lunes, 4 de octubre de 2010

Alas

Está mal que lo diga pero...me alegro.
No simpatizo ni con uno ni con otro, pero siempre me ha gustado ponerme del lado del menos popular y, en este caso, hasta del que tenía menos opciones de ganar. Y es que ya vale de creer que el votante es más tonto que listo y de intentar vendernos que hay que ser mujer, rubia y con sonrisa profiden para hacer carrera en este país.
Pues parece que ya no cuela tan fácilmente y que hasta hay quien es capaz de enfrentarse al Jefe sin que se le mueva el sillón...me parece estupendo.
Ahora a ver si cunde el ejemplo.En política y donde sea, que el gesto nos ha crecido y estamos que lo tiramos.
Se van a enterar los caciques de mi junta de vecinos cuando me impongan el horario de piscina; las mamás que se cuelan para recoger a sus niños los primeros a la salida de la guardería; el papá que aparca en la puerta del colegio y nos hace esperar, a todos los demás, para que sus retoños no tengan que andar de buena mañana; la señorita del ambulatorio que nunca me da la hora que yo pido;la farmaceútica de mi barrio que se niega a despacharme ni un ibuprofeno sin receta; el gobierno de España que me hace irme a 200m de la puerta de mi trabajo para fumarme un pitillo y el pesado de mi vecino de plaza de garaje que aparca de tal modo que necesito 10 minutos para cuadrar mi coche en su sitio.
Pues eso, que a mi la hazaña del Sr Gómez me ha dado alas...¡que se preparen!

2 comentarios:

Maria Jesus dijo...

Oyes, no había caído yo en eso,vuelo a explicarle a Gallardon que tururu a las tasas dobles de basura.

Hasta ahora

AleMamá dijo...

Hay que aprender a sacar la voz, con suavidad y firmeza....qué difícil desafío, ¿verdad?

Saludos