domingo, 21 de marzo de 2010

Solas

Hay una película que se llamaba así...solas.
Y en eso pensaba hoy...en estar sola.
No sé , puede que sea lo peor que le puede pasar a una persona .
O no, quizás lo peor es pensar que se está y que nadie se ha dado cuenta.
Vivimos demasiado deprisa y pocas veces tenemos tiempo de pararnos y mirar a los ojos de los que nos rodean.
Lo fácil es echar toda la carga sobre la gran ciudad, sobre las miles de  ocupaciones que nos atrapan cada día o sobre la escasez de esas malditas 24 horas que nos limitan la agenda. No digo que no sea una buena manera de acallar la conciencia...por lo menos es la que nos deja más tranquilos, pero a veces las alarmas saltan y nos damos cuenta de que, fuera de las salas de cine, tambien hay personas que no saben con quien compartir sus vidas.
Puede que ese sea el motivo del boom virtual, del éxito de los blogs o de la locura de las redes sociales.
Por eso creo que deberíamos abrir los ojos y  dejar de huir de quienes nos necesitan...a veces demasiado cerca de nosotros.

2 comentarios:

MIC dijo...

La pelicula Solas, me gustó mucho. Era profunda y conmovedora.
La Oreja de V.G, me gusta siempre.
Y en cuanto al tema, hay mucho dolor entre los nuestros y no somos capaces de darnos, ciertamente sin mala intención.
Un salu2
Luisa

Julia dijo...

Hola, comparto lo que decís en tu artículo. Yo agregaría que hay gente que no está sola por elección sino porque tiene problemas para integrarse con las demás gentes, no encuentra la manera de abrirse con otros. Algunos por este motivo caen en un pozo del que les es muy difícil salir, otros se resignan y viven haciendo de la soledad su entorno, su lugar.

Saludos y cuando gustes date una vuelta por mi blog www.compartiendounatazadecafe.blogspot.com