domingo, 10 de enero de 2010

Adriana

Madre de familia buena y fiel...
Cómo alguien tan sencillo puede tener tanto valor.
No se me ocurre ninguna obra maestra que haya salido de sus manos.
Tampoco han puesto su nombre a ningún paseo de ninguna ciudad.
No fue protagonista de ningún acontecimiento internacional.
No creo que saliese nunca en ningún medio de comunicación y supongo que tampoco tuvo la oportunidad de encabezar ninguna manifestación multitudinaria.
Ni era más alta, ni más guapa , ni siquiera más simpática, que el resto de las mujeres de este país.
Se levantaba por las mañanas y se acostaba por las noches siempre en la misma ciudad.
No necesitaba de alagos para sentirse importante y hacía lo que hacía simplemente porque así lo había elegido.
Tenía su marido, sus hijos, sus amigas, su casa, su mundo, su vida.
Tenía lo mismo que tenemos casi todas...aunque puede que ella lo valorase más.
Madre de familia buena y fiel...gracias.

1 comentario:

misideascotidianas dijo...

Adriana, y tantas como ella, que dan su vida silenciosamente por los demás.

Te noto agradecida. No siempre es así. Hay personas muy ingratas. Ayer mismo me comentaba una amiga que había muerto su tio y que sus primos no iban al entierro porque iban a las rebajas. Verídico. Así están los niveles.

Luisa