sábado, 29 de enero de 2011

Piratas

Voy a intentar explicarlo...aunque sé que no voy a tener demasiado éxito y que mis posibilidades de convencer a alguien van a ser muy limitadas.Esto último lo he comprobado  en varias ocasiones, pero no me pienso rendir...aunque más de uno ya empieza a mirarme mal.
Desgraciadamente no tengo el talento musical de Alejandro Sanz ,ni la imaginación de Steven Spilberg ni tan siquiera  la gracia de Chiquito de la Calzada por eso considero que es de justicia pagar por disfrutar de su trabajo.
También es verdad que no se me ocurriría aparecer en la pastelería de mi barrio y zamparme gratis los bollos que ha hecho el Sr Juan o hacer acopio de revistas en el quiosco sin pasar después por la cabina de la Sra Ana o llenar el depósito de la gasolina y salir corriendo sin dejar los datos de mi tarjeta al gasolinero de turno.
El problema es que el tema de las películas es más abstracto pero también hay Juanes y Anas y productores de turno que se ganan el pan de este modo y parece que no nos enteramos. 500 familias fueron al paro con el cierre de los video-clubs Blokbuster , otras cientos o miles han echado el cerrojo a sus negocios relacionados con el cine o la música y no sé cuántos actores, técnicos de sonido, peluqueras, montadores o transportistas se las ven moradas para cobrar sus sueldos a fin de mes.
Por eso ahora parece que solo sobrevive el teatro, que no hay quien lo piratée y los conciertos, que pierden toda la gracia cuando son grabados.Eso sí, tiempo al tiempo...porque algo inventarán para que también sea posible disfrutar de  el ambientillo sin pagar un euro y entonces no sé qué va a hacer toda esa gente que vive de hacernos pasar buenos momentos.
Pues a mí no me parece bien y cuando lo digo...le gente no contesta...simplemente se calla y mira a otro lado, como buenos piratas que son.

2 comentarios:

Maria Jesus dijo...

Yo no pirateo, pero creo que, si los precios fueran razonables, no se piratearia. Todo el mundo prefiere una versión original.

unwakeable dijo...

Estoy de acuerdo contigo aunque hasta cierto punto, lo que ocurre es que "los otros" lo quieren TODO de TODO para SIEMPRE y, eso tampoco es ¿no?
Un saludo