miércoles, 23 de noviembre de 2011

Adolescentes...en pie de guerra

No tengo palabras...solo imágenes y gestos.
Existen, existen y están , aunque nos quieran convencer de lo contrario.
Están. A veces cerca , puede que demasiado cerca para fijarnos en ellos.
El problema es que se esconden o no nos dejan verlos, la verdad es que no lo sé. No sé si la culpa es mía, suya, de todos, de algunos...puede que de ninguno y seguramente de esos a los que les interese vendernos su mensaje negativo, sucio, pesimista.
Llevo varios días viéndoles rezar con fuerza, con fe, con  seguridad, con rabia y con esperanza.
Saben que es lo que deben hacer, es lo único que pueden hacer y se han convencido de que esa piña que forman conseguirá sacar adelante a la amiga que sufre.
Primero rezaban para que se salvara, luego para que se curara, para que estuviera sana y ahora han descubierto que lo importante es sentir que Dios está de nuestro lado, del suyo...ÉL sabrá lo que tiene que hacer.
Adolescentes en pie de guerra...seguro que lo consiguen.

martes, 22 de noviembre de 2011

Solo ÉL

No lo entiende...y no me extraña.
No me extraña porque no hay nada que entender.Sobran las palabras, y las explicaciones dejan de tener valor cuando la vida nos da de bofetadas contra una realidad que, ni se puede cambiar, ni tenemos capacidad de valorar.
Ha ocurrido, probablemente en menos de un segundo, y las consecuencias son tan dolorosas que se me escapa , que no tengo, ni una palabra de consuelo.
Dos nos han dejado para siempre y otros dos juegan contra un pronóstico de vida incierto.
Hay cosas que pasan, cosas que nadie quiere vivir en primera persona.Sucesos que escuchamos con horror, y que cuando nos toca ponerles cara y apellido, sobrepasan nuestra capacidad de razonar.
Ahora solo queda confiar en la profesionalidad de los médicos, en la fuerza de un organismo joven y en la misericordia de Dios...poco más.
No te esfuerces en comprender..solamente ÉL te puede dar una explicación.