lunes, 29 de noviembre de 2010

Hartitos

Pues no...algunos no se quedaron en casa.
Cuando van, porque van y se equivocan en la elección.Cuando no, porque se quedan y son así de comodones.El caso es que siempre hay una explicación menos la más lógica en estos caso, es decir, que hay quienes no están de acuerdo, quienes se han hartado de novelas y quienes solo quieren lo que quieren, que se vayan.
Y mira que a mi estas historias no me tocan ni de lejos; que hace tiempo que no vivo allí y que , si me apuras, cada vez les entiendo menos.Pero me da rabia esos aires de superioridad que se gastan algunos cuando hablan de los que no les dan su confianza, que parece que dejan de ser gente cuando deciden volverles la espalda.Mira que sonrien cuando nos piden el voto y luego se vuelven de lo más arisco cuando comprueban que no nos han engañado.
Más bien me parece que se huelen el final del chollo que se han fabricado a costa de nuestras penurias y ahora a ver quien es el guapo que encuentra nuevo acomodo en el panorama político que acaba de surgir.Si es lo de siempre, para que unos lleguen otros se tienen que ir  y a nadie le hace gracia que le manden a la cola del INEM.Por eso nos echan la culpa y nos llaman vagos, domingueros y hasta frioleros...que por eso dicen que han perdido.
¿No será que nos tienen ya muy hartitos?...Pues p'a mí que sí, que estamos aprendiendo a ser libres, como Shakira.