.
No me extraña ..a mí me pasa lo mismo.
Eso de levantarme por las mañanas, hacer las camas, recoger el desayuno, vestir a los niños, correr al trabajo...gastar energías y neuronas en educar a otros, regresar para ocuparme de los míos, organizar, corregir, templar, sonreir, aguantar, ...terminar; eso y mucho más, apetecerme, lo que se dice apetecerme...más bien poco.
¿Que lo he elegido? ...sólo en parte, en su mayoría me ha venido dado, como a ella, y aunque a veces me aburro tampoco creo que sea un problema.
Por eso no creo que lo suyo, en La Moncloa, sea para tanto.
A lo mejor se trata de mirarse menos el ombligo y aprovechar la situación, en la que su marido le ha puesto, para  mejorar la vida de otras personas, para acompañar las recepciones con una sonrisa y una palabra oportuna o para facilitar la labor de los que tienen la obligación de trabajar con ella.
Para volcarse en los demás...cada cual a su manera.

miércoles, 14 de abril de 2010

Un pequeño tesoro

Me lo han dicho y...no he sentido lo mismo que hace nueve años.
Hace nueve años me estremecí y lloré...hoy solo me he estremecido...no he sentido ganas de llorar.
Porque hace nueve años no había tenido la suerte de conocer a Almudena y me parecía dificil, o muy dificil, o casi imposible, asumir con alegría el nacimiento de un hijo con alguna discapacidad.
Ahora no lo veo de esa manera.
Recuerdo muchas cosas de ese día pero hubo una que no se me ha olvidado: "acaba de nacer una niña que nunca será un problema, siempre será una alegría", y así es.
La dijo su padre mientras su madre  lloraba...ella también tenía derecho a hacerlo.
Ahora a veces también llora, pero de impotencia, cuando alguien no comprende que Almudena es un regalo para todos los que la conocen y para los que tienen la suerte de poder convivir con ella.
Por eso hoy me gustaría que Mayte y Pepe supiesen que ese niño que tienen en sus brazos les va a dar muchas alegrías y que somos muchos los que estamos deseando conocerle para disfrutar de él.
¿Que es un tesoro por descubrir? ... como cada niño que nace.

martes, 13 de abril de 2010

Me gustaría

¿Y cómo se hace eso?...
Me gustaría multiplicarme.
Estar aquí, donde me necesitan, y allí, donde me dicen que esté.
Tener fuerzas para escuchar y argumentos para hablar.
Ponerme en el lugar del  otro, sin dejar de ser yo misma.
Convencer, sin agobiar.
Conocer, sin visitar.
Alegrarme, sin buscar el motivo.
Comprender, sin disculpar.
Ir, sin moverme de lugar.
Entender con el corazón y exigir con la cabeza.
¿Que no se puede?...pues a mí me gustaría.

martes, 6 de abril de 2010

Perdón

No me parece justo...no creo que lo sea.
Es un tema grave, incluso pegajoso, por eso me cuesta escribir sobre él...no me gusta.
Demasiadas veces he cambiado de canal cuando han irrumpido en mi casa noticias sobre redes de este tipo o casos relacionados con el daño que los adultos nos empeñamos en provocar a los que nos rodean cuando no queremos, o no sabemos, controlar nuestros instintos.
Por eso me falta curiosidad y me sobra tristeza cuando oigo cómo, de un daño, hay quienes intentan sacar provecho.
Porque no es real, ni siquiera justo, empañar la labor de la iglesia en el campo de la educación apelando a los, muy puntuales, casos de pederastia que han surgido en estos días.
Por supuesto que hay que pedir perdón, ya se está haciendo, pero de eso a montar un circo mediático, en el que  mientras unos sufren otros se frotan las manos, va un abismo.
Insisto en que el tema me produce repugnancia, también el del maltrato  a la mujer o el de la explotación infantil o el de los niños soldados.
Por eso pido el peso de la justicia para quienes las realizan y toda la comprensión para quienes las han padecido.
Pero sin sacar las cosas de quicio...me parece.

domingo, 28 de marzo de 2010

La distancia

Me cuesta creérlo...me cuesta.
No importa el nombre, el modelo es siempre parecido.
Mujer, entre 40 y 55 años, profesional de éxito con cargo importante en su empresa y con muchas horas de viajes y oficina a sus espaldas.
Le preguntan cómo compagina su vida  familiar con su trabajo y la respuesta  siempre la misma...maravillosamente.
Sus hijos son estupendos, sus maridos su mejor apoyo y ellas se sienten infinitamente felices...pues que suerte.
Dedican más tiempo a su empresa que a su familia y, aún así, los resultados en su vida privada no tienen déficit ni pérdidas... no lo veo claro.
Será que la que está a la vuelta del colegio, la que chilla porque nadie obedece cuando llega la hora de los baños, la que pasea por el pasillo mientras sus hijos hacen los deberes, la que da de cenar galletas con un vaso de leche porque no tiene fuerzas de freir unos filetes, la que recoge una lavadora mientras pregunta las tablas de multiplicar, la que a las nueve cierra el cupo y cae rendida en el sofá y la que no ha sido capaz de leer un libro en todo el invierno  porque los ojos se le nublan cada vez que lo intenta, encima se equivoca y está perdiendo el tiempo ¡no sé, no estoy de acuerdo!
Porque no nos engañemos,  no es lo mismo estar que no estar, que eso se nota, digamos lo que digamos.
Y si no al tiempo, que cualquiera puede llenar una nevera por internet, pero educar a unos hijos en la distancia...eso ya es más dificil.

domingo, 21 de marzo de 2010

Solas

Hay una película que se llamaba así...solas.
Y en eso pensaba hoy...en estar sola.
No sé , puede que sea lo peor que le puede pasar a una persona .
O no, quizás lo peor es pensar que se está y que nadie se ha dado cuenta.
Vivimos demasiado deprisa y pocas veces tenemos tiempo de pararnos y mirar a los ojos de los que nos rodean.
Lo fácil es echar toda la carga sobre la gran ciudad, sobre las miles de  ocupaciones que nos atrapan cada día o sobre la escasez de esas malditas 24 horas que nos limitan la agenda. No digo que no sea una buena manera de acallar la conciencia...por lo menos es la que nos deja más tranquilos, pero a veces las alarmas saltan y nos damos cuenta de que, fuera de las salas de cine, tambien hay personas que no saben con quien compartir sus vidas.
Puede que ese sea el motivo del boom virtual, del éxito de los blogs o de la locura de las redes sociales.
Por eso creo que deberíamos abrir los ojos y  dejar de huir de quienes nos necesitan...a veces demasiado cerca de nosotros.

domingo, 14 de marzo de 2010

No estamos locos

De acuerdo...es super, super pija.
De acuerdo...da un poco de grima tanto estiramiento y tanto botox en tan poco espacio facial.
De acuerdo...ni es mi estilo, ni me veo en su compañía más de cinco minutos seguidos pero...la he oido y he entonado el "mea culpa" varias veces.
Eso me pasa por prejuzgar y por dejarme llevar de las opiniones ajenas...como tantas veces.
La señora no sé si está forrada, eso dicen, pero ha demostrado que le importa un pimiento lo que los demás opinen de sus opiniones...y eso ya me empieza a gustar.
No creo que todas coincidan con las mías, tampoco es necesario, pero algunas de ellas son valientes, sobre todo, porque demuestran que el sentido común no tiene por qué estar reñido con el dinero y el glamour.
Sería fácil callarse para seguir saliendo en la foto o subirse al carro de lo políticamente correcto para conseguir ser aceptada por los que están ultimamente de moda.
Pues me alegro, me alegro de que todavía haya gente, como usted,capaz de llamar a las cosas por su nombre en temas como el aborto o la política y nuestros políticos, sin respetos humanos y sin falsas hipocresías, me alegro.
Y es que somos muchos los que pensamos como usted, señora Lomana.
Y ni somos de otro siglo, ni estamos locos....aunque algunas veces no nos atrevamos a decir en público nuestras opiniones.
 

domingo, 7 de marzo de 2010

¿Para quien?


He estado a punto de tirar la toalla, total...¿para qué?
¿Para qué seguir saliendo a la calle?.
Pero he reaccionado a tiempo de darme cuenta de que no se trata del para qué, sino del para quien.
Lo primero para mí misma, porque lo necesito, necesito reafirmarme en aquello que habrán podido negarme, pero nunca van a conseguir arrebatarme.La seguridad de que en esto no me equivoco, de que es una causa justa y un derecho de la mujer y del no nacido.
También para todos los que , de alguna forma, cuelgan de mi conciencia: mis hijos, mis amigos, mis alumnos, mi país y mi ciudad.Porque ellos tienen que verme en esa cabecera y sentirse orgullosos de mi perseverancia, hasta de mi tozudez,.No debo dejarles solos en esta lucha.
Y por último, para quienes dicen que no existo, para aquellas que me ignoran y hasta me desprecian; para esas también debo salir a la calle.Porque no podrán echarme en cara que no intenté sacarles del error, que no golpeé,una y otra vez, la puerta de sus conciencias y que no agoté las posibilidad de que recobrasen la razón.
Por eso puedo decir que este ha sido mi homenaje personal a la liberación de la mujer porque...si defender la vida se ha convertido en una lucha, lucharemos...seguiremos caminando por la vida las veces que haga falta.
.

martes, 2 de marzo de 2010

Dolor

Me ha tocado el alma...y he llorado con ella.
No sé qué le pasa.
Puede que todo o puede que nada, probablemente algo.
No sé por qué reacciona de ese modo, por qué no sabe controlarse o por qué siente lo que siente.
Es demasiado pequeña para decir lo que dice y para tener ese dolor en el centro del pecho, ese que ella dice le hace daño.
Porque le hace daño pensar que nadie quiere estar con ella, que no consigue dominar esa rabia que la separa de los que la rodean, que se siente mal muchas horas al día y que , si se mira, no se gusta.
Y es que detrás de sus desplantes, sus gestos, sus malas contestaciones se esconde una herida.
Una herida que debemos descubrir para que no se haga más grande, para que no deje cicatrices innecesarias, para que la deje vivir sin dolores.
Y es que no puede ser, porque ...debería ser feliz.

domingo, 28 de febrero de 2010

Alguien

A mí me parece que no...que no es algo.
No es algo que mejore mi condición de mujer.
Tampoco veo que mejore mis derechos laborales, ni sociales,ni siquiera personales o familiares.
¿Que mejora la sociedad? Ahí si que no tengo duda..imposible. La destrucción nunca es sinónimo de mejora y menos cuando hablamos de algo que sufre y que no puede defenderse.
Quizá lo que nos pase es que, ese algo, carga con las consecuencias de nuestra falta de valentía, o de esa pérdida de sentido que nos invade cuando creemos que el bienestar nos hace poderosos.
El bienestar o la capacidad de legislar o las urnas o la simple sensación de que tenemos en nuestras manos la libertad de decidir dónde está o no la verdad.
Y la verdad es sólo una, aunque a ustedes les guste decir que cada uno tenemos la nuestra.
Por eso, ese algo, no es un algo, es un alguien.
Un alguien al que le han arrebatado la capacidad de sonreir, como ustedes lo han hecho esta semana.
La posibilidad de celebrar y abrazar, como ustedes lo hicieron en el parlamento.
O el simple hecho de vivir, del que ustedes están gozando.
No me digan que es algo, un avance, ni tan siquiera un derecho...es alguien, señoras mías, es alguien.

jueves, 25 de febrero de 2010

Palabras

Me ha llegado...y lo he tenido que hacer.
No me gusta ponerle puertas al viento pero ya se ve que, o se las pongo yo, o van a ser otros los que cuelen algún comentario inoportuno en  alguna de mis entradas.
La realidad es que esto de los comentarios es un invento que no refleja nada de nada ,pero forma parte de este mundo virtual y , como todo él, tiene sus ventajas y sus inconvenientes.
Ventajas: que cuando se reciben se agradecen, que te hace conocer a más de uno y dos de esos que merecen la pena y...poco más, la verdad.
Inconvenientes: que quizás se conviertan en una necesidad para continuar, que nos limiten o que creamos que sólo nos leen los que comentan, ¡craso error! no suele ser así.
Eso y que te comente un anónimo vendedor de aspiradoras o un ludópata convencido o un entusiasta consejero sexual, que de todo hay.
Por eso ,y como no puedo parar la invasión de "anónimos" admiradores de mi blog, tendré que obligaros a esperar  a que la vida me deje un hueco, para admitir vuestros amables comentarios.
No sé...si en realidad no debería necesitarlos.

martes, 23 de febrero de 2010

Esta historia

Vamos que ya...que ya parece que hemos tenido bastante.
Me duele caer en lo que dije que no caería ...me duele.
Me duele volver a decir que una está más cansada que enfadada.
Que tengo el ánimo caído y más de una puerta cerrada.
Que el túnel solo tiene una luz y es tan pequeñita que no levanta los ánimos.
Que lloro más por dentro que por fuera y que estoy  agarrada a otros brazos para no caerme de tanto peso.
Por que me gustaría decir que veo la botella más llena que vacía.
Que los brotes ya han crecido lo suficiente como para poder creémelo.
O que si hasta aquí hemos llegado, lo demás será cosa de dos días.
Pero no arranca, la cosa no arranca, ni siquiera veo que pueda hacerlo visto lo visto.
Por eso lloran hasta las nubes, porque esta historia y esta gente...tienen que tener su  final.

domingo, 14 de febrero de 2010

Bienvenido

Bien...lo hemos conseguido...por ahora.
Y lo que dure, que no sé si será mucho.
Hemos conseguido bajar el tono, el tono y los gritos , que a veces son multitud.
Y todo por no molestar a el nuevo habitante de nuestra particular República familiar. Y es que aquí no hay reina ni príncipes azules, aquí lo que hay es cierto grado de superpoblación que no siempre se entiende como debiera.
Por eso nuestro nuevo súbdito ha entrado en crisis y sufre ansiedad, digo yo, porque ha buscado una esquina en su jaula y no levanta ni las orejas, no se atreve.
Cosas de la vida, años intentando bajar los decibelios ambientales y tiene que llegar una chinchilla para que comprendamos todos que así no hay quien viva.
Hemos comido ,como cualquier domingo, once a la mesa y el pobre Spaiki no daba crédito a lo que tenía delante.
Que te sientes, que te levantes, que me pases el queso, que te corras un poco, que comas bien, que dejes los panchitos, que no te manches, que no sé qué dices, que no llego al pan, que tengas cuidado con el vaso, que..., que..., que  ¡Tiempo! ,¿ que si somos capaces de hablar uno a uno que al bicho le va a dar un infarto?.
Y mano de santo...llegó la tranquilidad,
Pues eso, lo que dure , que si por el bien de una chinchilla somos capaces de hacer un esfuerzo...bienvenido a la República Spaiki.