martes, 2 de febrero de 2010

Raras

Yo se lo agradezco,... de verdad.
Se lo agradezco porque sé que es un piropo, supongo, pero ya me he cansado.
Me he cansado porque esto de pertenecer a una expecie en extinción, supone demasiada responsabilidad.
Responsabilidad y complejo de manual de supervivencia que ni he escrito, ni tengo en proyecto escribir.
Que cómo lo haces.
Que cómo puedes.
Que quien te ayuda.
Que eso ya no se ve.
Que,que, que...
Que yo que sé...
Que soy normal, que tampoco es tan dificil, que no lo hago todo bien, que no estoy ni he estado nunca loca, que
se vive como se puede y que mis hijos son como todos, a ratos buenos y a ratos menos.
Por eso se lo agradezco, se lo agradezco pero no me gusta.
No me gusta que me presenten como : "Fulanita" que tiene 8 hijos, que tiene 8 y trabaja, que tiene 8 y mira que moderna va, que tiene 8 y no lo parece...
¡Anda ya, que hay gente más rara que yo y... hasta les dan premios!

5 comentarios:

mar dijo...

La puesta en escena es genial!
Yo tengo una compañera que tambien tiene 8. Se ayudan entre todos y las cosas salen.
Felicidades!

Edurne Beltrán dijo...

¡Pues viva los raros en ese caso!
Estoy orgullosísima de no ser normal.

Besos!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
misideascotidianas dijo...

Ciertamente, todos aquellos que no ven más allá de su nariz, encuentran raro, excéntrico o imposible, llevar una vida normal y rica en trabajo o familia amén de otras aficiones.
Pues ni caso. Que les den.

CRIS dijo...

Asúmelo, somos raros...pero más vale raros y felices que convencionales insatisfechos.

Lo original siempre triunfa, así que...¡¡viva el marketing!!

Besos