miércoles, 10 de noviembre de 2010

Pasa

Pues seguro que eso...seguro.
La lluvia, el frío, el cambio de hora, la factura de la luz, el IBI, el impuesto de basuras, los primeros exámenes, las botas de agua, las hojas en el suelo, los charcos, el jersey de lana, el viento, la nariz roja y...el corazón helado.
Porque yo como los osos, me encantaría hibernar y despertar cuando todo esto haya pasado.
Que dirán lo que quieran, pero entre que a las 6 es de noche cerrada y que Noviembre los dedicamos a la meditación de los novísimos, pues eso, que no tengo el ánimo para excesos, que...lo veo todo malamente.
Es un poco eso y otro poco que me cuesta  levantarme, me cuesta aguantar sin acostarme y veo que de tanto pensar en lo que debo o no debo hacer para asegurarme un pedacito de cielo, termino por agarrar una "depre"de esas que salen en los libros.
Que la vida pasa y el tiempo cansa.Que no es lo mismo ahora que hace pocos años. Que algunas cosas me cuestan el doble y otras ya ni las intento.Que si se trata de hacer memoria me veo empezando, pero si me miro, a veces ni me reconozco.Que echo de menos a varios de los que me han acompañado en el camino y de otros, ya no recuerdo ni las caras. Que de tanto pensar se me quitan las ganas y que ni soy mayor, ni debería enredarme, pero se me arruga el corazón cuando me da por darle vueltas a que un día, ya no estaré yo aquí para verlo.
Que tengo ganas de que algunas cosas cambien, pero me da miedo cómo viviré lo que me queda y con quien me tocará compartir los próximos Noviembres .
Que pasa la vida y ...hoy me ha dado por pensarlo.

No hay comentarios: