viernes, 24 de febrero de 2012

Un poquito de tiempo

No es que no escriba, es que no lo hago aquí.


La verdad es que no hago otra cosa. Es más, me dedico a enseñar a a escribir, a hacerlo con la mejor de las ortografías y...si se dejan quienes no tienen más remedio que escucharme, a disfrutar haciéndolo.

Me parece una de las actividades que más liberan al ser humano.Le ayudan a pensar, le dan la oportunidad de salir, de explorar, de adentrarse en esos mundos tan poco visitados de la imaginación.Ofrece la oportunidad de sentirse otro dentro de uno mismo.Facilita la bonita experiencia de quererse, comprenderse, corregirse y hasta de conseguir que los que nos rodéan sepan quiénes somos.



Se puede, se debe, lo necesitamos...¿por qué nunca encontramos tiempo?

Siempre es lo mismo, lo urgente se come a lo importante y termino llenando las horas de vacio, de nada...de cosas que me añaden cargas y me quitan energía...¡qué tonta!

Hace tiempo que no me importa quién lee lo que sale de mi cabeza, eso no es lo que da sentido a este blog.

Lo empecé para que me leyeran y ,pasado el tiempo, me di cuenta de que lo importante es que transfomara en palabra lo que me dicta el corazón.

Pobre...le tengo amordazado.No dejo que diga lo que le pasa...no le doy...ni un poquito de tiempo.

No hay comentarios: