jueves, 28 de octubre de 2010

Bien pagás

Oye, pues lo voy a soltar...y me voy a quedar tan a gusto.
Para mí que son del grupo de las bien pagás, de las que reciben y dan a cambio todo lo que se las pida con tal de estar en en el candelero o en el candelabro, que en el fondo es lo mismo.Son de esas que se mueren del gusto cuando el jefe las achucha o la jefecilla las pellizca los carrillos. Si es que  se crecen con el cargo ¡no me extraña! quien las iba a decir a ellas que iba a haber quien doblara el espinazo en su presencia o incluso hasta quien  se enorgulleciese de salir en una foto con ellas.
Vamos que lo entiendo y no lo entiendo, que me debería dar lo mismo pero me pone de los nervios, que me dan ganas de que les importe lo que yo pienso, aunque sé que ni se preocupan de que existo, que sería estupendo verlas trabajar en algo bueno en lugar de apoyar iniciativas destructivas o, cuando menos, poco resolutivas.
Y mira que estoy contenta de que haya mujeres en cargos de responsabilidad, que me parece que ya era hora y que tenemos mucho que decir en esta sociedad nuestra.Mucho que decir y más que hacer ¡por eso me da rabia! porque ellas solo hacen lo que las mandan, secundan directrices que nos humillan y , encima, se pavonéan por las esquinas como si fueran gente preparada.
¡Anda ya! que sois unas bien pagás...
. 

No hay comentarios: