miércoles, 26 de mayo de 2010

Gracias

Es de las pocas cosas que le puedo agradecer y ...no sé por qué no voy a hacerlo.
En serio, que he tenido mucha suerte, que  ¡he aprendido  más que ellas! y estoy tan contenta.
Allá por julio andaba  yo con las neuronas bloqueadas y el espíritu revuelto digeriendo aquel marrón que me había caído en suerte, pero ya veis, ahora...me he convertido en forofa del tema ¡así son las cosas! 
Vamos, que esto de educar ciudadanas en los valores fundamentales tiene mucha miga...más de lo que nos creemos.
Porque compartir, sí que es verdaderamente vivir.
Porque el respeto a los demás arranca de aquel que nos tenemos a nosotros mismos.
Porque la igualdad se basa en la diferencia.
Porque no somos realmente humanos hasta que no aprendemos a convivir en sociedad.
Porque los derechos  siempre obligan a cumplir unos deberes.
Porque el hombre, se diferencia de los animales, en que sabe decidir cómo y cuando quiere hacer las cosas.
Porque entre nosostros ha habido, hay y habrá, gente que no ha renunciado a sus principios y ha sabido luchar por todos estos valores en las peores de las circunstancias.
Porque reducir el ser humano a un títere de los instintos o las apetencias no deja de ser una estupidez.
Por eso y porque me han dado la oportunidad de comprobar que vale la pena abrir horizontes claros a nuestros chavales...gracias Sr Zapatero ...muchas gracias.

domingo, 23 de mayo de 2010

Verde














Porque levanta el ánimo y trae a la memoria buenos momentos.
Porque solo necesita ser él mismo para que el paisaje se ilumine.
Porque lo envuelve todo, es capaz de transformar los rincones  más oscuros y conoce tantos matices que sería imposible elegir solo uno.
Porque es capaz de mezclarse con el agua sin perder su identidad.
Porque es en sí mismo la esperanza, la alegría y la fuerza de vivir.
Porque lo echaba de menos y me ha dejado disfrutar de todo su esplendor.
Por eso y porque..es mucho más que un color... ¡gracias querido verde!


viernes, 14 de mayo de 2010

Mala persona

Me siento fatal...
Reconozco que está mal, que es un ejemplo nefasto y que nunca debería hacerlo en público.
Comprendo que me hago daño a mí misma y que de paso , a veces , se lo hago a los demás si están cerca de mí.
Paso por que me recuerden, a cada instante, que me estoy matando o que me puedo quedar impotente o que voy a terminar con los pulmones carbonizados.
También asumo mi responsabilidad en las estadísticas de enfermos con riesgos y de culpable del déficit de nuestra sanidad.
He soportado estoicamente la lluvia, la nieve, el viento y hasta el sol de mediodia para que nadie sufra a mi costa.
Mis hijos me miran mal, mis amigos me echan a sus terrazas y mi gobierno dice que soy un problema.
Lo siento...en ocasiones me echo un pitillito...debo ser mala persona.

viernes, 7 de mayo de 2010

Por ella

Por Ella, por Él y por Ellos...¡que si no!
Tampoco se trata de darle muchas vueltas...o lo haces por alguien, por algo...o no vale la pena.
Lo que sea, hasta levantarse por las mañanas...¡que cuidado que cuesta algunos días!
Porque si no hay un motivo un poco elevado...o cercano, las cuestas se hacen cada vez más empinadas y terminamos estrellándonos en la pared del "hasta aquí hemos llegado".
Por eso la mejor medicina consiste en llenarse la mochila de motivos y tirar p'lante con la mejor de las caras y el más optimista de los espíritus.
Que ya que estamos en donde estamos, nos codeamos con quienes nos codeamos y nos rozamos con quienes nos han tocado de vecinos, más vale que seamos capaces de darle alguna razón al esfuerzo que esto nos supone.
Pues eso... con un brindis a lo alto...¡como los toreros!

lunes, 3 de mayo de 2010

Cállate

No me ha gustado nunca mandar callar a nadie...pero ultimamente estoy como D Juan Carlos con Chavez.
En estos tiempos en los que nos bombardéan sobre cómo debemos respetar todas las opciones, defender cualquier diferencia y tolerar las diversas opiniones de los que nos rodéan...ahora, justo ahora, nos dedicamos a juzgar la forma de vida de miles de sacerdotes por lo que algunos, una mínima parte de ellos, han hecho.
Cualquiera se siente con derecho a opinar, y hasta a condenar, la vocación, la entrega de nuestros sacerdotes.
También hay madres que no se ocupan de sus hijos y no por eso pierde la mujer  su derecho a educar.
También hay hombres que engañan a sus mujeres y no por eso decimos que el género masculino es infiel por naturaleza.
También hay políticos que roban y policias corruptos y maestros injustos y deportistas que se dopan y comerciantes que engañan y empleados que no trabajan y empresarios que se aprovechan de sus trabajadores y..., y...
Y el mal en el mundo...y tú y yo para intentar mejorar un poco el patio.
Por eso y por otras razones que no me atrevo a escribir...algunos, o bastantes, se deberían callar.

sábado, 1 de mayo de 2010

Distinta

Que no lo entiendo...que no.
Hay cosas que dejan de ser objetivamente negativas por el simple hecho de hacerlo un número de personas al que llamamos "TODAS" y del que nadie conoce valor numérico concreto.
Da igual, es mágico, uno dice que "TODOS" lo hacen y ya parece que las posibles responsabilidades se diluyen.
Si es a Hacienda a quien "TODOS" engañan,  nos sentimos la mar de contentos y si son "TODOS" los que se bajan canciones o películas piratas de la red hasta nos parece que pertenecemos a un grupo de elegidos.
No digamos si son "TODOS" los que se saltan la velocidad límite o  los que fuman donde no deben, eso ya...añade un caché personal importante.
"TODOS" copian, "TODOS" falsifican datos, "TODOS" hacen lo mismo,"TODOS"¿engañan?
Será por eso que a mí me gusta ser distinta...o lo intento.