sábado, 1 de mayo de 2010

Distinta

Que no lo entiendo...que no.
Hay cosas que dejan de ser objetivamente negativas por el simple hecho de hacerlo un número de personas al que llamamos "TODAS" y del que nadie conoce valor numérico concreto.
Da igual, es mágico, uno dice que "TODOS" lo hacen y ya parece que las posibles responsabilidades se diluyen.
Si es a Hacienda a quien "TODOS" engañan,  nos sentimos la mar de contentos y si son "TODOS" los que se bajan canciones o películas piratas de la red hasta nos parece que pertenecemos a un grupo de elegidos.
No digamos si son "TODOS" los que se saltan la velocidad límite o  los que fuman donde no deben, eso ya...añade un caché personal importante.
"TODOS" copian, "TODOS" falsifican datos, "TODOS" hacen lo mismo,"TODOS"¿engañan?
Será por eso que a mí me gusta ser distinta...o lo intento.

1 comentario:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Lo de "Todos" no hay quien lo entienda. Con lo que mola singularizarse!. Sobretodo a los adolescentes porque cuando buscan ser ellos mismos muchos lo intentan (que no lo consiguen) haciendo "lo que hacen todos"?