lunes, 4 de enero de 2010

Juguetes

Pues yo quiero que vengan...pero que vengan los de verdad.
Que no venga a mi casa ni la psicóloga de turno con sus ideas políticamente correctas, ni el señor de la OCU mareado de recorrer trescientas tiendas buscando el mejor precio, ni la Ministra  de igualdad sin camiones y sin muñecas, ni el chino de mi barrio con sus juguetes de mentira.
Y es que cada vez nos ponen las cosas más difíciles y al final no sabe uno si lo está haciendo mal, rematadamente mal o incluso peor.
Yo  tengo mis dudas al elegir aquello que verdaderamente puede ayudar a que nuestros niños se hagan más tolerantes, menos agresivos, creativos y razonablemente comprensivos, inteligentes y oportunos en sus juicios, positivos y ecologistas, educados y deportistas, buenos ciudadanos y nada machistas.
No sé, no sé si la culpa de que estemos como estamos se debe a que los Reyes traían escobas a las niñas y pistolas a los niños.
Tampoco veo muy claro la influencia del rosa y el azul en el problema del fracaso escolar y de la indisciplina en nuestras áulas.
Puede que las Barbies sean las responsables de alguno de los problemas de anorexia actuales pero no encuentro que los soldaditos de plomo inciten a matanzas como las de las Torres Gemelas.
Dificil, muy dificil esto de los juguetes para niños.
Por eso voy a ver si me los eligen los Reyes Magos...que a mí me da mucho miedo ser una mala influencia.


Repito villancico ¡Me encanta!

4 comentarios:

Alawen dijo...

Es verdad, no sabe una como acertar con los juguetes... Hay tanta demagogia, están totalmente politizados...

Un abrazo y felices Reyes.

mar dijo...

Gracias por tu entrada, es un villancico precioso.

Felices Reyes

Benita Pérez-Pardo dijo...

FELIZ AÑO NUEVO !!!!
Y QUE LOS REYES TRAIGAN MUCHAS COSAS, SOBRE TOD, PAZ Y FELICIDAD!!

Natalia Pastor dijo...

Toda la vida del Señor los niños han jugado en libertad, con lo que han querido.
Hemos llegado al punto, al nivel de estupidez en punto de ebullición, donde hasta los juegos infantiles deben ser reglados y regulados.
Que hartazgo...

Saludos.